Entrevista central, martes 20 de junio: Heber Galli

Entrevista con Heber Galli, presidente del directorio del Banco de Previsión Social.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Martes 20.06.2017, hora 8.25

Video de la entrevista

EMILIANO COTELO (EC) —La semana pasada el ministro de Economía, Danilo Astori, dio a conocer los lineamientos de una rendición de cuentas “cautelosa” y con escaso margen para aumentar el gasto en los sectores prioritarios definidos por el gobierno. En la presentación llamó la atención un factor “nuevo” que, justamente, restringe las posibilidades: a partir de 2018 el gobierno deberá transferir al Banco de Previsión Social (BPS) US$ 100 millones extra para cubrir mayores pagos por pasividades, algo que no estaba previsto en la rendición de cuentas del año pasado.

El ministro se mostró preocupado por la “rapidez e intensidad” con que creció el gasto en pasividades en los últimos años. Y mencionó al respecto varios datos. Uno, que entre 2008 y 2016 la cantidad de jubilaciones servidas por el BPS creció 23 %, superando las proyecciones del propio organismo. Dos, que una de cada cinco jubilaciones es por invalidez, cuando hace 10 años esa proporción era de una cada diez.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué no se previó esta mayor erogación? ¿Qué está pasando en sistema previsional uruguayo?

Vamos a conversarlo con el presidente del BPS, Heber Galli.

La conferencia de prensa del equipo económico terminó colocando bajo la lupa a la seguridad social y al BPS. ¿Cómo recibió el directorio esa novedad?

HEBER GALLI (HG) —Estamos acostumbrados. Un organismo que maneja un presupuesto de US$ 10.000 millones al año está constantemente analizando la situación tanto de las erogaciones como de los ingresos.

La referencia que se hace a la hora de hablar de la rendición de cuentas seguramente tiene que ver con la Ley 18.395, aprobada por el año 2009, que surgió del Diálogo Nacional de Seguridad Social del primer gobierno del doctor Vázquez y que tuvo amplio consenso político y social, fue aprobada por todos los partidos en el Parlamento. Y nosotros no nos quedamos con aquello, sino que a lo largo de estos años hemos venido monitoreando muy de cerca la evolución de esta norma. Tenemos informes que están disponibles en la página web del BPS del año 2013, a cuatro años de aprobada la ley, y del año 2015, a seis años de vigencia de la ley, y son perfectamente consistentes con la evolución que ha tenido la norma y la que tiene al día de hoy. De manera que era absolutamente previsible cuál iba a ser el desarrollo de esta norma.

EC —Los dichos de Astori parecieron un reproche al BPS por no haber proyectado ese aumento adicional de US$ 100 millones, en cierta manera haber inducido a error al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en la rendición de cuentas anterior.

HG —Todos los años en nuestro presupuesto hacemos las proyecciones para cuatro o cinco años. Estas proyecciones se hacen con las pautas que marca el MEF para absolutamente todos los organismos públicos. De manera que las proyecciones a partir de los datos macro surgen evidentemente de esa información.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con jubilaciones y pensiones, sistemáticamente las proyecciones las hace el BPS, en particular Planificación y Presupuesto y la Asesoría General de la Seguridad Social, y los informes de 2013 y de 2015 sobre cómo venía desarrollándose esta norma 18.395 son absolutamente consistentes con los datos actuales.

EC —¿Son consistentes? ¿No hubo un error de cálculo?

HG —No, en absoluto.

EC —¿Por qué el MEF dice que se sorprendió, que hubo un gasto imprevisto, un adicional?

HG —Partamos de la base de que estamos proyectando a partir de algo que es un derecho que la gente puede ejercer o no, depende mucho de lo que la gente quiera hacer. Por ejemplo, en un momento en que hay un nivel de empleo alto es probable que se jubile menos gente que si el nivel de empleo disminuye. Esto es absolutamente claro y consistente en toda la información.

Para que se tenga una idea del alcance, es importante de manejar los números de esta norma 18.395 también cuantificando del lado de lo que significa como política social. Porque no estamos hablando solamente del gasto, estamos hablando de una norma que a mi juicio es la mayor contribución a la equidad de género en materia de seguridad social fácilmente en los últimos 40 años.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: