Entrevista central, miércoles 4 de mayo: Julio Porteiro

Entrevista con Julio Porteiro, presidente del directorio del Banco República.

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Miércoles 04.05.2016, hora 8.18

EMILIANO COTELO (EC) —Dos años después de su nombramiento, el contador Julio César Porteiro confirmó ayer que dejará la presidencia del Banco República (BROU), aunque aclaró que el alejamiento se concretará recién después del 20 de mayo y que la decisión no es nueva, sino que fue acordada en febrero con el ministro de Economía, Danilo Astori.

Porteiro realizó estas puntualizaciones en una conferencia de prensa en la que descartó las especulaciones que habían circulado el lunes cuando trascendió su renuncia. El día anterior, el domingo, el senador José Mujica había afirmado públicamente que “el mejor presidente que tuvo el Banco República” en los últimos 30 años fue Fernando Calloia, y que si tuviera que cubrir hoy ese cargo, volvería a nombrarlo a él. Con ese telón de fondo, algunos comentarios indicaban que Porteiro se iba por una serie de diferencias que había mantenido con las dos representantes del Movimiento de Participación Popular (MPP) en el directorio del BROU.

¿Cuáles son los motivos de la dimisión? ¿Qué deja su gestión al frente del BROU? ¿Cuáles son los desafíos que enfrenta la institución?

Vamos a conversarlo con el contador Julio César Porteiro.

Según lo que usted informó ayer, su alejamiento con fecha 20 de mayo fue acordado en una reunión que tuvo en febrero con el ministro Danilo Astori. ¿Por qué tomaron esa decisión?

JULIO PORTEIRO (JP) —La decisión en realidad empieza antes. Para poner en contexto, yo ingresé el 21 de abril del 2014 en un banco que estaba realmente convulsionado, en el que había muchas cosas ajenas a la actividad bancaria que estaban incidiendo en su comportamiento.

EC —Astori, que entonces era vicepresidente de la República, propuso su nombre al presidente Mujica cuando se confirmó el procesamiento sin prisión de Fernando Calloia por el delito de abuso innominado de funciones por la participación que había tenido en el caso de Pluna SA cuando se gestionó el aval de la empresa Cosmo.

JP —Exactamente, eso fue así. Pero la posibilidad de proponer mi nombre fue después de muchas charlas que tuve con Danilo Astori y con quien era el ministro de Economía en aquella época, Mario Bergara. No voy a hacer historia antigua, pero yo estuve presidiendo el Banco Comercial en los años 2005, 2006, y cuando terminé la función con la venta del banco tuve posibilidad de seguir trabajando en la Administración Pública porque me lo ofrecieron, estaban satisfechos con el resultado de esa actuación. Yo les expliqué que mi vocación es la actividad privada, que no estaba pensando –en el 2006– en hacer carrera en la Administración Pública, ellos lo entendieron y eso fue absolutamente respetado. Entre el 2006 y el 2014 seguramente pudieron haberme invitado a más de una cosa, en la medida en que yo sé que ellos confían en lo que yo puedo hacer y oportunidades en el gobierno hubo más de una.

EC —Hay que agregar que usted tiene una muy antigua relación con el contador Astori, se conocen desde la época de preparatorio.

JP —Sí, en 1955 ingresamos juntos al Colegio y Liceo Sagrado Corazón en primero de preparatorio de Ciencias Económicas. La amistad con Mario se generó mucho después, pero tenemos excelente relación, tengo una excelente relación con los dos. Entonces cuando terminó mi experiencia en el Banco Comercial hubo celebración, hubo charlas, hubo cenas, hubo algún chiste “ahora vas a hacer tal cosa”. Eso dio oportunidad a que charláramos de que yo en la Administración Pública no me veía, que volvía a mi actividad privada, a mi consultoría en proyectos de inversión y mi docencia en la Universidad de la República.

EC —¿Por qué aceptó entonces hace dos años el cargo de presidente del BROU?

JP —Como usted decía, hubo intercambios entre el presidente y el vicepresidente de la República, que no se dieron en un acto único, fueron prolongados, hubo mucho cambio de opinión. Y en definitiva mi nombre fue un nombre de consenso, es decir, propuesto por el vicepresidente de la República y aceptado y respaldado por el presidente de la República. Y no había ocurrido lo mismo con otros candidatos, entonces me explicaron: la situación es esta, te necesitamos en este momento. Entendida la situación, conversado el tema con la familia, decidí que iba a aceptar el cargo de presidente del BROU. Esa fue la razón de mi regreso, era una situación muy especial en una institución que es señera dentro de la plaza financiera uruguaya.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: