Entrevista central, viernes 27 de octubre: Javier de Haedo

Entrevista con el economista Javier de Haedo, coordinador de los equipos técnicos del Partido de la Gente.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Viernes 27.10.2017, hora 08.27

EMILIANO COTELO (EC) —Este miércoles, el Partido de la Gente (PG), que lidera Edgardo Novick, presentó un mecanismo de selección de candidatos que es toda una novedad para el sistema político uruguayo.

(Audio Edgardo Novick.)

Hoy les abrimos las puertas a trabajadores, mujeres y hombres que se sientan capaces, que quieran ser intendentes y que quieran hacer un cambio de verdad. Que se postulen. No importa a quién hayan votado. Lo que nos importa es que defiendan el trabajo de los uruguayos, que administren bien, que cuiden la plata del pueblo como cada uno la cuida en su casa.

(Fin audio.)

EC —Como si fuera una empresa que busca personal, el partido habilitó una página web en la que los interesados que cumplan con determinados requisitos pueden postularse a intendente de su departamento subiendo un currículo. Los perfiles van a ser analizados luego por tres consultoras privadas que van a elaborar una lista para que las autoridades del PG elijan a los 19 candidatos del lema que van a competir en los comicios departamentales de 2020.

¿Qué hay detrás de esta idea? ¿Es viable en Uruguay?

Vamos a conversarlo con el economista Javier de Haedo, coordinador de los equipos técnicos del PG.

¿Cuándo apareció esta idea en el PG?

JAVIER DE HAEDO (J de H) —Apareció después de las elecciones francesas, cuando nos enteramos de que el presidente Macron había establecido un sistema de estas características para elegir sus candidatos a legisladores. No nos convencía para la instancia de legisladores, pero sí nos pareció una muy buena idea para los intendentes, a quienes se requiere un trabajo de gestión mucho más claro. Además los legisladores tienen la representación de la soberanía y otras connotaciones, pero nos pareció que esto era replicable para el caso de nuestros candidatos a intendentes.

EC —Ya vio las reacciones que se han producido. Tomo una de ellas para seguir avanzando en las razones y en los motivos. Alejo Umpiérrez, diputado del Partido Nacional, sector Todos, departamento de Rocha, escribió ayer en Twitter: “Un partido que busca candidatos x internet no es innovador, sino que ha fracasado en su construcción como tal”. ¿Qué dice?

J de H —Las reacciones que vi ayer a esta iniciativa son totalmente previsibles. No les gusta a quienes están en la política porque es una forma distinta de hacer política que los desafía o eventualmente los amenaza. Y sí les gusta muchísimo a quienes no están en la política y ven la oportunidad de hacer las cosas de un modo diferente. Al contrario, este es un partido nuevo, nació hace 11 meses, no tiene decenas de años de existencia. Y está innovando en la búsqueda de las personas que van a postularse. No es buscarlos por internet; también ese señor diputado va a buscar seguramente a través de las redes sociales, si no lo hace seguramente no va a ser reelegido, porque hoy todo se hace por ese medio.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    ¡Ustedes se acuerdan de Tortorelli?
    El también fue un innovador. Y en eso quedó. Hoy entra en el capítulo de anécdotas del sistema político uruguayo.
    A mi personalmente no me cierra. Es como poner la carreta adelante de los bueyes.
    Pienso que el gobierno de un grupo lo ejerce aquella persona o grupo de personas que son elegidos por los miembros del grupo para decidir en nombre de todos sus integrantes. Este grupo puede ser un club de bochas o un pueblo, una ciudad o un país.
    Las personas se eligen para que gobierne, es decir para que tome decisiones que comprometen a todo el grupo. En consecuencia, el grupo establece algunos principios o criterios generales en los que deberá apoyarse el gobierno para decidir de la manera que lo haría el grupo si todo él tuviera la posibilidad de decidir en cada caso particular.
    Cuando el grupo es bastante grande, ya no es posible poner a todos sus integrantes de acuerdo en los principios o criterios generales. Entonces el grupo de divide en subgrupos. Estos subgrupos compiten entre ellos para determinar cuál de ellos impondrá sus principios o criterios generales. La evolución ha llevado a que los subgrupos se pongan de acuerdo en principios o criterios muy generales. Allí es donde aparece la Constitución que es como el manual de procedimientos adoptado por un país para decidir. Después se llega a la conclusión de que es necesario establecer normas generales que desarrollen los principios constituciones y allí aparecen las leyes. Entre las leyes aparecen las normas para elegir a los gobernantes.
    Hago todo este introito para hacer recordar que se gobierna en representación de la población, generalmente dividida en partidos políticos que tienen sus normas de funcionamiento a nivel general y a nivel particular.
    Entonces, queda claro que quien va a tomar una decisión cualquiera tiene que ser elegido por los integrantes de un partido político. Normalmente, los partidos políticos funcionan como grupos organizados de militantes. No todos quienes votan a los representantes de un partido son militantes. Existen también quienes no tienen interés en ser militantes y se limitan a votar a los candidatos que los militantes de cada partido proponen.
    Pero, lo que no puede desconocerse es que un candidato debe ser y generalmente es un militante, alguien que comulga con los principios o criterios generales desarrollados por la militancia a lo largo del tiempo y que la militancia conoce bastante bien y considera que tiene las aptitudes y las actitudes apropiadas para representar al partido y por ende a los militantes y a quienes no siendo militantes los eligen con el voto.
    Naturalmente que la elección de candidatos de los partidos es una acción compleja y por eso generalmente, se opta por la elección a dedo por los líderes incuestionables de cada partido – cuando los hay – o por el voto de los militantes. De cualquier manera, el candidato tiene la certeza que se lo eleva a esa jerarquía dentro de la militancia por sus dotes personales y por su trayectoria, cualidades bien conocidas por quienes lo eligen.
    Claro, esto es bastante complicado y nunca falta alguien que tiene ocurrencias. Esta innovación de Novick es una ocurrencia, nada más. No tiene ningún fundamento.
    Esta ocurrencia está determinando que cualquier persona sea elegida por sus condiciones personales y por su experiencia laboral fuera de la escena política por procedimientos técnicos de selección de personal que han sido desarrollados para ayudar a los responsables de las organizaciones a seleccionar personas para ocupar cargos definidos (cuyo desempeño requiere determinadas competencias), en un determinado organigrama, para ejecutar políticas diseñadas por las autoridades máximas de las organizaciones y compartir responsabilidades con otras personas de las organizaciones. En una palabra, se selecciona a una persona para un cargo específico, que tiene que tener un determinado perfil y que tiene que aceptar desempeñar sus tareas dentro de un determinado organigrama.
    En la innovación de Novick/De Haedo las consultoras van a seleccionar a una terna en cada departamento y por lo tanto van a descartar a todos los restantes postulantes. El partido político, léase el Sr. Novick, va a elegir dentro de la terna a uno de los postulantes. Será el que tiene mejores dotes personales, mejor trayectoria, mejor potencialidad, etc. no importando para nada si pertenece o no a la militancia del partido, no importando qué pensamientos tiene con respecto a las políticas que deberán seguirse en el gobierno del departamento, no importando si tiene algún tipo de relación con los candidatos a ediles o los candidatos a diputados o senadores o presidente o vicepresidente.
    Entonces, por un lado tendríamos al candidato a intendente, por otro lado los candidatos a ediles, diputados, senadores, presidente y vicepresidente y por otro lado el programa del partido que será desarrollado por el Sr. Novick, el Sr. De Haedo y el equipo elegido por el Sr. Novick y el Sr. De Haedo.
    Ahora, si el candidato no tiene la mínima afinidad con los otros candidatos y no comparte el programa de gobierno, tendrá una sola opción: renunciar a la candidatura y entonces tendremos que elegir a otro de la terna y así sucesivamente. Esto será muy divertido porque el Sr. Novick y el Sr. De Haedo saldrán a recorrer el departamento buscando votos llevando de la mano a su candidato y de pronto, en cualquier esquina del barrio, el candidato renuncia. Entonces, deberá empezar de nuevo a recorrer el departamento con otro candidato. Realmente, qué interesante que es ser innovador.
    ¿Se acuerdan de Tortorelli?

    Reply

Escribir Comentario: