Entrevista central, jueves 18 de febrero: Pedro Bordaberry

EC —Ayer a su colega Álvaro Delgado le planteaba este mismo tema, porque ha estado en el debate todos estos meses, pero ahora cuando se lo menciono a usted lo hago a partir de lo que dijo el expresidente Mujica en el propio plenario ayer. Dijo que siempre pensó que nadie va a controlar mejor y con más eficacia que la oposición, que por eso cuando le tocó gobernar les abrió puertas a los partidos como no había sucedido en Gobiernos anteriores. “No era un gesto de bonhomía, no era nada de simpatía, sino el convencimiento íntimo de que la oposición en el seno de las empresas públicas tiene que estar en un control diario y evitar los errores que inevitablemente los seres humanos tenemos. Si los partidos de la oposición sabían que pasaba semejante debacle en Ancap, ¿por qué no lo dijeron antes?, ¿por qué esperaron cuatro años para plantearlo? ¿O yo estoy equivocado y ese no era el papel de la oposición? Capaz que no debe haber oposición en las empresas públicas.”

Usted habla de este tema en su informe, se refiere a directores de la oposición y también a discusiones que se dieron en el Parlamento antes de que se instalara la comisión investigadora. ¿Cuál es su respuesta a un planteo como este?

PB —Se la dio Amorín a Mujica –muy bien también el senador Amorín–. Porque Mujica termina diciendo “ahora no te llevo que me grites faul –con esa cosa tan pintoresca–, y Amorín le dijo: “Es que no te gritamos faul, te gritamos penal”. Y no te gritamos penal una vez, te gritamos penal varias veces”. Fue así.

En primer lugar, usted se va a acordar, porque fue público, en el 2013 yo interpelé al ministro de Economía, Lorenzo, y a Mujica por el déficit fiscal, pero principalmente porque ese déficit fiscal estaba originado en Ancap. ¡Mujica, te gritamos, te trajimos al ministro de Economía! Porque teníamos la información de lo que estaba pasando. Pero seis meses después de que llevamos al ministro de Economía, interpelé al ministro de Industria por Ancap. Ayer Mujica trató de hacerse la víctima y estábamos esperando que dijera esa barbaridad para preguntarle “¿usted se acuerda?”.

Cuando pasó eso, los directores que habíamos nombrado nosotros cruzaron la plaza Independencia y le llevaron la renuncia. Además, en el informe, en cada capítulo hago una referencia a cómo votaron en el directorio.

EC —Justamente, repasando el informe del PC, en el capítulo referido al manejo de la publicidad uno de los subtemas es la contratación de la agencia La Diez. Un proceso muy cuestionado.

PB —¡Recontracuestionado!

EC —Tribunal de Cuentas, Audap (Asociación Uruguaya de Agencias de Publicidad), etcétera. Pero usted marca allí que la contratación fue votada por unanimidad en el directorio. O sea, oficialismo y oposición.

PB —Sí, claro. Eso habla bien de mí, porque estoy marcando que unos directores de la oposición, uno del PC, votaron una fórmula con la que no estoy de acuerdo.

EC —Casualmente no era de su sector.

PB —¿Qué quiere que haga? Y si hubiera sido… Eso ratifica que el informe que hicimos marca las cosas con las que no estamos de acuerdo. El Frente sigue defendiendo que eso estuvo bien adjudicado. Ese es uno de los capítulos que pedimos que pase a la Justicia; si estaremos actuando con ecuanimidad. Pedimos que pase porque resulta que el señor de la agencia que ganó había pactado cobrar un fee mensual más una comisión de medios, que es habitual, de 1,5 %, pero cobraba lo pactado del pago mensual más el 1,5 % y aparte cobraba el 20 % por afuera. Le preguntamos a Sendic: “¿Usted sabe que la agencia hacía esto?”, y dijo: “No, yo no lo sabía”. Y había votado. “¿Le parece correcto?”, “No, no me parece correcto que lo cobre”. Está bien, no lo sabría el director de la oposición, dice que no lo sabía Sendic. Ahora Ancap tendrá que verlo e investigarlo. Alguien cobraba una comisión por fuera de lo que había pactado con Ancap.

EC —Esa comisión la cobraba en cada uno de los contratos con proveedores.

PB —Sí, no solamente con el medio, con los proveedores todos. Ahí hay algo que nos parece equivocado y que tendrá que investigar la Justicia. Además está todo el cuestionamiento de la licitación; vinieron la presidenta de Audap, el expresidente de Audap y están los informes del Tribunal de Cuentas: fue un escándalo que se lo hayan dado. El jefe de la Jurídica de Ancap dice que no, que el que ganó mintió, que puso como antecedentes suyos antecedentes que no eran de él. El Tribunal lo observa, dice “rechace esta oferta por eso” y dice la Jurídica de Ancap dice “no, eso no es un requisito de admisibilidad”, que como los antecedentes no significaban que si no los tenía lo descalificaban le pusieron cero.

Señor gerente de Ancap, usted está equivocado, no es una cuestión de si es un requisito de admisibilidad. Es que alguien le mintió, si usted tiene un oferente que recurrió a antecedentes que no eran de él, le mintió, entonces el principio de buena fe, probidad, etcétera, lealtad, que rige el proceso administrativo significa que hay que rechazarlo por ese motivo. Son distintas visiones jurídicas que tenemos con la Jurídica de Ancap; el Tribunal de Cuentas piensa como nosotros.

EC —Usted marca también que el responsable de la agencia mintió cuando fue a la comisión.

PB —Eso es seguro, está probado, porque dijo que era socio en una agencia, hablaba todo el tiempo de “mi socio” y lo tomamos por bueno, pero al mes y medio yo digo “¿será verdad esto?”. Llamamos al de la agencia que él decía que era socio para que declarara, le dijimos: “Este señor dice que era socio suyo para justificar antecedentes”, y dijo: “No, no, socio mío no fue nunca”. Nos mostró los papeles y nos dejó los contratos que probaban que nunca había sido socio. Si alguien dice que es socio y después se prueba que no lo es, ¿cuál es el corolario?

EC —¿Qué consecuencias tiene algo así ocurrido en una comisión investigadora del Parlamento?

PB —De vuelta, mentirle a una comisión no es delito de falso testimonio; si hubiera sido en un juzgado habría sido un delito de falso testimonio. Por eso presenté un proyecto de ley que equipara el delito de falso testimonio ante los tribunales para quienes comparecen ante las comisiones investigadoras. El próximo que tenga una comisión investigadora en el Parlamento –creo que va a pasar mucho tiempo…– si la ley está aprobada no va a tener el problema que tuvimos nosotros.

Continuar leyendo…

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: