Entrevista central, jueves 29 de setiembre: Eduardo Lust y Martín Risso

Entrevista con los abogados constitucionalistas Eduardo Lust y Martín Risso.

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Jueves 29.09.2016, hora 8.21

ROMINA ANDRIOLI (RA) —¿Es necesaria una reforma de la Constitución?

Desde la jura de la primera, en 1830, hasta hoy, Uruguay ha tenido seis constituciones: la de 1830, la de 1918, la de 1934, la de 1942, la de 1952 y la de 1967. La última ha tenido varias enmiendas, pero es la que rige actualmente.

Ahora el Frente Amplio (FA) pretende un impulsar un debate para actualizar la carta magna, aunque falta mucho por discutir sobre los cambios que la fuerza política entiende necesario llevar adelante, así como sobre los tiempos y las formas para hacerlo.

Pero ¿sigue vigente una ley fundamental que se redactó hace medio siglo? ¿Es necesaria una reforma? Y si lo es, ¿cuáles serían los cambios más pertinentes?

Para responder a esas preguntas y empezar a entender la discusión que comienza a darse, recibimos a los abogados constitucionalistas Eduardo Lust y Martín Risso.

NICOLÁS BATALLA (NB) —Empecemos explicando cuáles son las características de la Constitución vigente, la del 67. ¿En qué contexto nació? ¿Qué buscaba? ¿Cuál es la filosofía que la atraviesa?

MARTÍN RISSO (MR) —Las constituciones son dinámicas, esta nació en un contexto en 1967, pero hoy se interpreta en otro contexto, entonces el dato histórico no tiene mucha relevancia. Por ejemplo, en 1966 fue una Constitución que se plebiscitó por una mayoría determinada de votos y hoy es una Constitución que está por encima de todos los partidos, no se le hacen cuestionamientos importantes y me da la impresión de que todos los uruguayos la sienten como la Constitución de todos los uruguayos, no de determinado partido o de determinado sector.

Cuando hablamos de reforma constitucional hay que hacer tres cosas que en general no se hacen en Uruguay, por lo menos en esta ocasión. Lo primero es ponernos de acuerdo en cuáles son las fortalezas de la Constitución, que en el caso de la de 1967 son muchísimas y verdaderamente importantes. Luego ver cuáles son las debilidades, alguna le vamos a encontrar. Y lo tercero es que si hay reformas, que sean realmente imprescindibles, porque no es bueno estar modificando la Constitución, las constituciones hay que modificarlas poco. Si la Constitución se empieza a modificar la gente deja de verla como la garantía de sus derechos y la empieza a ver como algo que discuten los partidos políticos, se ponen de acuerdo y más o menos la van cambiando con sus circunstancias.

La de 1967 a mi juicio es la mejor de todas las constituciones que hemos tenido en Uruguay. Hay algunas cosas que creo que la confirman. Primero, su duración: los 31 años ininterrumpidos de vigencia real que tiene esta Constitución no los tuvo ninguna otra en Uruguay, no es poca cosa. Y si miramos América Latina, son pocos los casos de países que han tenido una Constitución con vigencia real durante 31 años.

RA —Uno tiende a pensar en la de 1830, que estuvo durante muchos años, hasta que se modificó en 1918.

EDUARDO LUST (EL) —Pero no se aplicó, fue una Constitución semántica. Era una Constitución inaplicable, era cuando el país empezaba. Me gustaría trasmitir la importancia que tiene para el uruguayo la Constitución, aunque no parezca.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: