Entrevista central, jueves 25 de enero: Diego Barcia

Entrevista con el contador Diego Barcia, gerente de la agencia de comunicación digital Nicestream

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Jueves 25.01.2018, hora 8.24

DANIEL SUPERVIELLE (DS) —La movilización de productores rurales en Durazno el martes pasado provocó una ola de reacciones en las redes sociales. En Twitter se volvieron tendencia consignas a favor, como “Un solo Uruguay” o “Yo estoy con el campo”, y otras en contra o más en broma, como “Agropalooza”. Muchas continuaban entre las tendencias al día siguiente, casi como si se hubiera tratado de una guerra digital.

Este tipo de fenómenos no son nuevos: sucede algo y las redes sociales lo amplifican, lo llevan al humor, lo deconstruyen, lo construyen, le dan manija, lo bajan. Pero el tema del agro sí que tuvo sus particularidades. No solo políticas, sino en cuanto a la comunicación, a su difusión, a su trasmisión, y también a las críticas que se alzaron en contra del evento realizado en Santa Bernardina, Durazno.

Para tratar este tema está con nosotros Diego Barcia, contador público y gerente de Nicestream, una agencia de comunicación digital que estudió particularmente este suceso en torno a la manifestación de productores rurales en el centro del país.

ROMINA ANDRIOLI (RA) —Para empezar, expliquemos brevemente qué es Nicestream y cómo trabaja, a qué se dedica.

DIEGO BARCIA (DB) —Somos parte de un grupo que se llama NSG Group, que tiene dos brazos, uno de consultoría de inteligencia en medios de comunicación y un foco fuerte en las redes sociales. No somos estrictamente una agencia de comunicación digital, sino una agencia de inteligencia sobre la comunicación, y también tenemos nuestra línea estratégica.

RA —¿Cómo es eso de consultoría de inteligencia?

DB —Como te decía, tenemos dos unidades de negocios fuertemente marcadas, con equipos diferentes, y estamos trabajando ahora en ocho países, con siete oficinas en siete países diferentes, menos en Perú, donde trabajamos pero no tenemos oficina. Tenemos una línea que se llama Illuminati que se dedica a campañas políticas, presidenciales, senatoriales, causas, causas ambientales también. Y tenemos la línea de negocios que es Nicestream específicamente, que se encarga de todo lo que es corporativo, marcas, y también causas y cuestiones de cuidado reputacional o de crisis reputacionales en América Latina y en España.

DS —Tú trabajaste en campañas electorales, la de Sebastián Piñera, la de Rafael Correa, hiciste algo con el kirchnerismo, con el separatismo catalán, con Hillary Clinton… ¿En qué consistió tu tarea en esos casos?

DB —Personalmente me tocó trabajar muy directamente vinculado a la campaña de Sebastián Piñera junto con otro consultor, Agustín Castillo, fuimos los dos consultores de Nicestream que fuimos a Chile y nos establecimos en la oficina de allá. Ahí ayudamos a correr la campaña y el análisis que sale de las redes sociales nos complementaba un análisis que le dábamos al equipo del candidato, que le anticipaba el humor de las personas.

RA —¿En qué lo asesoraban en el día a día?, ¿qué le decían a Piñera? ¿A partir de qué le decían cómo había que encaminar la campaña?

DB —Nuestro trabajo parte de la base de tomar información de las redes sociales y establecer tanto para una marca como para un candidato, para una causa o para un gobierno dos líneas de inteligencia. Una línea sobre la conversación que se está dando, qué se habla, cómo se habla y por qué canales se está hablando. Y por otro lado tenemos tecnología que estudia el ADN de las personas que participan en esa conversación o en ese discurso. Esto nos ayuda a descubrir, por ejemplo, que hay determinado tipo de uruguayos que apoyan la marcha del campo, o a algún candidato dentro de algún país. Los comportamientos o los discursos son diferentes y se dan con determinadas personas que tienen determinados intereses, determinada inclinación política o determinado contexto socioeconómico. Algunas cosas las sacamos de información pública, de redes sociales, y otras cosas se infieren con modelos estadísticos y de inteligencia.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: