Entrevista central, martes 11 de abril: Liliam Kechichian

EC —Decíamos que en 2016 llegaron a Uruguay 3.328.450 personas. Esa cantidad de visitantes equivale al 98 % de la población de Uruguay, un dato que nos ubica muy bien en la colocación internacional. Y por otra parte, entraron US$ 1.800 millones, lo que implica que el turismo se coloca como la principal actividad económica del país en cuanto a generación de divisas, por encima de otras tradicionales, como la industria cárnica, la exportación de carne. A partir de esta situación, ¿qué están evaluando? ¿Estamos prontos para encarar, para servir a un flujo como este que se nos viene encima?

LK —Nos estamos planteando dos o tres cosas importantes. Una es actualizar ese plan estratégico que llegaba al 2020, en pocos meses empezamos la actualización de ese plan para prender las luces hacia el 2030. Estamos convencidos de que los países con éxito en el turismo han prendido las luces largas, no solo miran de temporada en temporada, y nosotros vamos a trabajar fuertemente en eso.

Vamos a seguir capacitando los recursos humanos, es la primera vez en la historia que el Inefop (Instituto Nacional de Formación Profesional) tiene una sectorial de turismo. El año pasado se capacitaron casi 700 personas en idiomas, en atención al cliente, en gerenciamiento de empresas, porque también pueden capacitarse los pequeños empresarios. Sobre eso vamos a seguir trabajando mucho, porque si bien esta actividad está altamente impactada por la tecnología –con toda esa descripción que hacías de cómo las redes y el avance tecnológico nos acercan a los destinos, nos permiten vivirlos de otra manera–, todavía el servicio es brindado por el ser humano, por la mucama, la guía, el guía, el recepcionista del hotel, el transportista, el mozo del restaurante. Así que ahí hay un desafío grande.

EC —¿Qué cantidad de personas trabajan hoy directamente en el turismo en Uruguay?

LK —Hay 100.000 personas registradas en el Banco de Previsión Social, cuando la construcción, que siempre ha sido considerada –y por supuesto lo es– una actividad muy importante, tiene registradas unas 60.000. Como bien tú decías, individualmente hablando, el turismo es la principal actividad económica del país. Obviamente, si miramos el sector agroexportador en su conjunto, este todavía es un país que depende de la agroexportación de una manera muy importante, pero son 100.000 puestos de trabajo y casi 7,5 puntos del producto bruto interno. Por lo tanto no hay ninguna duda de que el turismo es una actividad económica del primer nivel, además de otras cosas. Nosotros la consideramos una industria de paz, de relacionamiento entre las personas. Es una industria vinculada a la cultura, a la educación.

Por lo tanto ahí tenemos un desafío grande de seguir capacitando, poner las luces largas y mirar un poco más adelante, y de consolidar lo que hemos logrado. Porque seguir creciendo a tasas de 37 % en los ingresos y a casi 20 % en la cantidad de visitantes no es fácil para ningún país. Así que consolidar lo que tenemos, crear nuevos productos, obviamente conquistar nuevos mercados va a seguir siendo el desafío más grande del turismo en Uruguay.

EC —También está pendiente avanzar en infraestructura. Hay zonas del país muy desarrolladlas en esta materia, pero otras con carencias importantes. ¿Qué se está haciendo en este plano?

LK —Mucho. A veces hablamos de infraestructura y la gente piensa solamente en la carretera. El MT, a partir del programa de los préstamos del BID –que hemos tenido dos, hemos sido muy bien evaluados y a fines de este mes comienza el BID 3–, ha hecho una inversión en infraestructura como nunca el turismo había tenido. Hicimos el ingreso al Cabo Polonio, recuperamos el Ventorrillo de la Buena Vista, hicimos el ingreso del […] en Colonia; hemos hecho centros de visitantes en Rivera, en la meseta de Artigas, estamos haciendo centros de visitantes en Nuevo Berlín, en Guichón. Hemos hecho una inversión en infraestructura turística como nunca.

Y con el BID 3 vamos a poder profundizarlo, vamos a seguir trabajando para consolidar ese corredor del turismo náutico, vamos a seguir trabajando en estaciones náuticas, en inversión en infraestructura concreta. Y vamos a incorporar por primera vez fondos concursables para pequeños emprendedores, dándoles algunos pequeños préstamos que les permitan comprar una embarcación o hacer algún otro tipo de inversión. Eso también nos desafía, porque el objetivo nuestro es turismo todo el año, turismo en todo el país y turismo para todas las personas.

EC —También es claro que ha sido un avance en infraestructura el Centro de Congresos y Convenciones de Punta del Este, que está empezando a despegar en cuanto a su actividad, todavía no se lo está utilizando a pleno. Y va a ser otro aporte el Antel Arena, cuando se inaugure el año que viene.

LK —Y por ejemplo el puente circular en la laguna Garzón es una tremenda infraestructura turística también. No solo por el rol que juega desde el punto de vista del transporte, sino por su belleza.

EC —Como atractivo.

LK —En ese sentido ha habido una inversión importante. Por supuesto, Uruguay tendrá que resolver el transporte de la carga, creo que un daño estratégico que se le hizo al país fue cerrar el tren en el momento en que se forestaba, sin mirar que en 10 o 15 años esa madera iba a tener que transitar por las carreteras. Ese es un desafío muy grande que tenemos como gobierno, porque de otro modo no va a haber dinero que alcance para seguir sosteniendo una red vial importante y que hoy tiene un peso en el transporte de carga muy serio.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: