Entrevista central, martes 12 de abril: Andrés Abt

Entrevista con Andrés Abt, alcalde del Municipio CH, en Montevideo.

Carol Milkewitz/EnPerspectiva.net
Carol Milkewitz/EnPerspectiva.net

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Martes 12.04.2016, hora 8.22

EMILIANO COTELO (EC) —Desde julio del año pasado el Municipio CH de Montevideo tiene como alcalde a un representante del Partido de la Concertación (PdelaC). Se llama Andrés Abt, es militante del Partido Nacional (PN) y encabeza uno de los dos desembarcos de la oposición en el Gobierno local, cohabitando con una intendencia encabezada desde hace 25 años por el Frente Amplio (FA).

Ese municipio, que abarca los barrios de Tres Cruces, La Blanqueada, Parque Batlle, Villa Dolores, Buceo, Pocitos y Punta Carretas, ha experimentado un crecimiento continuo que viene acompañado de una mayor demanda de servicios.

El alcalde llegó a su cargo con varios proyectos bajo el brazo, por ejemplo estacionamientos subterráneos, guardaparques para espacios públicos, una zona de boliches en el Buceo.

¿Cómo vienen estos primeros nueve meses de gestión? ¿Qué desafíos está encontrando?

Vamos a conversarlo con el propio Andrés Abt.

¿Qué balance hace de la gestión en estos primeros nueves meses?

ANDRÉS ABT (AA) —Para nosotros realmente ha sido una muy buena experiencia. Recién nos estamos afianzando en el lugar, llevamos recién nueve meses de gestión. También tiene un poco que ver con conocer lo que es la administración, conocer lo que es el gobierno de cercanía que llevamos adelante en este municipio, conocer a los funcionarios. Yo estoy trabajando con 133 funcionarios que ya estaban, que son de la Intendencia y estaban ya en el Municipio CH, entonces tuvimos que hacer un proceso de que conocieran nuestra gestión, nuestra impronta, la manera en que queremos trabajar. Conocer también el territorio, su dinámica. Eso nos lleva a una cantidad de aprendizaje que tiene que ver también con la gestión que queremos llevar adelante en el Municipio.

Para comenzar a construir nuestro Gobierno en el Municipio me reuní con los 133 funcionarios uno a uno. Estuve hablando con todos, para ver cómo trabajaba el arquitecto que estaba en tal centro comunal, qué trabajo realizaba todos los días, qué demanda tenía, si tenía los instrumentos necesarios para llevar adelante su trabajo. Hasta hablé con los barrenderos para que me dijeran de qué manera trabajaban, cómo estaban sus leyes laborales, cómo veían el territorio. Eso me sirvió muchísimo, primero para tener un contacto directo con ellos, que me parece fundamental para llevar adelante una empresa como es el Municipio, y segundo para conocer de primera mano qué visión tienen ellos del territorio. Por más que nosotros llegábamos ahí, me parecía importante hablar directamente con los actores que están en el territorio.

EC —Me llamó la atención que utilizara el término gobierno de cercanías, el mismo que está utilizando el Gobierno de Tabaré Vázquez a propósito de la práctica de los consejos de ministros itinerantes.

AA —Puede ser que lo esté utilizando de esa manera. Nosotros lo entendimos así desde el primer día, para mí la descentralización y los Gobiernos municipales lo que tienen de bueno es que realmente son gobiernos de cercanía. Son gobiernos de cercanía por distintos factores. Uno, porque todo lo que hacemos impacta directamente en el vecino, en la vecina, en la institución, en el barrio, desde arreglar una poda, una iluminación, una vereda, tiene que ver con algo que directamente se ve. Y otro, el rol que tiene que cumplir el Municipio es el de ser el primer escalón entre el vecino y las instituciones. Para eso yo todos los viernes cierro mi agenda para ver con cuánta gente me he reunido, y hasta el viernes de la semana pasada ya me había reunido con 3.862 personas.

EC —¿Qué quiere decir 3.862? ¿Fueron reuniones individuales?

AA —No, individuales y grupales. Pero esta cantidad de gente llegó a tener un contacto conmigo y yo con ella para saber qué realidad tiene, cuáles son los problemas que enfrenta. Me parece que es fundamental, porque el primer rol que tenemos que cumplir nosotros en el lugar que estamos es ese. Antes de llegar al lugar donde estamos permanentemente se decía –y nosotros enfrentamos una campaña así– que la gente preguntaba qué es un alcalde, qué es lo que hace, dónde está.

EC —¿Dónde queda el Municipio CH? ¿La gente de la zona sabe dónde queda la sede?

AA —Creo que de a poco la gente va sabiendo.

EC —Está en el Parque Batlle, en la avenida Ricaldoni, en lo que fue en su momento la Asociación Cristiana Femenina.

AA —Exactamente, ahí mismo está la sede. Por supuesto que todo esto lleva un proceso, recién llevamos nueve meses. Pero por ejemplo, para mí fue muy importante, cuando apareció el primer caso de dengue en Montevideo, que en la conferencia de prensa que hizo el ministro de Salud Pública frente a todos los medios dijo que el primer caso ocurrió en el Municipio CH. Si hace dos años hubiera dicho “el Municipio CH”, todos los periodistas y todo el mundo le habrían preguntado dónde es, de qué está hablando. Y la gente identificó.

EC —De todos modos, igual, es muy amplio, el Municipio CH puede querer decir demasiados lugares.

AA —Sí, y aparte es una zona muy densamente poblada. Pero el gobierno de cercanía es una función que queremos llevar adelante en el territorio durante los cinco años, recién vamos nueve meses. Creo que es una labor tener un relacionamiento directo con las instituciones, con los organismos que trabajan directamente en el territorio, porque es el primer rol que tenemos que cumplir, estar en contacto con la gente.

EC —Vamos a algunos puntos importantes, delicados, críticos eventualmente. Cuando usted recién había asumido e hicimos aquella entrevista aquí en En Perspectiva, planteaba que se proponía mantener una buena relación con la intendencia encabezada por Daniel Martínez, más allá de las diferencias ideológicas. ¿Cómo ha funcionado ese vínculo?

AA —Ha funcionado muy bien y sigue funcionando muy bien. El relacionamiento que mantenemos con el intendente de Montevideo es muy bueno. Por supuesto que ideológicamente cada uno tiene su visión, pero hoy él es el intendente de todos los montevideanos y yo soy el alcalde del Municipio CH, tenemos que tener una muy buena relación, porque –lo decía acá en aquella oportunidad y lo vuelvo a sostener– sería una locura poner de rehén a la gente por un tema de mal relacionamiento.

EC —Entre otras cosas, le preguntaba esto teniendo en cuenta lo que ocurrió con el presupuesto. Usted señaló, cuando se conocieron los números, a principios de este año, que su municipio recibía menos dinero del que esperaba y que eso obligaba a dejar proyectos por el camino, llegó incluso a cuestionar los criterios de distribución. ¿Entonces?

AA —Sí, primero, tenemos un buen relacionamiento con el intendente, todas las líneas que tenemos trazadas están en concordancia con lo que la Intendencia quiere hacer. Y todas son discutidas y habladas con los directores para que conozcan lo que queremos hacer en el territorio y si va en la línea con lo que la Intendencia quiere hacer. No queremos hacer dos cosas totalmente diferentes, sino hacer una apoyatura de las líneas que vienen de la Intendencia para trazar el mismo rumbo.

En el tema del presupuesto mantenemos la misma posición. La Intendencia destina a la descentralización, es decir a todos los Gobiernos municipales, solamente el 12 % de sus recursos.

EC —Ese es un dato importante a tener en cuenta en este proceso de acostumbramiento de la ciudadanía a la existencia de los Gobiernos locales, a la existencia de municipios conviviendo con la Intendencia. Hasta dónde llega uno, hasta dónde llega el otro. Si hablamos de plata, los municipios ejecutan solamente el 12 % del presupuesto del departamento. A su vez, ¿cómo se hace la distribución entre los municipios? Porque de eso estamos hablando, de ahí venía su queja.

AA —Eso de que se da solamente el 12 % tiene que ver con la visión de la Intendencia sobre la descentralización. Con ese presupuesto es que todos nosotros como Gobiernos municipales tenemos que llevar adelante una buena gestión, las obligaciones que nos corresponden, y además hacer conocer el organismo para mostrarle a la gente que es viable y que es importante llevarlo adelante. Solamente con un 12 %. Nuestro municipio, de ese 12 % recibe solamente el 1,2 %.

EC —Recibe el 1,2 % del total distribuido entre los municipios. Y usted dice que eso es muy poco en comparación con lo que los habitantes del Municipio CH a su vez aportan a las arcas de la Intendencia.

AA —Sí. Yo sé que la distribución de un presupuesto se hace con una visión social y estoy totalmente a favor de que se haga con esa visión, para poder atender distintas necesidades en todo Montevideo.

EC —En enero usted destacó que los habitantes del Municipio CH aportaban aproximadamente el 40 % de los ingresos en el presupuesto de la Intendencia y terminaban recibiendo poco más del 1 % [del presupuesto total].

AA —Tenemos la suerte en nuestro municipio de que la mayoría de sus habitantes tienen las necesidades básicas satisfechas. Nuestro municipio no necesita grandes infraestructuras de saneamiento, de vialidad; por supuesto que todo es mejorable, pero tenemos los servicios.

Lo que la gente demanda en nuestro municipio es la mejora de los servicios. La mejora en lo que tiene que ver con iluminación, veredas, limpieza, espacios públicos y demás. Nuestro municipio aporta el 40 % a través de distintos tributos a la Intendencia y recibe el 1,2 %. Creo que hay margen para subir un poquito más. Porque nuestro municipio tiene 90.000 personas que ingresan todos los días y 180.000 que viven ahí. Eso lo hace el lugar más densamente poblado. Entonces cuando queremos poner una luz en un lugar no es solamente para el vecino que vive ahí, sino para la persona que viene, para la madre que va al Pereira Rossell, para el que se va a atender al Clínicas, para el joven que va al Estadio, para el que va a un centro comercial. La visión que yo tengo del territorio no es solo el vecino que vive ahí, sino que durante diez horas vive todo Montevideo.

Entonces el presupuesto tiene que atender esas demandas, tiene que atender a esa población que permanentemente convive con nosotros. Para mí hay que atenderla con más recursos para poder darle más servicios, mejor seguridad y más calidad y accesibilidad a la gente de todo Montevideo que viene.

EC —De todos modos, ¿ustedes interpretan que la asignación presupuestal para el Municipio CH tiene algo que ver con lo político, lo ideológico, o se mantiene más o menos en la misma proporción que en los Gobiernos anteriores, cuando el alcalde del CH era también frenteamplista?

AA —Yo no veo que me lo han bajado porque soy del PN, pero hay una visión del Gobierno de no darle a esa zona los recursos necesarios. Por ejemplo, el municipio nuestro es uno de los más poblados y tiene solo 133 funcionarios, es el que tiene menos funcionarios. Eso tiene que ver no solamente con los recursos, con que te den plata, porque si yo tengo pocos funcionarios me es más difícil hacer limpieza, atender los espacios públicos, hacer podas. También va en eso. Esto mismo se lo plantemos en la discusión del presupuesto al intendente, a los diferentes directores, que no es solamente un tema de plata, es que nos transfieran recursos humanos y demás para poder atender a esa población que quiere ser atendida, para atender a los vecinos y a toda esa gente que viene permanentemente a nuestro municipio, porque tenemos falta de servicios y de mejoras que podríamos llevar adelante en nuestro territorio de esa manera.

EC —De todos modos no se entendieron con la Intendencia y los números quedaron así.

AA —No, tal vez nos entendimos pero igual me dieron esos números. La lucha que yo llevo en el presupuesto es esa: entendiendo que es un municipio que tiene mucha gente y al que entra mucha gente, lo que lo hace diferente; tenemos lugares que son de todos los montevideanos, no de la gente de ahí. Tenemos la rambla, tenemos el parque Batlle, tenemos el Estadio Centenario, hay lugares emblemáticos que hacen que todo Montevideo y a veces todo el país vaya ahí. En esa mirada que tenemos no es solamente un municipio, sino que tiene que tener los servicios adecuados para dar seguridad, sensibilidad a la gente que viene de todo Montevideo a hacer distintos trámites o gestionar distintos servicios en nuestro municipio.

***

EC —El manejo de la basura es uno de los principales problemas que afronta la ciudad de Montevideo. Faltan camiones especializados en la recolección de los contenedores, pero además a cada rato se plantean conatos de conflicto con el sindicato Adeom que terminan afectando la recolección. A fines de diciembre y comienzos de enero, a raíz de las fiestas de Navidad y Año nuevo hubo que recurrir de nuevo al Ejército para levantar toneladas de residuos que se habían acumulado en las calles; incluso usted personalmente salió con cuadrillas a limpiar por afuera de varios contenedores. ¿Qué está haciendo? ¿Cómo está encarando esta problemática en el municipio que encabeza?

AA —La recolección de residuos no la hace el Municipio, la hace la Intendencia, quien levanta los contenedores en todo Montevideo es la Intendencia. Nosotros desde el comienzo hemos intentado hablar con la División Limpieza de la Intendencia, hemos tenido varias reuniones, primero para pedirle que en nuestro municipio se levanten los contenedores tres veces por semana, 3,5 es la frecuencia. Eso no significa que solo vayan tres días, pero el contendor tuyo o el mío en el barrio se levanta tres veces. Viendo la cantidad de gente que vive en nuestro municipio, ya sabemos que tres veces no es lo adecuado para tener los contenedores vacíos. Por eso hemos planteado en la Junta de Alcaldes y a la División Limpieza la posibilidad de subir la frecuencia a cinco. Hay otros municipios, como el Municipio B, en el que estamos ahora, que tiene una frecuencia de seis veces de levante. Esa negociación la hemos tenido desde el comienzo de nuestra gestión el año pasado, pero todavía no hemos logrado llevar adelante la mejora de la frecuencia, que me parece fundamental para atacar el primer problema.

El tema de la basura para mí es fundamental. Aunque el municipio no tenga obligación directa, yo entiendo que tenemos que actuar, creo que cuando el vecino ve el contenedor desbordado en la puerta de su casa –tiene que ver con lo que hablábamos al comienzo, hacer un gobierno de cercanía– no llama para quejarse a la División Limpieza de la Intendencia, nos llama a nosotros, y viene hasta nuestro Municipio, y con razón, a mostrarnos la situación en que se encuentra su contenedor.

Viendo eso, nosotros estamos atacando esta situación con los pocos recursos que tenemos. Lo hacemos con dos brigadas que salen todos los días a lo que se conoce como “achique”, que es la limpieza al costado del contendor. Salen permanentemente dos camionetas nuestras como las que hicieron la labor a fines del año pasado, levantan lo que está al costado del contendor, lo llevan al parque Batlle, a nuestro polo, y de ahí permanentemente un camión va llevando eso a la cantera.

Aparte de eso, ya votamos en el Municipio una licitación para tener una aspiradora de esas que limpian alrededor de los contenedores, como la que la Intendencia está utilizando en algunos puntos de Montevideo, para tenerla directamente nosotros y que cumpla una función de ocho horas de lunes a sábado de limpieza alrededor de los contenedores.

En base a esta actividad, el año pasado, viendo que había grandes problemas en lo que tenía que ver con camiones, que la Intendencia tenía que salir con unos 21 camiones a hacer la recolección y lo estaba haciendo con 11, 12 camiones, ya se veía el déficit que tenía, salimos a intervenir de mejor forma. Lo hicimos con los funcionarios municipales nuestros, sacamos cuatro cuadrillas a la calle en los últimos días para hacer una gran operativa.

Creo que fue algo muy bueno por dos partes. Una, la cara de felicidad de la gente cuando llegábamos esos días a limpiarle el contenedor; era Navidad, fin de año, la gente recibía en su casa y le cambiábamos la vida; es lo que hablábamos antes, las cosas que hacemos que impactan directamente en el territorio y lo rico que tienen. Esa acción directamente y le solucionamos a una cantidad de vecinos esa problemática.

Y dos, yo lo hice con los funcionarios municipales y te aseguro que después distintos representantes de Adeom me llamaron para felicitarme por lo que había hecho y porque lo había hecho con funcionarios municipales, que en esos días te puedo asegurar que dejaron todo y trabajaron de una manera muy profesional y metiendo todo. Todos sabemos que no es fácil en esos últimos días del año trabajar delicadamente, y estos funcionarios pusieron ocho horas para levantar basura a mi lado, realmente cumplieron con su trabajo de una forma muy buena y muy profesional y teniendo en ese momento las felicitaciones de Adeom. Vinieron a felicitarme por la manera en que habían accionado y trabajado en el terreno.

EC —La relación de Adeom es con la Intendencia, en principio. Las negociaciones, por ejemplo, por convenios, por temas salariales, son con la Intendencia.

AA —Ah, eso sí.

EC —¿Cuál es el vínculo con el Municipio, o con un municipio?

AA —Que todos los funcionarios que trabajan con nosotros son municipales, entonces cuando hay una acción de Adeom por determinada lucha sindical en determinado lugar impacta en el Municipio, porque yo trabajo con los mismos funcionarios. La relación es esa. Yo por supuesto no puedo hacer una negociación colectiva con Adeom porque eso lo hace la Intendencia, nosotros en el Municipio no manejamos salarios ni convenios y demás. Pero por ejemplo si Adeom entiende que hay algún problema laboral, vamos a tener una reunión con Adeom, como ya tuvimos. Es más, en esas reuniones que tuve al comienzo con todos los funcionarios, terminé de reunirme con los funcionarios y llamé a la directiva de Adeom al Municipio para tener el primer relacionamiento con ellos, para presentarnos, comentar cuáles eran nuestras líneas estratégicas, por dónde íbamos, el relacionamiento que queríamos tener con los funcionarios y directamente con ellos.

***

EC —La seguridad es un asunto que a usted, y sobre todo a los vecinos, los inquieta. Por ese motivo va a tener una reunión con el ministro Eduardo Bonomi esta semana. ¿Qué planteo le va a llevar?

AA —Desde el comienzo entendimos que, por más que la seguridad no es una competencia directa del Municipio, tenemos que meternos en el tema, trabajar en línea con el Ministerio del Interior (MI) y ver cómo podemos mejorar la seguridad en nuestro territorio. Siempre se nos decía que la Intendencia y los Gobiernos municipales no tenían nada que ver con el tema seguridad. Nosotros no lo entendimos así, nuestra propuesta de gobierno no fue en esa línea y hoy en día en la práctica estamos construyendo en nuestra línea y los ejemplos nos están mostrando que íbamos bien.

Tenemos que articular directamente con el MI. Yo voy a reuniones de vecinos a hablar de basura y siempre sale el tema seguridad, voy a hablar de espacios públicos y sale el tema seguridad, voy a hablar de tránsito y sale el tema seguridad.

EC —¿Y cómo puede coordinar con el ministerio?

AA —A partir de eso, el año pasado ya tuvimos un acercamiento con el MI y llevamos adelante una comisión en conjunto con funcionarios del ministerio y funcionarios del Municipio para articular lo que tiene que ver con el tema seguridad. Por supuesto que nosotros no vamos a estar en la parte de represión del delito, pero sí estamos en la mejora. Por ejemplo, el MI nos dijo y que nos diga cuáles son los puntos rojos de nuestro Municipio, qué problemas de seguridad pueden existir en distintos lados, y nosotros ahí hacemos intervenciones como mejorar la iluminación, mejorar la poda, cambiar una parada de lugar si se identifica que en el lugar donde está hay muchos robos, llevarla a un lugar más iluminado, donde haya más cercanía.

También estamos trabajando fuertemente en lo que tiene que ver con la implementación de cámaras de seguridad. Hay una gran cantidad de actores privados de nuestro Municipio que quieren hacer su aporte ante la posibilidad de tener cámaras en nuestro territorio; eso también se lo hicimos llegar al MI.

De esta misma manera trabajamos también en conjunto en la temporada de verano en la rambla de Montevideo. Habíamos recibido distintas preocupaciones de los guardavidas agremiados en Adeom que visitaron el Municipio y me plantaron el problema de seguridad que tenía la rambla. Entonces articulamos con el MI, con la Prefectura, para saber qué acciones iban a tener, y se tuvo una apoyatura. Creo que en el último verano el tema seguridad mejoró en toda la costa, y creo que algo bueno deben de haber aportado esas reuniones de articulación entre lo que pasa en el territorio y el MI.

EC —¿Cómo entra la figura del guardaparques en este cuadro?

AA —Sacamos una licitación para poner guardaparques en determinados espacios públicos, eso nunca se había hecho desde un municipio. Nuestra primera línea estratégica es generar un municipio atractivo y disfrutable, y dentro de eso, nuestra primera línea tiene que ver con el apoderamiento de los espacios públicos. Nos parece fundamental el apoderamiento de los espacios públicos. Eso significa que volvamos a salir de nuestras casas para estar en los espacios públicos, para desde ahí generar convivencia, integración, disfrute del espacio. Y creo que la única manera de lograrlo es que la gente se sienta segura en el espacio público. Para eso tenemos lo que comenté en el tema limpieza, vamos a crear brigadas específicas para el tema de plantaciones y mejoras de los espacios públicos, y la otra pata es el tema del cuidaparques. Vamos aponer cuidaparques en determinados espacios públicos.

EC —¿Cuáles, por ejemplo?

AA —Por ahora lo que tenemos proyectado es para cuatro lugares: la plaza Varela, para la plaza Gomensoro, para la plaza Madame Curie y para la plaza Portugal, que se encuentra en Monte Caseros y Jaime Cibils. En un comienzo queremos incorporar cuidaparques en estas plazas, porque no tenemos recursos para ponerlos en todos lados.

Mi idea es –se la planteamos a la División Espacios Públicos– mejorar el lugar, hacerlo más limpio, más disfrutable, más integrador, más seguro, y cuando esté así dárselo un privado para que lo mantenga. Entonces yo me llevo ese pull a otra plaza y hacemos lo mismo: lo cuidamos, lo iluminamos, lo mejoramos, le ponemos seguridad y le pedimos a un privado o a vecinos que se encarguen del lugar.

Por ejemplo, en la plaza Varela hemos iluminado todo el monumento a Varela que está por bulevar Artigas, hicimos una intervención de iluminación que para mí quedó muy buena. Ahora estamos hablando con la Intendencia para ver de qué manera ellos colaboran con este espacio mejorando el monumento. Y estamos hablando con los vecinos, con privados, porque nos parece que si mejoramos el espacio pero después nadie se apropia, no vamos a poder tener continuidad en la mejora de ese espacio. Nuestra idea es llegar ahí, hablar con los vecinos, hablar con las instituciones que rodean ese espacio público y que nos ayuden a trabajarlo en común.

EC —¿La instalación de wifi gratuita va en esa línea?

AA —Va en esa línea. Todas nuestras líneas van hacia el apoderamiento de los espacios públicos en el territorio. Habíamos planteado la idea de wifi para todo nuestro Municipio, y a la Intendencia le pareció una muy buena idea y la va a plantear para todo Montevideo. En su comienzos van a ser unas 14 plazas en todo Montevideo, no recuerdo el número exacto, son tres plazas en nuestro Municipio.

EC —Eso corresponde a la Intendencia, no son ustedes los que lo ejecutan.

AA —La propuesta en un comienzo fue nuestra, la planteamos en la Junta de Alcaldes, la planteamos en Antel, tuve reuniones con Antel para plantearla. Después, y me parece bien, la Intendencia lanzó el tema para todo Montevideo, entonces ahora quien está haciendo el convenio con Antel para llevar eso adelante es la Intendencia, no nosotros. A mí no me importa si somos nosotros o es la Intendencia, lo que me importa es que vaya en la línea de tener más accesibilidad y más elementos que ayuden al apoderamiento de los espacios públicos.

***

EC —En esto de la apropiación de los espacios públicos hay más de una consulta de los oyentes a propósito de lo que ocurre en el parque Villa Biarritz con ese edificio que supo ser un destacamento policial, muy lógico además para esa ubicación, y que sin embargo desde hace meses está copado por gente en situación de calle. ¿A quién le corresponde resolver esa situación?

AA —El espacio del parque Villa Biarritz corresponde a la Intendencia, porque es un espacio departamental. Pero nosotros, así como nos metemos en el tema limpieza, como nos metemos en el tema seguridad, nos metemos también en el tema espacios públicos, entendemos que también tenemos que tener un rol activo en lo que tiene que ver con el parque Villa Biarritz.

De esa manera hemos tenido reuniones con Espacios Públicos de la Intendencia y ya tenemos un proyecto que tiene que ver con la mejora del espacio infantil que tiene el parque, para mejorarlo, para hacerlo más seguro, más integrador, para que tenga juegos inclusivos para que chicos con distintas discapacidades puedan disfrutar de ese lugar.

EC —Ya se había hecho una inversión en esa dirección y después tuvo un retroceso.

AA —En un momento se habían puesto juegos inclusivos, una calesita, que después se rompió y nunca más se volvió a poner –a veces pasa por la falta de información de los niños que juegan ahí y demás–. Pero nosotros entendemos los espacios públicos como un lugar de integración, entonces queremos que tengan todos lugares de accesibilidad.

EC —Pero la pregunta era a propósito de ese edificio, de ese ex destacamento policial. No tiene sentido que esté abandonado, y mucho menos que pase meses y meses dominado por gente de la calle, gente que a su vez es problemática.

AA —En esa estructura había baños públicos y antiguamente estaba el cuidaparques; años después se logró que ahí hubiera un pequeño destacamento policial que brindaba una apoyatura muy importante al barrio. Le planteamos esta misma línea al MI para ver si les interesaba tener ese lugar, y estamos en plena negociación con el Club Biguá por lo que tiene que ver con las contraprestaciones en ese espacio. Estamos con la idea de volver a poner cuidaparques o personal del MI.

Hoy en día lo que hacemos con respecto a la gente que está ocupando ese espacio público es ir permanentemente, con intervenciones de Inspección General, con los camiones del Secoeb, a sacar a las personas que están en situación de calle. Pero esas personas después vuelven al lugar, porque el Mides no obliga a las personas a estar en refugios. Para mí tiene que ver no solamente con un tema de que estén ahí, sino con el tema derechos humanos. Hoy con los recursos y la estructura que tiene el Mides y demás, la población en situación de calle es un tema de derechos humanos. No puede estar en ese lugar. Es la pobreza más extrema, la persona que no tiene ni un techo para cobijarse y utiliza no solamente los espacios públicos, sino la calle. Creemos que el Mides tiene que tener una acción más activa, tiene que trabajar con estas personas, porque es población muy vulnerable, que tiene distintas problemáticas que hay que atender y el Mides tiene toda la infraestructura para atenderlas.

***

EC —En julio, en aquella primera entrevista, usted mencionaba que venía trabajando desde hacía tres años en un proyecto para promover los estacionamientos subterráneos y que incluso había inversores privados interesados. Resultaba una perspectiva alentadora, ahí estamos ante uno de los desafíos más serios que enfrenta la zona del Municipio CH. ¿Qué pasó desde entonces?

AA —He jugado el mismo rol que en los temas que enumeramos, lo estoy articulando y negociando directamente con la Intendencia. Hubo reuniones con la Dirección de Movilidad de la Intendencia, con la Dirección de Tránsito, con la Secretaría General. Yo siempre traté el tema de los estacionamientos subterráneos como un tema de movilidad importante que tenemos que mejorar en Montevideo, y nuestro municipio no escapa a eso, con arterias que a determinadas horas están totalmente colapsadas. Para mí la única manera de mejorar la movilidad es el estacionamiento para que los vehículos no estén en la calle. También tiene que ver con el tema seguridad, en nuestro Municipio hay una gran cantidad de robos de vehículos, de vidrios rotos y demás.

La única manera de poder fomentar esta solución de los estacionamientos en esta zona, que también tiene inmuebles muy caros, según nos decían distintos privados, es la creación de estacionamientos subterráneos incorporando los estacionamientos a la Ley de Inversiones. Eso mismo había ocurrido con los hoteles.

EC —Otorgarles a esos proyectos ventajas tributarias.

AA —Exactamente. Es lo mismo que se hizo con los hoteles, se puso un indicador del turismo como importante, se pusieron los hoteles en la Ley de Inversiones, y Montevideo ha tenido una explosión de nuevas construcciones en lugares importantes, han aparecido una gran cantidad de hoteles que han contribuido a ofrecer una nueva gama de servicios.

Lo mismo tiene que ser en el tema de los estacionamientos. Los privados mencionan que para recibir la rentabilidad propicia para hacer una inversión de esta envergadura, para hacer estacionamientos subterráneos, con la cantidad de excavaciones que se quieren hacer, necesitan que se los incorpore a la Ley de Inversiones.

EC —Entonces, ¿qué ha pasado?

AA —En base a eso, en cada mesa que tuve con la Intendencia, con los distintos organismos, planteé la posibilidad de tener la inversión de privados a través de estas exoneraciones. Y en el último mes se creó una comisión en la cual están Movilidad, Secretaría General, Desarrollo Económico y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), porque esto termina siendo ni siquiera de la Intendencia, sino que es el MEF el que tiene que sacar el decreto para incorporar los estacionamientos a la Ley de Inversiones.

Viene por muy buen camino, supuestamente en estos días el MEF va a anunciar las facilidades tributarias para los estacionamientos subterráneos. Va a llamar a licitación para determinados lugares, en esta etapa van a estar comprendidas las zonas de Ciudad Vieja, Cordón, Pocitos, Punta Carretas y Parque Batlle, que son las que se identifican con mayor problemática de estacionamiento, y creo que se va a alentar la posibilidad de que privados desarrollen proyectos. Yo ya sé que hay proyectos, porque me los han traído, y ya sé que en la Intendencia también hay proyectos para generar estacionamientos subterráneos en distintos espacios públicos.

EC —Es una posibilidad muy interesante. Además que en un momento como el actual, de enfriamiento de la economía, puedan llevarse a cabo inversiones de este porte con financiamiento privado es una manera de poner en marcha puestos de trabajo, por ejemplo.

AA —Sí, creemos que es una inversión que va a ser muy buena para toda la capital, no solamente por lo que tiene que ver con el estacionamiento, sino porque va a generar trabajo y aparte es un tema que hoy está planteado. El parque automotor en nuestro país ha crecido enormemente, entonces para lo que tiene que ver el Plan de Movilidad de Montevideo y demás es necesario sacar vehículos de la vía pública en estos lugares.

Video de la entrevista

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: