Entrevista central, martes 9 de enero: Benjamín Liberoff

***

DS —Ayer se viralizó un audio de WhastApp de la ministra de Turismo en el que manifestaba su preocupación por una posible medida que algunos productores rurales que amenazan con cortar las rutas que terminaría afectando el abastecimiento de productos básicos en los balnearios del este e incluso en Montevideo. ¿Cómo están mirando este tema desde el ministerio? ¿Qué grado de preocupación tienen? ¿Qué han hecho al respecto?

BL —Si todos los uruguayos procuramos profundizar la actividad turística a los efectos de convertirla en un factor de desarrollo, de mejora de la calidad de vida, de fuentes de trabajo, noticias como estas no son las que facilitan o las que crean el mejor ambiente. Yo puedo entender, recién escuchaba al productor, y he vivido situaciones en las cuales alguien me quiere hablar de algo de lo que me está pasando pero realmente no hay consuelo. Por lo tanto entiendo que puede haber situaciones particulares en las cuales ninguna forma de diálogo puede resultar para resolverla o por lo menos atemperar lo que se está sintiendo. Pero en Uruguay cada vez que el agro ha tenido dificultades el país ha pensado formas para tratar de encaminar algunas soluciones, probablemente no la de este productor y de pronto la de algunos otros. Creo que hay que trabajar, y si en algo se ha caracterizado el ministro Tabaré Aguerre es por tener sensibilidad para conocer como productor e incluso para poder atender. Con los fondos de financiación que se han creado especialmente se ha buscado la salida a nuevos mercados, etcétera. Pero efectivamente hay momentos en los cuales en el país de los promedios algunos se ahogan. Ese es un problema, por lo tanto en esa situación, en ese estado de ánimo, es como cuando a alguien que tiene un familiar en situación equis le preguntan “¿cómo se siente?”, ¡cómo se puede sentir!

DS —Pero con respecto a las actuaciones del MT ante la amenaza de un eventual piquete, se habló con el subsecretario del Ministerio del Interior, el hermano del presidente. ¿Qué gestiones han hecho? La ministra dice que habló con los directores de Turismo de los 19 departamentos. ¿Cómo están viendo este tema?

BL —La ministra es la que hace referencia a eso y ella es la que ha estado en contacto. Y creo que es a ella que le corresponde, en todo caso, plantear elementos, si los tiene; los ha estado trasladando. Y creo que hay momentos en los cuales tampoco tiene sentido seguir hablando sobre el punto. Lo que mencioné de generar las mejores condiciones para que quienes nos visiten vuelvan es la misión y el objetivo de nuestro trabajo. Desde ese punto de vista tenemos que tratar de ayudar a generar las mejores condiciones para la estancia de quienes nos visitan, porque en definitiva el kilo de carne que mejor se cotiza en el mundo es el que le vendemos a un turista que se lo lleva, el yogur que se paga más, la verdura que se vende como exportación, porque todo lo que consumen los turistas son exportaciones.

RA —No pasa por Migración, lo llevan puesto.

BL —Desde ese punto de vista me parece que todos tenemos la preocupación. Aun los propios productores en situaciones como las que están planteando creo que están orientados a generar mejores condiciones para que quienes nos visitan tengan una experiencia importante. Desde ese punto de vista me parece que lo que vaya en la dirección contraria no nos ayuda y no ayuda al propio sector que se quiere reivindicar. Así que desde ese punto de vista yo apelo a seguir conversando y encontrando caminos para mejorar entre todos.

RA —Hasta ahora hablamos de algunos de los principales aspectos que tienen que ver con el este del país. Pero vayamos a otro destino turístico, a Montevideo, que por estas fechas es un lugar al que llegan muchos visitantes y en gran medida cruceristas. Un tema que se conversó últimamente es que en Nochebuena y Navidad llegaron cruceros con visitantes que se encontraron con prácticamente todo cerrado en buena medida en la Ciudad Vieja. ¿Qué puede hacer el ministerio para cambiar eso? ¿No es una alternativa por ejemplo ofrecer incentivos a los comerciantes para que tengan sus puertas abiertas ese día? Porque estamos hablando de que son privados que se pierden de hacer un negocio, pero evidentemente si no abren es porque no les resulta beneficioso, no les cierran los números con lo que tienen que pagar ese día en horas extras a su personal o la compensación especial.

BL —Es bien interesante la pregunta y es complejo de resolver. Yo los primeros de enero normalmente los pasaba en los aeropuertos despachando los turistas que tenía, porque era mi zafra. A nadie le gusta estar el 24 de diciembre atendiendo enfermos en un hospital. Cada uno sabe cuáles son las reglas en su rubro. Ahora, si tenemos que decir que hay que pagarles en forma especial a los comercios para que abran cuando están los cruceristas, me parece que hay alguien que no entendió en qué negocio está. A lo largo del año tenemos reuniones regulares con todos los sectores que tienen que ver con el crucerismo. No es que los cruceristas empiezan a llegar y empezamos a ver qué problemas tienen. No, desde la limpieza, el chequeo de Inspección General de la Intendencia hasta efectivamente hablar con los comerciantes.

RA —Pero si trabajan en Navidad hay que pagar doble porque es un feriado no laborable.

BL —A ver, el otro día bajaron 10.000 personas, ¿cuántas veces se tienen 10.000 personas en la Ciudad Vieja con posibilidades de comprar? Son acuerdos comerciales que tienen que tomar los que están en el rubro. Como Antón Pirulero, que cada uno atienda su juego.

DS —Por eso le preguntaba al principio sobre la cabeza turística del uruguayo, si el uruguayo tiene la cabeza preparada, teniendo en cuenta que es una actividad que cada vez genera más ingresos para el país, que se necesitan más servicios. Yo estuve en esa fecha acá y los cruceristas deambulaban y decían “está todo cerrado”, Ciudad Vieja parecía una ciudad zombi. Eso genera un problema.

BL —Estoy de acuerdo con usted. Trabajamos para eso y no es fácil pensar que los domingos de mañana hay que levantarse a las 7 para estar en el comercio a las 9 cuando bajan los cruceristas. No es fácil, efectivamente hay que pensarlo, desde ese punto de vista creo que hay hándicaps que tenemos que resolver. Yo mencioné hoy por otras razones la inclusión financiera desde la escuela. El turismo también, porque todos sumamos vaquitas y manzanas en los libros de las escuelas, ¿y por qué no sumar turistas y para empezar desde la escuela a visualizar de qué estamos hablando cuando hablamos de ese negocio? Ahora tenemos un centro de información con estudiantes de UTU en la peatonal Sarandí porque había un problema de información para los propios turistas.

RA —Ahí una medida puede ser la educación, concientizar de que hay que prepararse para el turismo desde la escuela, pero ¿el ministerio no podría ofrecer incentivos en un primer momento?

BL —Cualquier supermercado me podría pedir que le demos incentivos para abrir más temprano por determinada razón. Estamos hablando de que el mercado regula pero no regula, papá Estado tiene que resolver determinadas cosas, y no es así, es una contradicción espectacular. Como decir que hay que obligar a los cruceristas a comprar. Eso no existe. Para nosotros el crucerismo, además, independientemente de lo que compren, porque además hay abastecimiento de diferentes productos, por lo tanto compras tienen, no es solo lo que los turistas hacen, para nosotros es una enorme operación de marketing, significa que los grandes operadores turísticos ponen a nuestro país en los mapas de los circuitos del Atlántico sur. Y cuando bajan y nos ven, con nuestras luces y con nuestras sombras, después vuelven, verificamos que efectivamente vuelven. En particular eso resultó estupendamente positivo en el caso de Brasil. Tenemos alrededor de 100.000, 110.000 cruceristas brasileños por temporada, y la inmensa mayoría de ellos no sabían cuál era la oferta turística de Uruguay, vinieron porque vinieron en crucero, y después vinieron como turistas. Hubo un momento en el cual el real estaba a 1,60, 1,70, en que además eran fantásticos compradores, pero hoy es una operación de marketing, no es ni una cadena de televisión ni una red social la que comunica, son ellos que efectivamente lo visualizan. Eso es muy importante, porque a veces la gente cree que es lo que gastan, 30 dólares en una remera o 2 dólares en un suvenir. Eso es lo menor desde el punto de vista del posicionamiento que tenemos que hacer con los cruceros.

RA —El otro día abordamos en la Mesa el tema de si estábamos preparados para el turismo, y el arquitecto Willy Rey hacía referencia a las responsabilidades del MT, ponía el énfasis en la formación de recursos para atender el turismo, y lo planteaba con este ejemplo:

(Audio Willy Rey)

Lo que falta aquí en Fray Bentos, para realmente tener la capacidad de recibir la avalancha que año a año va a ir aumentando, de hecho uno ya puede corroborar el aumento de las visitas, a las 4 de las tarde en Fray Bentos no hay dónde comer un sándwich caliente. Y lo he dicho muchas veces y lo he advertido, cuidado porque Mercedes está en mejores condiciones, está muy cerca y se va a terminar comiendo todo el turismo que se genera por el patrimonio que ustedes tienen, les digo a los fraybentinos. Entonces hay una tarea de formación que el ministerio tiene que desarrollar y tiene que apoyar, conjuntamente con otros ministerios. Pero creo que tiene que ser líder en la materia.

(Fin audio.)

RA —¿Qué dice sobre este comentario?

DS —Quedó picando.

RA —Rey ponía un caso en particular.

BL —Si hay alguien que ha recorrido, conoce, es Willy Rey, y lo que dice es absolutamente así. Ahora, nosotros a través de Inefop este año vamos a terminar capacitando a 3.500 personas en todo el territorio nacional, no en Montevideo o en el este, en todo el territorio nacional, sobre turismo. Existe por primera vez una sectorial turismo dentro de Inefop. Quiero hacer un poquito de historia. Cuando en 1983 yo abrí con Jorge Castell y Silvia [Lacon] un instituto privado de capacitación en turismo, prácticamente lo único que se enseñaba en Uruguay sobre turismo estaba en la UTU con grados medios. Hoy, aparte de los centros privados que hay y muy buenos, la tecnicatura que había en la Facultad de Humanidades se transformó en licenciatura, incluso hay maestrías que tienen que ver con el turismo, la Universidad Católica tiene su licenciatura, la ORT brinda determinadas cosas. Hagan por un momento lo mismo en capacitación que el Uruguay tiene para la ganadería y se remontarán a un siglo. Entonces hay procesos, por ejemplo el MT introdujo hace cuatro o cinco años en el Plan Ceibal un juego que se llama Foto aventura en el que en lugar de dispararles sacan fotos a animales, y coordinado con primaria se pone cuáles son las características de ese pájaro que se fotografió, etcétera, y se cuelga como cualquier otro juego. Hay que tener la cadena. Los libros de geografía de quinto y de sexto comenzaron a introducir factores relacionados con los atractivos turísticos y el rol turístico. Acá hay acumulación, no hay generación espontánea o cosas mágicas. Incluso en el caso de Fray Bentos, a través del programa con el Banco Interamericano de Desarrollo que tiene que ver con Pájaros Pintados, la mayor inversión que tiene ese proyecto es un centro de interpretación y un trabajo para el Anglo.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Liberoff, puso varias cosas en su lugar, y varias personas también.
    Pierde y pierde categoría La Mesa, cuando sus integrantes hablan de cualquier tema con poco y a veces con ningún fundamento. Eso sin contar los dichos que la ceguera de origen ideológico, pone a menudo en boca de los elegidos para integrar ese programa. Eso, a veces me enoja, a veces me avergüenza y las más me da lástima.
    Bien Gerardo Caetano, que se fue; estaba «quemándose» integrando mesas con personas del nivel de Gabito.

    Reply

Escribir Comentario: