Entrevista central, lunes 28 de noviembre: Fernando Ravsberg

EC —Cuba se prepara para una semana entera de ceremonias y procesión a raíz del fallecimiento de Fidel Castro. El primer homenaje fúnebre va a ser hoy en la plaza de la Revolución de La Habana. ¿Qué imaginas que va a ocurrir?

FR —Van a poner sus cenizas –porque él pidió ser cremado– en la plaza de la Revolución y la gente va a pasar por ahí a rendir homenaje y a firmar una especie de compromiso, basado en una definición de lo que Fidel Castro dijo que era una revolución, de que van a seguir apoyando. Es una cosa meramente formal.

EC —¿Cuánto de sentimiento sincero va a haber en esa concurrencia, cuánto de obligación? ¿Cómo lo ves?

FR —No se está acarreando gente, creo que va a ser bastante voluntario. Tal vez haya gente de Gobierno y de las instituciones que vayan por no quedar mal, pero creo que masivamente no va a haber acarreo, no va a haber buses llevando gente ni nada por el estilo. Tal vez algunas escuelas, o algo de eso. Por lo demás, van a ser dos días aquí en La Habana y al final los restos van a a ser trasladados hasta Santiago Cuba, va a ser enterrado en el mismo cementerio donde está José Martí. Pero va a ir recorriendo todo el país, tocando los mismos pueblos donde Fidel paró en su ruta invasora desde Santiago de Cuba hasta La Habana en 1959.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: