Entrevista central, jueves 13 de julio: Tabaré Viera

EC —Entendido el posicionamiento y estas explicaciones, vuelvo a la pregunta: ¿por qué un acto como este en este momento? Si no era el lanzamiento de su precandidatura, ¿para qué?

TV —Bueno, para lanzar algunas ideas. Para conmemorar los dos años, para sí hacer un lanzamiento y una demostración de lo que es hoy Espacio Abierto, aquello que hicimos bastante modestamente en junio de 2015 en la Plaza Cagancha, donde hicimos una conferencia de prensa con algunos cientos de amigos. Hoy convocamos a la realidad de Espacio Abierto presente en los 19 departamentos, con una estructura que podemos decir que es un grupo político que va a pelear las próximas elecciones pero que estamos en momento de reflexión, de escuchar, de recorrer y de construir una propuesta, que es lo más importante, porque lo importante no es el abanderado sino la bandera.

EC —¿Buscaban, de algún modo, aprovechar ese panorama de incertidumbre en el que quedó el PC tras la decisión de Pedro Bordaberry de no ser candidato en las próximas elecciones?

TV —Más bien al revés, más que aprovechar un momento de incertidumbre demostrar, cuando hay muchos que auguran -a veces son expresiones de deseo de históricos adversarios- poco menos que la desaparición del PC, mostrar que hay un PC que está muy vivo, porque no va a desaparecer. Es imposible que desaparezca un partido con 180 años de historia con toda su trayectoria y con una ideología muy vigente. Al contrario: el PC es un partido que ha votado mal, sin dudas, que ha cometido errores, también, pero hemos hecho autocrítica y queremos corregirlo, es un partido que está vivo. Y allí está, llenando un espacio como el del Platense, con una movilización importante, celebrando estos dos años, mostrando a un sector que es nuevo, con gente que de repente tiene más experiencia o trayectoria, pero también con otra nueva, como el intendente Osorio, el diputado Rodríguez u otros dirigentes de este tipo. Somos una propuesta vigente en un partido que cambia porque está en un proceso de renovación desde hace unos cuantos años.

EC —Hablemos un poco más de Espacio Abierto. Es heredero de Espacio 2000, la agrupación que usted armó en Rivera, en base a la cual fue intendente en dos períodos (2000-2009), que después proyectó al actual intendente, Marne Osorio, que está ya está en su segundo gobierno. No es un logro menor: cuatro períodos de gobierno en la Intendencia Departamental de Rivera…

TV —Una intendencia que nunca había reelegido a un intendente en la historia.

EC —Una de las claves del éxito, parece, es que ese espacio logra atraer a dirigentes y ciudadanos de otros partidos. Tengo la impresión de que muchas veces cuando se dice que el PC sobrevive en Rivera, que ese ese Estados Unidos es la excepción, me da la impresión de que lo que pasa en Rivera es algo muy original, no es estrictamente colorado, ustedes han exigido mucho en eso. De hecho, por ejemplo, en la cartelería el logo de Espacio Abierto tiene varios colores, no son sólo los colores tradicionales del PC. ¿Qué se puede trasladar de aquella experiencia al desarrollo de una agrupación de alcance nacional?

TV —Las experiencias departamentales son imposibles de trasladar tal cual al ámbito nacional, no es lo mismo, ni siquiera son iguales de un departamento a otro, pero sin duda que nos inspira. Nosotros en el año 2000 presentamos un proyecto, esta idea de Espacio 2000, que era generar un proyecto de desarrollo departamental, no solamente en cuanto a la infraestructura o en los servicios, que lógicamente es lo primero que tiene que hacer bien un gobierno departamental, sino también ser la palanca del desarrollo departamental más allá de estas funciones tradicionales. Esto además lo hacíamos en un momento muy especial de crisis en la administración. Cuando yo asumí en el año 2000 como intendente de Rivera, la intendencia estaba fundida, su deuda equivalía a un año y medio de ingresos, no se pagaba nada, los sueldos se pagaban en cuotas y por vales, era un desorden bastante importante. Por si faltara algo, en el año 2002 cayó la gran crisis, ya habíamos hecho todo lo que habíamos pensado y volvimos a foja cero, porque la gente no pagaba sus tributos. Pusimos mucha imaginación, hicimos un gran equipo, pero esencialmente este proyecto llamó a gente más allá de las fronteras partidarias que estuviera de acuerdo con nuestras propuestas y que estuvieran dispuestos a sumarse a un proyecto común. En ese sentido hoy es un espacio, y basta ver los resultados de las elecciones nacionales y las departamentales, en el que participan ciudadanos, dirigentes y votantes de todos los partidos. Dio resultado y me pregunto por qué no, inspirados en eso, generar esto, un Espacio Abierto nacional, muy abierto dentro de las filas coloradas -somos colorados, somos batllistas, no lo disimulamos- con el que busquemos ampliar estas fronteras, porque hay gente capaz, inteligente, bien intencionada, que piensa de forma similar a nosotros en otros partidos.

EC —El batllismo está impregnado en toda la sociedad uruguaya, cuántas veces se ha dicho eso…

TV —Y es verdad, tal cual. Eso fue lo que inspiró la búsqueda de la agenda socialdemócrata, junto al Partido Independiente, que durante un tiempo estuvimos tratando temas que nos unieran en el programa, en la propuesta, que es algo en lo que la oposición va a tener que seguir trabajando.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: