Entrevista central, miércoles 5 de abril: Pedro Bordaberry

EC —Hubo varias versiones de prensa al respecto. Pienso en Búsqueda, que el 22 de agosto de 2013, cuando informaba de aquel acuerdo, anotaba la sorpresa que la noticia había producido incluso dentro de VU y agregaba: “Sanabria —que estaba en Batllistas de Ley, de José Amorín— es un hombre clave a la hora de conseguir recursos para una campaña que aparece como muy costosa”.

PB —Bien. A mí no me puso dinero. O sea que en realidad usted, que es un periodista serio, no tendría que ir por versiones, tendría que ir por cosas concretas, alguien que se lo haya dicho, alguien que le haya traído el documento. Porque si dice “son versiones de las que se habla”, no es muy serio.

EC —Es una y no es la única.

PB —Desmiéntala, porque evidentemente cuando se dice eso, supongo que tendrán algún tipo de prueba atrás.

EC —También El Observador informó en ese sentido.

PB —Está bien, pero en el 2013 todavía no había empezado la campaña. Todo lo que se dijo en el 2013 son elucubraciones de lo que podía pasar en el futuro y sobre los motivos. Usted dice que en el 2013 los motivos eran económicos…

EC —Yo le pregunto.

PB —… y yo le digo lo que me dijeron a mí. A mí me dijeron: “Estamos repeleados, nos pasamos todo el día peleándonos, es un desastre, la gente nos dice ‘los colorados están todos peleados’. Hagamos la paz”. Ese fue el argumento que me trajeron a mí y me pareció sensato. Y en esa paz yo pedí que el señor Sanabria padre no fuera en ninguna lista y no fue. De ahí en adelante, ¿qué más quiere que haga? Hoy, con el diario del lunes, sabemos quién ganó en Maroñas, pero en 2013 nadie decía que pasaba esto con el Cambio Nelson. Después se murió Sanabria padre, después pasaron todas las cosas que sucedieron.

EC —Y cuando murió Sanabria padre usted formuló unas declaraciones que están en FM Gente del 1.º de octubre de 2015, que fueron así: “Yo creo que lo que nos queda siempre de Wilson es esa forma de trabajar y ayudar a muchos, estar siempre pronto para ayudarlos […] A mí también me ayudó”, señaló, muy emocionado. ¿De qué tipo de ayuda hablaba?

PB —Esas son palabras que pronunció Julio María Sanguinetti.

EC —Acá están atribuidas a Pedro Bordaberry.

PB —Está bien, pero esas son palabras que pronunció, el día de su entierro, Julio María Sanguinetti. Y sí, nos ayudó a todos, es la verdad. Era un hombre que ayudaba al que le iba a pedir dinero, al que necesitaba trabajo, hacía ese tipo de cosas. Y a mí me ayudó sobre todo en lograr que en Maldonado se acabara la pelea. Nos ayudó en eso, fue bueno en ese sentido, se terminó la pelea en Maldonado, ya nadie más habló, después de eso no hubo más nada.

EC —Una interpretación posible es “me ayudó económicamente”.

PB —No, no, esa es una interpretación suya. Ayudó él, y además sobre todo la forma que ayudó es que fue muy fuerte cuando dijimos “usted no va a ir en ninguna lista”, y aceptó.

***

EC —La decisión de 2013, 2014 de incorporar a Sanabria a filas de VU no conformó a todos los dirigentes de su sector. El diputado Fernando Amado, que se alejó del grupo que usted encabeza, lo recordaba hace pocos días hablando en Radio Monte Carlo.

(Audio Fernando Amado)

Hubo una época en la cual Sanabria era la quintaesencia del mal dentro del PC, y por ende VU, el sector de Pedro Bordaberry, que yo integraba, no quería que ingresaran, no solamente a VU, sino que los combatía desde dentro del PC porque sentía que era malo para la política. Luego, Bordaberry cambió. Y generó esa inclusión de referentes de ese estilo de hacer política como Sanabria para Vamos Uruguay, lo cual creo que fue un error y terminó haciendo perder la esencia de ese sector.

(Fin audio)

EC —¿Cuánto afectó a su sector, a VU, aquel acuerdo?

PB —En primer lugar, recuerdo que Amado me consultó y me dijo que no estaba de acuerdo con el ingreso de Sanabria, eso hay que reconocerlo. Pero le di los argumentos y Fernando Amado siguió en VU, con Sanabria. Si hubiera sido tan desastroso lo que uno tiene que hacer es decir “no estoy de acuerdo con que él venga, me voy”. Pero siguió. Es cierto, él me advirtió, me dijo “no estoy de acuerdo en que venga”, yo le di los argumentos. Pero Amado, al igual que todos los que hoy miran para otro lado y dicen “no tengo nada que ver”, siguió con Sanabria, estaba en las convenciones y hablaba con él; con Sanabria hijo.

EC —¿Acá pudo haber habido, en ese acuerdo, un motivo para la mala performance de VU en las últimas elecciones? ¿Puede haberlo afectado en ese sentido? Estoy tratando de entender más a fondo lo de la responsabilidad que usted asumió.

PB —Obviamente, cuando uno mira las elecciones y ve que le va mal, la responsabilidad es del candidato, no hay vuelta en ese sentido. Lo que privilegié en ese momento, y quizás me equivoqué, fue buscar la paz interna en el partido en lugar de seguir por la línea por la que veníamos. Esa fue la realidad, ese fue el momento, dije “vamos a buscar la paz interna”, tratando de salvar las cosas. Ya le digo, pusimos la condición de que Wilson Sanabria no fuera candidato, creo que se lo dije a Amado y a los otros. Amado no fue el único que nos dijo que no estaba de acuerdo, hubo algunos otros; creo que Pasquet también me dijo, y algunos otros. Y yo les dije: “El que no está de acuerdo tiene los caminos que hay que tomar”. Pero yo privilegiaba la paz, el PC venía de peleas grandes, muy grandes. Recuerdo que cuando vinieron, la primera vez que me encontré con Wilson Sanabria, dije: “Pucha, ahora que me encuentro con él, ¿qué va a decir alguien, que poco menos lo estoy proscribiendo para integrar una lista?”. No fue el único caso que pedí que no fuera en listas, a otras agrupaciones que se integraban les decía: “Mirá que no quiero caminar con esta persona, no me la pongas en la lista, no me la traigas en esto”.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: