Entrevista central, lunes 2 de enero: Elbio Rosselli

RA —¿Qué utilidad real tendrá en el largo plazo esta resolución, teniendo en cuenta esto que está diciendo?

ER —En teoría, las resoluciones del Consejo de Seguridad son obligatorias para todos los miembros de las Naciones Unidas. Pero como ustedes bien han notado, es enorme la cantidad de resoluciones del Consejo de Seguridad que no son cumplidas por miembros. No solamente en el caso de Medio Oriente.

RA —En el caso de Israel y del Gobierno de Benjamin Netanyahu está claro que, lejos de cambiar su posición a partir de esta resolución del Consejo de Seguridad, ha dicho que se va a desconocer.

ER —Lo ha dicho y con toda seguridad lo va a hacer. Pero lo mismo sucede, por ejemplo, con Corea del Norte. Son decenas las resoluciones del Consejo de Seguridad que instan a Corea del Norte a cesar con sus explosiones nucleares, el lanzamiento de misiles balísticos, sin embargo Corea del Norte lo sigue haciendo. La diferencia quizás mayor con lo de Israel está en que mientras que Corea del Norte está sujeta a toda una serie de sanciones impuestas por Naciones Unidas, no hay sanción alguna en el caso de Israel y probablemente no la vaya a haber, porque EEUU siempre se ha opuesto a sancionar a Israel en esa materia.

NB —Además parece claro que Donald Trump no seguiría la misma línea que ha demostrado hasta este momento el Gobierno de Obama.

ER —Ya veremos, ya veremos.

RA —La última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de 2016 fue el apoyo al alto al fuego en Siria acordado por Rusia y Turquía. Un acuerdo que es particularmente importante para descomprimir la situación en la ciudad de Alepo, donde se vive una crisis humanitaria de las más graves en las últimas décadas. ¿Qué implica el apoyo del Consejo de Seguridad a este alto al fuego y cuál es la importancia de que el Consejo apoye esa tregua, que quizás no es tal, porque hoy teníamos alguna información de que menguaron los ataques, pero no totalmente.

ER —Lamentablemente, en todos los conflictos armados, cuando hay treguas y cese al fuego siempre hay violaciones y quiebres del cese al fuego. Son procesos difíciles de detener. El hecho de que existan violaciones no necesariamente augura un fracaso de una tregua o un cese al fuego. El problema es cuando no son contenido, se pierde el control sobre la situación y esta degenera en el restablecimiento de violencia.

El acuerdo logrado por el momento es tenue, el Consejo de Seguridad le ha dado no digo un respaldo, pero sí un cierto grado de estímulo a que se continúe en ese sentido. Es un cese al fuego en el cual no está muy claro quiénes están del otro lado. El cese al fuego necesita dos partes, en este caso el Gobierno de Siria y Rusia están bien comprometidos con el cese al fuego, pero no se sabe exactamente con qué grupos o sectores de grupos se cuenta del otro lado. Por lo pronto, se sabe que el grupo que tiene residencia en Arabia Saudita, el grupo de resistencia siria hasta el momento no ha estado involucrado, puede ser que sea invitado a las conversaciones que se van a llevar adelante en Kazakstán. Hay muchas dudas todavía. Entonces el Consejo de Seguridad dijo: si esto es un camino, adelante con él, pero hay que seguir estudiando y mirando de qué manera las Naciones Unidas se pueden involucrar en ese proceso.

NB —En ese sentido no hay nada esencialmente distinto en este alto al fuego con respecto a los otros que se han dado con anterioridad y que han fracasado.

ER —Quizás los otros estaban teóricamente mejor estructurados, pero no duraron mucho. Una de las cosas que están facilitando es el hecho de que Siria y Rusia aparentemente han decidido disminuir sustancialmente sus actividades bélicas. Digo disminuir sustancialmente, porque el alto al fuego no se aplica a los grupos terroristas, ya sea el ISIS o el viejo Frente Al Nusra, como varios otros grupos que no están claramente identificados. Ese ha sido uno de los problemas para el mantenimiento del cese al fuego anteriormente, a quiénes todavía se puede atacar.

NB —¿De qué tipo de herramientas dispone el Consejo de Seguridad para introducir algún cambio en esa situación?

ER —Normalmente en ese tipo de situaciones las Naciones Unidas despliegan los llamados monitores u observadores, individuos claramente identificados que pueden estar en el terreno, constatando las violaciones al cese al fuego y llevando a cabo investigaciones para ver de dónde surgieron. Pero nada de eso hay en esta resolución, porque nada de eso ha sido incorporado al acuerdo entre Siria y Rusia y, como decía recién, algunos sectores de la oposición no están claramente identificados.

Es una buena señal, hay que proseguir, hay que atenderla, hay que estimularla, pero tiene todavía muchas incógnitas. Por eso el texto de la resolución del Consejo de Seguridad es relativamente breve y genérico en términos dispositivos.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Valoro mucho el papel que juega la ONU en su intento por preservar la paz y los derechos humanos, y desde ya le deseo una muy buena gestión al nuevo secretario general Antonio Guterres. Lo que no tengo muy claro y por lo tanto no valoro tanto es la presencia de Uruguay en el consejo de seguridad, ni la de otros países que no tienen peso político ni militar. ¿Que papel jugamos? ¿A quién le importa nuestra opinión? No existimos en materia de seguridad. Lo único que podemos lograr es ganarnos algún enemigo por tener que levantar la mano, como nos pasó en este caso de los asentamientos ilegales de Israel. Penoso. No nos beneficia en nada estar y nos puede perjudicar seriamente.

    Reply

Escribir Comentario: