Entrevista central, viernes 1 de setiembre: Irupé Buzzetti

Entrevista con Irupé Buzzetti, directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Viernes 01.09.2017, hora 8.30

EMILIANO COTELO (EC) —Este miércoles, la Escuela 251 del barrio Conciliación fue escenario de un nuevo episodio de agresión hacia docentes cuando una madre atacó a golpes la directora y a una maestra de ese centro.

La directora relató de esta manera el incidente en un audio que circuló ayer por WhatsApp…

(Audio directora.)

Fue horrible ver a una madre cómo pega una patada voladora, tira a la maestra al piso y después se le tira encima como si fuera una bolsa. No te imaginás de la manera que le pegaba, cómo le dejo la cara, el pómulo, el ojo. Horrible. La sacamos. Pensamos que todo se había terminado, pero ta, yo me había quedado con su niño, que no quería irse de la escuela ni loco. Quería quedarse escondido en la dirección. Y ahí fue cuando la mujer me agarra desprevenida y me desplumó, pensé que la cabeza me la partía en cualquier momento.

(Fin audio.)

EC —Ayer el fiscal en lo penal Juan Gómez pidió el procesamiento con prisión de la madre por dos delitos de lesiones personales intencionales cometidos en reiteración real.

Mientras tanto, se cumplía un paro de 24 horas resuelto por Ademu (Asociación de Maestros del Uruguay) Montevideo para protestar por la agresión. La secretaria general del gremio, Daysi Iglesias, dijo que este del miércoles fue el caso con “más impacto emocional” de los cinco ocurridos este año y que han tenido como víctimas a docentes escolares.

¿Cómo lo ven las autoridades de la educación?

Vamos conversar con Irupé Buzzetti, directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

EC —Primero, ¿cuál es su estado de ánimo, ahora que ya pasaron más de 24 horas de los hechos?

IRUPÉ BUZZETTI (IB) —El estado de ánimo es horrible, porque cuando uno escucha el relato de las maestras… yo ahora escuchaba nuevamente a Beatriz, la directora… Esta directora, estas maestras eligen esta escuela, eligen la Escuela 251, que es una escuela con una comunidad, en medio de un complejo, el complejo de Millán y Lecocq, donde hay un gran compromiso, donde a esta mamá, que es mamá de seis niños, se la contenía, se la atendía. Entonces en definitiva el problema no es en sí lo físico, el problema es esa entrega, ese compromiso, y la respuesta. Tenemos que tener claro que no es la respuesta de todos los papás. La semana anterior los papás de la escuela del Prado fueron los primeros en ir a declarar por la agresión de la mamá que atropella a una maestra. Ahora los papás de ese colectivo, de esas viviendas son los primeros en apoyar al personal, porque reconocen en la escuela los procesos educativos de los hijos, reconocen que sin vínculo no hay nada. El problema es que detrás de esto hay situaciones violentas que trascienden lo que pasó ayer.

EC —Justamente, en mayo de este año, cuando hubo otro episodio de agresión, en ese caso en la escuela 29 del Cerro, usted decía: “la escuela no escapa a ser un mojón de la sociedad también en el tema de la violencia”, “antes había reparos, había determinados códigos y respeto hacia la institución educativa”. ¿Qué está pasando? ¿Dónde ubica temporalmente este fenómeno de violencia? ¿Cuándo empezó?, ¿cómo viene evolucionando?

IB —Yo ubico el fenómeno de violencia en algunas cosas que estamos contemplando, como los embarazos adolescentes. Imaginemos que esta mamá, que hoy tiene 27 años, tuvo a este niño con 16, 17 años, estas situaciones la desbordan. Hemos intentado y estamos haciendo mediaciones con nuestros equipos de Escuelas Disfrutables, pero ayer justamente teníamos la presentación de un libro de Julio Castro en el Museo Pedagógico, nos pusimos a conversar con muchas de las personas que estaban allí y en la tarde decidimos en el Consejo armar un grupo que va a estar integrado por la gente de Educadores por la Paz, por el maestro Julio Arredondo, por maestros jubilados que se ofrecieron ayer, por la compañera Mara Velázquez, de Canelones, y que va a dirigir nuestra asesora docente. A su vez, ya sabemos que hay médicos, médicos que están involucrados en la salud mental. Para nosotros, primero que nada, lo central es ese niño. Quiero que las familias piensen que cada vez que se desbordan de esta manera en el medio hay un niño que no quería irse de la escuela.

EC —Pero insisto, ¿cuándo empezó este fenómeno de agresiones a los maestros?

IB —Siempre hubo algún tipo de agresión verbal, todos los que recorrimos toda nuestra carrera de maestros, directores, inspectores hemos tenido algunas agresiones verbales. Pero eran situaciones controlables, acá se le pega a una maestra, se sale, se vuelve y se le pega a la directora.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Finalizando el reportaje y tras el comentario de un oyente la entrevisteda reconoce que el niño debe de recibir malos tratos, y ahi yo concluyo: esa afirmación por que no la hizo antes y no a instancias del comentario del oyete. El niño tiene cinco hermanos, quienes seguramente sufran los mismos malos tratos que el niño en cuestión, porque la institución sabiendo o presumiendo esta situación de violencia doméstica no lo trasladó a la justicia!

    Reply

Escribir Comentario: