Entrevista central, martes 9 de enero: Benjamín Liberoff

RA —La publicidad entonces es cada vez más personalizada y apunta a los distintos públicos, ese es un elemento que explica el crecimiento. ¿Qué otros aspectos están influyendo en el crecimiento turístico?

BL —Creo que comunicar nuestras ofertas en tiempo adecuado y en forma adecuada a aquellos que están buscando vacacionar es una herramienta bien importante. De todas maneras, si vamos a tener más de 2.600.000 argentinos que vinieron en el año 2017, tenemos un boca-oreja de los argentinos absolutamente espectacular, para nosotros es prioritario. El mercado argentino, que muchas veces se critica que es un monocultivo, yo diría que es espectacular; cultivémoslo mejor, mucho mejor. Y por primera vez este año vamos a superar el medio millón de brasileños pasando por fronteras, hace 12 años eran 170.000. Eso es por acumulación, hoy tenemos una red de televisora nacional brasileña trasmitiendo nuestras vacaciones de este período, tuvimos la filmación en redes de telenovelas nacionales, traemos periodistas. Del 15 al 20 va a venir la revista Vanidad de Los Ángeles a estar en Uruguay, trajimos periodistas alemanes, vienen agencias de viaje y turoperadores. Eso es por acumulación, no hay varitas mágicas.

RA —Vamos a algunas situaciones, más coyunturales quizás, que surgen comúnmente en estas fechas, sobre las que siempre le preguntamos. Por ejemplo, en Punta del Este se dio alguna situación que podría verse como cierto desborde. Pienso en algunas estaciones que se quedaron sin combustible, en los supermercados como Devoto que debieron cerrar sus puertas por la aglomeración de clientes en fin de año, en algunos comerciantes de la gastronomía que nos comentaban que no dan abasto con la cantidad de reservas… ¿Se había previsto una situación así? ¿El sector privado está realmente preparado para dar un servicio de calidad con tanta afluencia de público?

BL —Si me permiten, utilizo la formulación de un cómico de hace bastantes años, Olmedo, que decía “si no me tenían fe”. Nosotros veníamos reiterando que veníamos creciendo a razón de 15 %, 20 % a lo largo de todo el año, que no veíamos ninguna razón por la cual la temporada abruptamente fuera a ser distinta de eso. Hubo quienes se prepararon. También es cierto, cualquiera lo puede comprender, que uno se puede preparar en múltiples aspectos, pero llega un momento en que tiene acotada su utilización. Cuando uno tiene cajas de supermercado de acuerdo a la dimensión de su establecimiento de determinada manera, no puede atender más gente que la que pasa. Lo que ha comenzado a pasar es que se empiezan a generar instancias con automatización de servicios para facilitar. Eso va a tener que ser.

Por suerte en estos días se anunció el llamado a licitación para construir un nuevo paso de frontera en Fray Bentos. Tengamos en cuenta que no es un problema de construir más casillas, también hay que aplicar la tecnología. Tenemos que encontrar los caminos por los cuales los smartphones que cada uno tiene, comunicados con los software de nuestros puestos de Migración, permitan un tránsito de otra característica. Lo mismo que los peajes, en los peajes hay que encontrar otros caminos. Supongamos que agrandamos en una o dos casillas esto que es bastante grande, no van a resolver un tránsito que es absolutamente excepcional y que se da durante determinado lapso, no es que todo el año tenga estas características.

DS —Un motivo de mucha queja, sobre todo en Rocha, es el tema de los cajeros automáticos que se vacían rapidísimamente, la poca accesibilidad a dinero efectivo. Las colas de La Paloma a veces son de dos cuadras en el cajero que está cerca del faro. También pasó con el cajero del Banco República (BROU) en la entrada de la terminal del Cabo Polonio, y en La Pedrera lo mismo. Ha pasado varios años, no es el primer año que pasa. ¿Por qué no se puede instrumentar de alguna forma diferente? Porque termina perjudicando al turista y al comerciante local.

BL —Totalmente de acuerdo. Pero ¿cuántas personas tratan de retirar dinero en los supermercados que están habilitados para hacerlo? O en los otros puntos, porque parece que el único punto donde se puede hacer algún tipo de transacción como la que tú sugieres es el cajero automático. Yo diría que en perspectiva el cajero automático debería ser el menor de los operadores al respecto.

DS —Pero los detalles hacen a la temporada.

BL —Por eso creo que hay un problema de información quizás a los efectos de que los otros puntos sean dimensionados por el público para facilitar, porque se les facilita la vida a todos ellos. A lo largo de todo el año buscamos con el BROU, a través de la organización de gestión de destino en Rocha y en algunos otros lugares, apelar a que aumentemos los puntos en los cuales se puedan hacer esos retiros más pequeños o se pueden hacer pagos, etcétera, para facilitarles la vida a los turistas. En algunos lugares todavía no aceptan tarjetas de crédito. En setiembre estuve en China, y allí en lo que viene a ser un equivalente a Tristán Narvaja si usted no lleva la tarjeta y no trabaja con el POS no compra nada. Hay dispensadores de bebidas y snacks adonde uno va con el reloj, es reconocido por la máquina y toma directamente. El mundo va en esa dirección, no tengan ninguna duda. Entonces desde ese punto de vista tenemos que hacer un esfuerzo todos. Algo el Banco Central empezó a hacer en cuanto a la enseñanza de los métodos electrónicos de funcionamiento en la sociedad con este tipo de cosas, para que desde la escuela comencemos a incorporar, para tener eso que decimos muchas veces, que si cambia el ADN, si no cambia el ADN. Hay que comenzar en la dirección que el mundo está planteando.

DS —¿Desde el Ministerio de Turismo se está haciendo algo? Porque una cosa es lo que hace el BROU o la sensibilización que puede venir por…

BL —A nosotros en mayo, junio se nos pasa la lista de dónde va a haber cajeros automáticos, y en algún momento hemos planteado algunos adicionales. Por ejemplo en el caso de Cabo Polonio, llevamos el acuerdo con la Intendencia de Rocha y el ministerio colaboró con fibra óptica para la puerta del Polonio, porque había un problema de bajada de señal, de amplitud de banda para funcionar. Lo hicimos ahí y en algunos otros lugares. Es lo que digo, trabajar a lo largo del año con los operadores para estar mejor preparados es lo que hay que hacer.

RA —¿Ustedes tienen margen de acción ahí? ¿En qué medida el MT puede actuar con respecto a las medidas que están llevando a cabo algunas estaciones de servicio de Maldonado de no aceptar tarjetas de crédito Visa y OCA, en ese diferendo en particular, dado que también afecta la imagen turística del país, el servicio que se le da al turista extranjero sobre todo?

BL —Los operadores conocen que hemos estado permanentemente junto a ellos –la Cámara Uruguaya de Turismo lo sabe— tratando de hablar con el Ministerio de Economía. Cuando en abril se llegó a ciertos acuerdos entendimos que habíamos dado un paso, y también en la proyección. Por el otro lado, las tarjetas de crédito, que son un player importante, en algunas oportunidades no han tenido la flexibilidad suficiente para ayudar a encontrar soluciones en un mercado que, tal cual la política que el gobierno se ha planteado, es de crecimiento de la operatividad –y los números lo están marcando—, vayan bajando. De pronto hay que ir adelantando los plazos en función del crecimiento de las operaciones para beneficiar y que funcione todo en general. De hecho en algún momento las tarjetas internacionales tomaron incluso unilateralmente el encarecimiento del 1 % del arancel, lo cual tampoco nos facilitaba la vida en el país. Pero hemos estado en la mesa con todos, hemos trabajado para llegar a las mejores soluciones y nos parece que el hecho de la no dispersión de márgenes entre el más pequeño y el mayor, de mejorar los plazos en que se les paga a los operadores minoristas y todo lo que estamos procurando que se amplíe el mercado para el crecimiento y el funcionamiento mejor es parte de lo que tenemos y de lo que tenemos que seguir haciendo. La ministra en particular ha estado extremadamente activa en ese tema.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Liberoff, puso varias cosas en su lugar, y varias personas también.
    Pierde y pierde categoría La Mesa, cuando sus integrantes hablan de cualquier tema con poco y a veces con ningún fundamento. Eso sin contar los dichos que la ceguera de origen ideológico, pone a menudo en boca de los elegidos para integrar ese programa. Eso, a veces me enoja, a veces me avergüenza y las más me da lástima.
    Bien Gerardo Caetano, que se fue; estaba «quemándose» integrando mesas con personas del nivel de Gabito.

    Reply

Escribir Comentario: