Entrevista central, jueves 24 de setiembre: Benjamín Peulla

Entrevista con Benjamín Peulla, estudiante de 6º de Medicina del Liceo Zorrilla.

Vea el video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Jueves 24.09.2015, hora 8.23

EMILIANO COTELO (EC) —Cientos de personas se movilizaron ayer en protesta por el accionar de la policía en la noche del martes, cuando fueron desalojados los estudiantes de secundaria que ocupaban el edificio donde funcionan, entre otras instituciones, las oficinas del Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP.

A diferencia de lo que sostuvo el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, los liceales que participaban de la ocupación denuncian que la policía los golpeó dentro del edificio. En una proclama leída por una de las estudiantes del Liceo Zorrilla ayer, los jóvenes expresaron “repudio, asco y desprecio hacia el accionar de las autoridades responsables del envío de las fuerzas de choque”.

A su vez, aseguraron que fueron agredidos tanto dentro como fuera del edificio.

Ayer tuvimos en En Perspectiva la palabra del ministro Bonomi y de su colega de Trabajo, Ernesto Murro. Más temprano escuchamos al doctor Juan Faroppa, de la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh). Ahora vamos a dialogar con los propios estudiantes que protagonizaron la ocupación.

Está con nosotros Benjamín Peulla, estudiante de 6º de Medicina del Liceo Zorrilla, que formó parte de la ocupación en estos días.

Hablamos el lunes, cuando todavía se estaba desarrollado la ocupación. El martes en la noche, cuando se dieron estos episodios, ¿tú seguías allí?

BENJAMÍN PEULLA (BP) —Sí, sí, seguía allí, estaba con los compañeros.

EC —Antes de ir a lo que ocurrió el martes, una pregunta que planteaba un oyente más temprano: ¿cómo empezó la ocupación? ¿Cómo lograron ocupar las oficinas del Codicen y otras dependencias del mismo edificio? ¿No había guardia el viernes?

BP —El viernes íbamos una delegación a plantearle al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) una mesa de negociación, y lo que obtuvimos fue que los jerarcas pertenecientes al MEF no nos recibieran directamente, plantándonos un operativo policial en la puerta. Nosotros queríamos hablar, queríamos plantear una mesa de negociación, presentarles nuestra plataforma reivindicativa, no lo logramos. En ese aspecto se llegó como a un ambiente bastante tenso, ya que nosotros estábamos pacíficamente planteando una mesa de negociación y la respuesta fue un operativo policial impidiendo el ingreso de los compañeros.

EC —Eso fue el viernes. Mi pregunta puntual era cómo lograron, luego de esas otras instancias que ocurrieron allí, ocupar la sede del Codicen.

BP —Eso fue previo a la ocupación del Codicen. Como nos negaron la mesa de negociación con el MEF, fuimos a plantearle la situación a la directiva del Codicen, a [Wilson] Netto, [Laura] Motta, que previamente habíamos pedido una mesa de negociación, habíamos planteado la posibilidad de que ellos fueran un nexo de comunicación con el MEF. Ellos dijeron que habían gestionado una mesa y que estaba en el MEF el aceptarla o no. Tuvimos unas horas de diálogo con los jerarcas del Codicen, no se llegó a ningún acuerdo y se procedió a la ocupación.

EC —Ustedes ocuparon estando el Codicen en funcionamiento en ese momento…

BP —Exacto.

EC —… había actividad. ¿A qué hora de la tarde del viernes fue?

BP —La ocupación formalmente, con escribanos y todo, fue a las 16 horas. Nosotros llegamos al Codicen y les planteamos la situación a los jerarcas a las [dos] aproximadamente.

EC —Y cuando ustedes deciden ocupar, ¿nadie los disuade, nadie intenta que no lleven adelante esa medida?

BP —Hubo instancia de diálogo, varias horas, te estoy diciendo que desde las [dos] hasta las 16…

EC —Pero en el momento en que dedican ocupar, ¿nadie se lo prohíbe?

BP —Nosotros estamos amparados por la ley para ocupar edificios públicos e instituciones liceales. En ese caso hay un marco legal que nos ampara.

EC —¿Hay un marco legal?

BP —Hay un marco legal. En este caso en el decreto 354 de 2010 hay un procedimiento que [dice que] nosotros como estudiantes y los trabajadores pueden ocupar edificios públicos, hay un procedimiento de desalojo…

EC —Más bien el decreto lo que hace es prohibir, y establece cómo se procede en caso de que haya una ocupación.

BP —Mmmh… sí, yo lo leí, en caso de que ocupen, claro…

EC —Yo tengo el decreto…

BP —Sí, yo lo estaba leyendo ayer y…

EC —Lo tengo aquí, el decreto dice: “Ocurrida una ocupación por parte de trabajadores de una dependencia pública (…) se procederá por el jerarca de la misma a solicitar el desalojo de dicha dependencia”, etcétera.

BP —Cosa que nunca pasó [eso]… Está mal interpretado; disculpas.

EC —Vayamos a lo que ahora se está discutiendo, que es lo que pasó el martes. Tú estabas en el momento en que se produce el operativo policial de desalojo, estabas adentro del edificio. ¿Dónde?, ¿en la planta baja?

BP —Estaba adentro. Estaba tratando de visualizar toda la situación amplia, corriendo de acá para allá, Colonia, Libertador, viendo cómo estaban los compañeros, cómo estaba la situación en sí. Creo que fue bastante complejo.

EC —Ayer el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) emitió un comunicado en el que sostenía que la ocupación del edificio se estaba llevando a cabo por el Sindicato Único de Trabajadores del Taxi (SUATT), la agrupación Plenaria Memoria y Justicia, la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) Montevideo y algunos estudiantes. ¿Fue efectivamente así?

BP —No, lo desmiento totalmente eso. Nos llegó el comunicado y no podíamos creer. Estábamos en Fenapes redactando este mismo comunicado y no, en ningún momento la ocupación fue mantenida por SUATT y Plenaria Memoria y Justicia, en todo momento fue llevada a cabo por estudiantes de secundaria.

EC —Pero esas organizaciones sí los apoyaban a ustedes.

BP —Sí apoyaban, pero la ocupación específicamente fue mantenida por los estudiantes.

EC —¿Y en el momento en que se produce el desalojo solo había estudiantes?

BP —Solo había estudiantes. Estaba el abogado adentro, había profesores que impedían… porque obviamente, llegó la policía rompiendo vidrios por la parte de la puerta principal del Banco de Seguros [del Estado] (BSE), rompe vidrios, entra violentamente… había compañeros que estaban tratando de que no entraran por la parte del estacionamiento de Colonia. Al ingresar la policía, compañeros mayores, profesores, se ponen en una barricada humana para que la policía no suba y no agreda a los compañeros. Porque llegaron rompiendo la puerta de vidrio que era del BSE, impidiendo el egreso y el ingreso de personas. Que [impidieran] el ingreso, bueno, estoy de acuerdo… pero el egreso de los estudiantes yo creo que no, no estuvo ni ahí, ni ahí porque generó más tensión interna, ¿por dónde salíamos? Personas menores que nunca tuvieron esa situación no sabían cómo reaccionar.

EC —El ministro Bonomi señalaba que esta parte del operativo, la del desalojo adentro del edificio, ocurrió pacíficamente, que ustedes, ante la sorpresa de la llegada de estos efectivos policiales del Grupo de Respuesta Táctica (GRT), decidieron salir. Y que incluso salieron quienes estaban ocupando el propio Codicen, pese a que a ellos no estaba dirigida en ese momento la acción. ¿Fue así?

BP —No fue voluntario el desalojo. Y vale aclarar que nosotros estábamos en asamblea resolutiva en ese momento, antes del desalojo; estábamos analizando la posibilidad de desalojar o no, y llega nuestro abogado con la propuesta del Ministerio de Trabajo [y Seguridad Social] (MTSS), de que si nosotros desocupábamos los pisos que no pertenecen al Codicen, el desalojo seguía. Pero obviamente por amplia mayoría se decidió que pasara eso, mismo después de terminada la asamblea compañeros procedieran a dejar en estado los pisos que no pertenecían para que fuera adelante la propuesta del MTSS.

EC —¿De qué hora estamos hablando?

BP —Estamos hablando de las… siete, ocho de la noche, si no me equivoco. Fue difícil estar en atención con el horario en ese momento, pero ya estaba montado el operativo, ya había gente en la puerta, el ambiente no fue el mejor. Nosotros salimos, yo específicamente con una compañera a plantearles la situación, a plantearles primero a los compañeros para generar tranquilidad y que el ambiente no se siguiera tensionando. Fuimos con el abogado a plantearles la situación a los jerarcas que estaban ahí, [Juan] Faroppa de Derechos Humanos. Lo planteamos. Se estuvo gestionando ahí. Nosotros tranquilizamos a la gente un poco… Obviamente muchos compañeros ya planteaban la posibilidad de no desalojar, porque la propuesta fue traída por el abogado pero del MTSS… Obviamente, al ellos tener la iniciativa de plantear esa forma pacífica de proceder, muchos compañeros estaban seguros de que el desalojo no iba a pasar, cosa que a mí personalmente me pareció mal, ya que había un operativo ya planteado… desde que comenzó la ocupación la sitiada ya, que no fue exitosa, había custodia policial constantemente en la zona.

EC —La pregunta venía a propósito de cómo fue el operativo en el que se concreta el desalojo. Según el ministro Bonomi, ahí no hubo violencia.

BP —La hubo. La hubo y yo la viví. Ingresan violentamente por la puerta del BSE, rompiéndola, formando una barrera por la puerta del Libertador… Imaginate el pánico que había adentro, se ponen bloqueando para que suba gente, y había compañeros menores, nosotros tratando de separarlos, de tranquilizarlos…Imaginá: gurisas chicas llorando. La situación no fue la mejor, la verdad. A mí, específicamente, llega un policía y le digo “pará, que quiero hablar con Faroppa”. Ellos ya estaban en la instancia de negociación afuera, quería hablar con Faroppa. Yo le decía “mirá, esto es innecesario, que ingresen violentamente y a bloquearnos la etapa de la negociación en la que estamos” y me contestaba: “no va a pasar ninguna negociación, van a entrar los muchachos”. Hay formas y formas, y yo creo que… desmiento totalmente lo que dijo Bonomi, que no hubo violencia ni adentro ni afuera y creo que el proceder…

EC —A ver, ¿hubo estudiantes de los que estaban adentro del edificio que fueron golpeados?

BP —Sí, sí. Tengo compañeros que dicen que estaban adentro y fueron golpeados, específicamente, y afuera, bueno, vos podrás ver lo mismo…

EC —Lo de afuera es otra historia. De eso hablamos después.

BP —Adentro, yo específicamente fui golpeado.

EC —¿De qué manera? ¿De qué estamos hablando?

BP —Palazos en las costillas. Estábamos como de mediador de la situación y [me dijeron] “quedate ahí, mocoso”, no sé qué. La forma de proceder de ellos no fue la mejor. Bonomi justificaba el accionar de determinados efectivos policiales en concreto. Pero si vas a llevar una situación a cabo, de tal magnitud, tratá de que los efectivos policiales se comporten de acuerdo a la situación, no salgas después a justificar el accionar de determinados policías fue individual. No me parece eso en realidad a mí.

EC —De todos modos, parece bastante claro que el enfrentamiento y la violencia se dieron afuera.

BP —Sí.

EC —Tengo la sensación, por lo que tú estás describiendo, de que en ese relato de lo que ocurrió adentro como que se está forzando la lectura de cómo actuó la policía. Como que se está tratando de ver violencia donde en realidad hubo procedimientos fuertes que hay que hacer para, justamente, sacar a un grupo que está ocupando un lugar que no tiene que ocupar.

BP —Mmmh… yo no tengo la necesidad de mentir, la verdad.

EC —Por eso…¿qué quiere decir violencia, qué quiere decir agresión, qué quiere decir represión en ese caso?

BP —En realidad si vamos al caso específico de lo que es la definición de la palabra, entrar golpeando. Pero si procedes de determinada forma para que no sea violentamente el proceder, no golpees en caso de que te peguen. Yo específicamente estaba de mediador. No me tenía que comer ningún palazo en ningún momento adentro, y sí pasó, si vamos al caso.

EC —¿Cómo analizan ustedes el origen de todo esto? Porque ustedes estaban llevando adelante una medida que en principio está prohibida, como ya sabemos, porque esa es la lectura del decreto del año 2010, la prohibición de ocupar oficinas públicas. Pero no solamente ocupaban el Codicen –porque en todo caso sus reivindicaciones tenían que ver con la enseñanza y con el Codicen–, sino que habían extendido esa medida al bloqueo de otras oficinas públicas que también tienen su sede allí: MEF, el propio Ministerio del Interior, BSE. ¿Cómo justifican un accionar de ese tipo? Porque después, claro, a partir de ese accionar viene la necesidad de sacarlos, pero ¿por qué pasaron todos esos límites?

BP —Bien. Yo creo que al llegar a una medida de tal gravedad como lo que pasó, nosotros antes generamos instancias de negociación, de charla, de diálogo, como muchos jerarcas lo han nombrado. Obviamente, al no llegar a un acuerdo fuimos a plantear, y por medidas de seguridad interna decidimos en la asamblea resolutiva no dejar pasar a nadie al edificio. ¿Cómo podemos tener un control interno de la gente que entra a los pisos que no pertenecen al Codicen si no podemos estar controlando? Hay un tema de seguridad […], un tema de seguridad de qué hacen adentro. Por eso se decidió no entrar. Sí es un situación límite, sí es una situación radical.

EC —Ustedes estaban ocupando, no solamente estaban apropiándose de espacios que no les pertenecen, sino que estaban sobrepasando totalmente el ámbito en el que en principio se mueven y en el que estaban movilizándose. Estaban impidiendo que trabajaran oficinas que tienen tareas sensibles para llevar adelante. Estaban impidiendo que un conjunto de empleados públicos desarrollaran su actividad.

BP —Sí, estoy de acuerdo con eso.

EC —¿Eso era sostenible? ¿Ustedes pensaban que eso era sostenible?

BP —Y era sostenible si había un… Sí estoy de acuerdo contigo en que fue una medida grave, como se pudo ver [en] las consecuencias de lo que se actuó… creo que si hubiera [habido] una predisposición a negociar de parte del gobierno esto se podría haber evitado. Sí, yo te entiendo, sí, pero bueno, las medidas fueron tomadas porque no se llegó a un acuerdo en conjunto.

EC —Pero justamente, también hay preguntas que conviene plantearles a ustedes a propósito de cómo se plantaron. No solamente la medida que tomaron, sino cómo encararon las negociaciones, las conversaciones. El ministro Bonomi contaba ayer que el lunes de mañana la policía fue hasta el edificio a negociar para que se despejara el acceso a las otras oficinas, esas que no pertenecían al Codicen, y dijo que quienes estaban adentro se encontraban encapuchados, tapándose la cabeza con pañuelos, solamente los ojos estaban a la vista, con guantes, sin zapatos, con medias gruesas de lana en la cabeza, etcétera. ¿Eso fue así?

BP —No, no. Adentro en ningún momento… ¿por qué tendríamos que estar tan tapados adentro si estábamos nosotros? Eso lo desmiento.

EC —No, porque la lectura que cualquiera hace escuchando esa descripción es que quienes estaban allí estaban ocultando su identidad.

BP —Hay un tema de cuidar la identidad de los ocupantes que es una realidad, pero en el caso concreto de si el lunes había gente adentro así, no, eso lo desmiento. Aparte yo estaba allí.

EC —¿Estaban todos a cara descubierta?

BP —Sí.

EC —¿Todos a cara descubierta?

BP —Digo, la gente de afuera… vos me estás diciendo que había gente adentro.

EC —No, no, estoy hablando de lo que dice Bonomi que encontraron los policías cuando fueron adentro del edificio.

BP —Bueno, adentro del edificio… concretamente yo no he visto a nadie, ese día no vi a nadie con la cara tapada. Aparte no había ninguna necesidad.

EC —En ese momento, según Bonomi, ustedes respondieron que estaban “considerando el tema” y que no podían retirarse hasta que no lo resolviera una asamblea que tenía varios puntos a tratar. Cuando la policía preguntó cuánto iban a demorar, ustedes contestaron que cada punto llevaba unas ocho horas. Bonomi interpretó esa respuesta como una tomadura de pelo.

BP —Bueno, no me hago cargo de esa respuesta porque yo no fui. Y que un compañero te haya dicho esa respuesta creo que, bueno, creo que tiene falta de información. En una asamblea no se puede especificar cuánto tiempo va a llevar determinado punto. Si has estado en alguna asamblea estudiantil vas a saber que a una asamblea no le podés dar un tiempo límite, no podés decir “a este punto le vamos a dar determinado tiempo”. Creo que no fue así.

EC —Bonomi también cuestionaba otros momentos en los que el grupo de estudiantes mostró una actitud intransigente. Concretamente, tanto Bonomi como el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, fueron muy enfáticos en que se había intentado evitar esta situación, pero que el gobierno no había encontrado disposición de ustedes para levantar la ocupación y efectivamente dialogar. Murro decía que cuando se presentaron los funcionarios del MTSS, a solicitud de los organismos que funcionan en ese edificio, cuando empieza una conversación al respecto, ustedes los estudiantes terminan tirándoles los papeles en la cara. Lo cuenta Murro, pero además hay videos que lo muestran.

BP —Sí, igual fue el señor este del MTSS el que nos tiró el acta, porque nosotros le dijimos que esperara al abogado que llegaba en 15 minutos, y él impacientemente dijo “no, me tengo que ir”, enojado, y nos tiró el acta. Nuestro compañero fue e hizo lo mismo en su cara, y a nosotros no teníamos ninguna responsabilidad, ninguna obligación de agarrarle el acta, sabiendo que algunos omitíamos el procedimiento legal al cual nos estábamos enfrentando. En ese caso creo que el funcionario del MTSS podría haber esperado 10 minutos perfectamente, sabiendo que habíamos llamado [en la cara] al abogado y le habíamos dicho que iba a llegar. Aparte estaba toda la prensa ahí, se iba a leer una proclama; la situación no fue la mejor tampoco cuando llegó el funcionario.

***

EC —En los mensajes de la audiencia hay quienes preguntan “qué representatividad tiene el entrevistado”. ¿Cuál es tu respuesta?

BP —¿Representatividad?

EC —Benjamín Peulla, 21 años, estudiante de 6º de Medicina del Liceo Zorrilla.

BP —Exacto.

EC —Algunos de ellos dicen: “¿Con esa edad, todavía está en secundaria?”

BP —Exacto. Eso, independientemente de los problemas personales que yo he tenido para terminar el liceo, no le importa a la audiencia y tampoco tengo que dar explicaciones.

EC —El tema de la edad importa porque hay quienes sostienen…

BP —Yo voy al nocturno, yo voy al nocturno.

EC —Está bien. Pero hay quienes sostienen que hay repetidores eternos a efectos de justamente militar y agitar […] en los gremios.

BP —No, no, no soy el caso. Que se quede tranquila la audiencia. Y soy perteneciente a CEEM, la Coordinadora de Enseñanza de Educación Media, hay un alto nivel de representatividad en lo que estoy diciendo, ya que fui parte de lo que fue la ocupación en sí, y lo que digo, no voy a mentir a mis compañeros, no voy a mentir sobre lo que pasó. Los estudiantes que saben lo que pasó ahí y saben que lo que se dice es a nivel de representatividad de estudiantes de secundaria.

EC —En el caso del liceo al que tú vas, ¿cuántos estudiantes participan efectivamente en el gremio?

BP —Aproximadamente 40.

EC —En un total ¿de?

BP —Y… 500 alumnos, por ahí…

EC —De ese contraste, ¿qué lectura hacen ustedes?

BP —Eso es […] personal. Nosotros no podemos obligar a que un estudiante sea activo en lo que es la militancia estudiantil. Pero nosotros planteamos, convocamos a asambleas, tratamos de llegar al estudiantado. Eso va después en que los estudiantes quieran o no participar en las actividades gremiales.

EC —En el comunicado que ustedes dieron a conocer anoche marcan distancia con determinados grupos que estaban apoyándolos frente al edificio donde tiene la sede el Codicen, y varios de cuyos militantes protagonizaron los enfrentamientos más duros con los efectivos de la policía. Ahora, pasados ya los hechos, ¿cómo examinan esa parte de todo este lío, la relación que ustedes, el grupo de estudiantes ocupantes, tenían con Plenaria Memoria y Justicia, el sindicato del taxi, el sindicato de docentes de secundaria de Montevideo?

BP —Vale aclarar que al presentarse la policía, la situación, al formar ese cordón policial y al impedir el egreso de los estudiantes, hay una reacción de las personas que estaban afuera, como SUATT, Memoria y Justicia, ADES, que no se iban a quedar parados viendo el operativo policial. Eso es una realidad, ellos estaban en un cordón humano, viene el GRT o la Republicana y empiezan a reprimir directamente [y se ve en el video], llegan y los empiezan a correr con el escudo y pegándoles.

EC —Empiezan a correrlos, a empujarlos.

BP —Yo vi un video, concretamente, donde llega el GRT, salen del estacionamiento y los empiezan a agredir y dispersándolos pegándoles, y eso creo que está bastante claro lo que pasó. Y si vamos al concreto caso del procedimiento policial que me dijiste de que no hubo violencia externa e interna como dijo Bonomi, se ve claramente cómo ellos llegan al lugar pegando y agrediendo y dispersando a la gente.

EC —Pero si estamos hablando de lo que ocurrió afuera, es clarísimo en las imágenes de video la violencia que protagonizan varios de los manifestantes. Hay uno que agarra un cartel de prohibido estacionar, un cartel de fierro que tiene una base de hormigón, lo levanta y se lo tira a la policía, rompieron baldosas y se las tiraron a la policía, tiraron con pedazos de adoquín, etcétera. Agresiones a la policía es clarísimo que hubo.

BP —Obviamente se vio. Hay algo claro, que si el ministerio… yo justo ayer estaba viendo un video del Ministerio del Interior en el que se ve cómo los manifestantes están tirando cosas, pero ¿por qué no ven…? Justo, “uy, lamentablemente se cortó el video” cuando llega la policía a reprimir a los que estaban en la puerta. ¿Eso qué es? El Ministerio del Interior muestra solo lo que le conviene, si vamos al caso. Porque la cámara que está arriba del BSE, donde se ve toda la esquina y se ve claramente lo que está pasando, cuando salió el video ese de los manifestantes agrediendo, hasta vi que le tiran un tarro y le pega a otro compañero, pero ¿por qué no muestran cuando llega la represión a la puerta? Muestran lo que quieren, es así, la prensa muestra lo que quiere, manipula los contenidos.

EC —Bueno, hay muchos videos disponibles como para que se pueda manipular la versión de los hechos.

BP —Ta, bueno, pero hay un video del Ministerio del Interior que específicamente muestra eso y no muestra la llegada de la policía violentando, si vamos al caso.

EC —Pero yo preguntaba: ¿qué evaluación hacen de la relación de ustedes, de ese gremio de estudiantes, con organizaciones como Plenaria Memoria y Justicia, el sindicato del taxi?

BP —Nosotros apoyamos que ellos nos apoyaran en la medida. Si ellos no hubiesen estado ahí no sé cuál hubiese sido la situación interna, cuál hubiese sido el ingreso de los funcionarios de la policía, y tampoco hubiésemos sabido lo que hubiese generado esa instancia. Gracias a ellos, que se pusieron así en forma de cordón humano e impidieron el ingreso de la policía por la puerta principal, fue lo que generó que los estudiantes menores salieran ilesos. Es más, se impidió eso. Porque mientras pasaba eso, que había personas de esas agrupaciones o de esos sindicatos que estaban impidiendo el ingreso, había unos compañeros que estaban saliendo por atrás. Es así.

EC —Pero el comunicado de la noche de ayer de ustedes no se alinea totalmente con esas organizaciones. Al revés.

BP —Sí, sí. Hay obviamente uso de la situación para beneficio de determinadas agrupaciones, pero hay…

EC —Desde el gobierno se ve a esas organizaciones como empeñadas en desestabilizar la situación política y social.

BP —Y bueno, comentarios hay en todos lados, si nos vamos a llevar por lo que dicen estamos… en el horno.

EC —Pero algo de eso ustedes piensan, por lo que dice el comunicado de ayer.

BP —Sí, sí.

EC —Que estas instituciones, estas organizaciones aprovecharon esa situación.

BP —Sí. Instituciones que en general yo creo que… fue mal organizado porque fue determinado grupo. El SUATT estaba justo de paro y fue a apoyar ahí, nosotros estábamos hablando con los dirigentes sindicales de ahí y ellos estaban ahí analizando la posibilidad de levantar el paro y se generó esa situación, y no se iban a quedar mirando tampoco. Pero, bueno, sí, obviamente, hay un uso de la situación para generar un… un beneficio propio. Pero, bueno, de ahí al caso…

EC —¿Van a seguir coordinando con ellos?

BP —Este… los sindicatos, independientemente de lo que hagan, después se va a analizar si seguimos coordinando o no.

EC —Porque no son los sindicatos, son algunos sindicatos. Y una organización que no es sindical, como Plenaria Memoria y Justicia.

BP —Sí, sí, sí.

EC —¿Entonces?

BP —Y bueno, se analizará el proceder de cómo seguir.

Vea el video de la entrevista

Notas relacionadas
Faroppa (Inddhh): En desalojo del Codicen “no hubo un procedimiento policial dirigido al uso ilegal de la fuerza”

Murro: “El gobierno hizo más de lo que podía hacer por el diálogo” antes de la intervención policial en el Codicen


Bonomi: Enfrentamientos durante desalojo del Codicen no fueron con estudiantes que ocupaban sino con integrantes del sindicato del taxi y la Plenaria Memoria y Justicia


El Gobierno no está predispuesto a escuchar las demandas estudiantiles, dicen alumnos liceales que ocuparon el Codicen

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Siempre iguales los «representantes» estudiantiles. Eternos estudiantes inútiles, agitadores con vocación de asambleístas, siempre con mínima representatividad. Pelos largos, barbas pobladas, onda hippie, como si andar prolijo les restara autoridad moral. Son los vagos que luego viven sin trabajar, como dirigentes sindicales.

    Están en todas las instituciones educativas públicas. Zafé de ellos durante la secundaria, pero ya en la Universidad los sufrí. Con enorme pesar veo que la educación de nuestros hijos esta en sus garras.

    Reply
    1. Estimado Alfredo tu comentario es tan estigmatizador que da asco, asi es que se construye odio, no te conozco pero con esos comentarios debe ser de los que van por la calle y miran una persona vestida como plancha y lo consideran un delincuente sin importar su actitud, y su comportamiento…
      Que explique Emiliano Cotelo como es que puede ser aplicable a estudiantes una norma que expresa que se aplica para trabajadore… Triste que un periodista con tanta trayectoria se ensañe en preguntarle con tanta vehemencia al estudiante, sin tener un poco de reflexión sobre el tema, o sea sin cuestionarse si legalmente es posible que sea aplicable a estudiantes si el texto solo dice trabajadores…

      Reply

Escribir Comentario: