Entrevista central, martes 16 de agosto: Mohamed Odeh

***

EC —A partir de un contexto político tan delicado, a partir de la tensión permanente que caracteriza a la zona de Oriente Medio donde se encuentran Palestina e Israel, puede sorprender que una empresa de capitales palestinos decida invertir en Uruguay. ¿Qué tradición tiene Palestina con respecto a la industria láctea?

MO —Reamente Palestina como tal nunca existió como Estado, pero el pueblo palestino sí tiene una tradición bastante desarrollada en el tema lácteo, específicamente después de la ocupación de los territorios de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental en 1967 se ha desarrollado bastante, tenemos muchas fábricas, muchas empresas de productos lácteos. Lógicamente, las características de la producción son acordes a las costumbres de la región, y dado que Palestina o el territorio palestino ocupado, el que corresponde a la ANP, al gobierno palestino, es muy limitado, con un número de habitantes muy limitado, alguien podría preguntar por qué, si hay países limítrofes, podemos vender producción. Porque quien controla las fronteras es Israel, por lo tanto exportar e importar depende mucho de las decisiones israelíes, que muchas veces ponen el obstáculo de la seguridad. Ante cualquier cosa que no quieran alegan que afecta la seguridad de Israel y no pasa. Por lo tanto, los inversores palestinos pueden invertir dentro de Palestina hasta cierto punto, no pueden desarrollarse mucho.

Este grupo Hamouda tiene su fábrica en Palestina, cubre el mercado palestino, junto con otras empresas, y está en otros países árabes. Pero no puede desarrollarse más en Palestina, por lo tanto nosotros como ANP, como políticos palestinos, buscamos la manera de fortalecer nuestras relaciones con nuestros amigos, y pensamos en el tema de Uruguay.

EC —Justamente, ¿cómo aparece Uruguay en el mapa para Palestina a los efectos de una inversión de este tipo?

MO —Puede gustarle a la gente o no en Uruguay, pero para el pueblo palestino hay un símbolo, que es el Pepe Mujica, que fue el artífice del reconocimiento de Palestina. Es un símbolo para todos los palestinos, te puedo asegurar que todos los palestinos tienen en su Facebook, en su Twitter, alguna foto de Pepe Mujica, de [su] Volkswagen, de sus perros o de su mochila. Es decir, tienen un amor hacia Uruguay que no tienen hacia otros países, que es lógico por lo que mencionamos en la primera parte de la entrevista. De ahí surgió la idea, nos hicimos amigos el embajador de Uruguay y yo, porque lógicamente a un embajador de Uruguay que no sabe árabe y que va a Ramala le viene de maravillas encontrar a alguien que habla español y que está metido en la política. Entonces nos hicimos buenos amigos, y como yo amo a Uruguay para mí es de primera línea poder aportar algo a Uruguay.

EC —¿Hay que entender que esta inversión tiene algo de político? ¿Puede verse como una forma de afirmar la relación bilateral? ¿Hay un gesto detrás de esta inversión?

MO —El capital no tiene política, ni religión, ni fronteras. Los que tienen el capital van adonde los beneficia. Pero el beneficio económico sería para ambas, para este grupo y para sus socios locales de Uruguay. ¿Qué cosa cosechamos como dos pueblos, como dos gobiernos, como dos países? Fortalecer las relaciones entre ambos países.

EC —Curiosamente, estando el antecedente tan fuerte que usted menciona de la presidencia de José Mujica, el vínculo político para esta inversión se realiza con un intendente del Partido Nacional. ¿Cómo juega ese detalle?

MO —Ya he dicho que los capitales no tienen ni religión, ni ideología, ni partido. Comerciantes palestinos tienen mejores relaciones con comerciantes israelíes que con políticos palestinos, y viceversa. Por lo tanto no va a ser un obstáculo el pertenecer a una tendencia política para concretar una inversión, sea palestina o uruguaya.

EC —Concretamente, ¿en qué consiste el proyecto?

MO —No tengo los detalles. Podéis invitar a la parte del grupo que viene a hablar de las cosas técnicas de lo que van a hacer están aquí para que hablen detalladamente de las cosas técnicas. Están finalizando el papeleo, firmaron la sociedad anónima, legalizaron esta institución en Uruguay para empezar luego a materializar la planta donde van a producir sus productos.

EC —Se ha mencionado una inversión de US$ 30 millones. ¿Esa cifra es correcta?

MO —A mi juicio esa cifra es para comenzar, luego puede ir a mucho más.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: