Entrevista del miércoles 23 de octubre de 2019: Adrián Peña

EC —Lacalle Pou insiste en que quiere formar una coalición teniendo en cuentas las coincidencias entre las fuerzas políticas y dejando de lado los matices, las diferencias. Es un hecho, usted lo mencionó hace un rato, que Talvi ha tenido a lo largo de la campaña matices muy fuertes con Guido Manini Ríos, los ha marcado, ha querido marcarlos, ha querido subrayarlos. ¿Es posible que el día de la elección o unos días después se sienten todos en una mesa y acuerden los términos de una coalición de gobierno?

AP —Creo que es posible y además es necesario, que es otra cuestión. Tenemos que estar a la altura de la historia de nuestro partido, tenemos que trabajar para que exista una opción real alternativa al FA. Ese fue nuestro primer compromiso, desde el comienzo. Nuestro compromiso es con el cambio, con la alternancia en el gobierno; creemos, como siempre hemos dicho, que el FA es un proyecto agotado, que no ha podido dar respuesta a los problemas más importantes que el Uruguay tiene. Creemos que ha hecho mucha cosa bien, esa es nuestra posición, nuestra visión, pero que ha llegado el momento de un cambio. Ese cambio nos encontraría liderándolo o acompañando. Si nos toca acompañar, vamos a trabajar en esa línea, la de buscar las coincidencias en aquellas cosas puntuales que el Uruguay tiene que cambiar de manera inmediata.

¿Que no pensamos lo mismo, que tenemos diferencias importantes en algunos puntos? Sí, sin duda, no hay que ocultarlo y está bueno que quede claro que tenemos diferencias en algunos puntos. Pero iremos por esos puntos en los cuales podemos acordar de cara a un futuro gobierno. Allí hay una responsabilidad que tenemos que asumir todos, y creo que si alguien puede estar a la altura de esas circunstancias, es el partido de la ética y la responsabilidad, que es el PC. No veo ningún problema para ponernos de acuerdo, por ejemplo, en las transformaciones que el Uruguay necesita en materia de educación, para reactivar la economía y sobre todo para tratar de desahogar al sector productivo del país. Me parece que en esas cosas rápidamente nos vamos a poner de acuerdo, son cosas puntuales, cuestiones concretas, muy pragmáticas de gestión en materia de gobierno. Creo que eso no va a ser difícil.

EC —¿Incluso con CA?

AP —Incluso con CA, porque cuando uno lee el programa de gobierno en cuestiones puntuales, bien concretas, como estas que le nombré recién, hay puntos de coincidencia que habrá que explorar.

EC —Talvi ha ido flexibilizando el discurso de rechazo tajante a Manini que mostraba inmediatamente después de las elecciones internas.

AP —Nosotros siempre creímos y creemos que sería mucho mejor que esta coalición alternativa al FA tenga la menor cantidad de actores posible en la mesa. Eso parece además de Perogrullo, es una cosa lógica, son actores, primero, conocidos, porque el Partido Independiente (PI), el PN, el PC son partidos ya establecidos, con principios conocidos, con actores conocidos, porque este es un país muy chico, acá todos nos conocemos, tenemos que hablar con claridad de las cosas. Sabemos muy bien qué piensa Pablo Mieres, qué piensa Iván Posada, qué piensa Daniel Radío; es decir, nos conocemos, tenemos trato personal y esas cosas facilitan los acuerdos de gobierno. Entonces si entre estos tres partidos logramos las mayorías suficientes para gobernar creo que sería un factor positivo de la nueva coalición. Pero aparentemente la realidad va a marcar que va a haber otro actor, y con peso, y naturalmente hay que incluirlo. De todos modos, no dejamos de pensar lo que pensábamos originalmente.

EC —O sea, no dejan de pensar ¿qué cosa?

AP —No dejamos de pensar que es mejor una coalición con la menor cantidad de actores y conocidos.

EC —Pensé que aludía a los juicios que Talvi y otros dirigentes hicieron sobre CA. ¿Se adelantaron en el análisis de lo que implicaban esa propuesta y ese espacio político?

AP —No, creo que en la elección era necesaria la diferenciación entre el perfil batllista, de centro, que el PC está teniendo, y el posicionamiento que en algunos temas tiene CA, somos cosas diferentes. Nosotros estuvimos trabajando y estamos trabajando para que estos tres partidos que mencionaba recién, los partidos establecidos, sean los partidos mayoritarios en la coalición. Además creo que la sumatoria del PN y el PC, en esta posible opción de gobierno alternativo al FA, va a ser claramente mayoritaria ante la posición de CA. Y dada la realidad electoral, creo que tenemos que ir trabajando y avanzando en esos acuerdos en materias puntuales sobre las cosas que el Uruguay precisa.

EC —Pero mi pregunta es si cambiaron de opinión con respecto a algunas preocupaciones, inquietudes que tenían a propósito de CA.

AP —Algunas declaraciones de algunos actores de CA no dejan de preocupar.

EC —¿Cuáles?

AP —Por ejemplo algunas que ha hecho su vicepresidente, algunas que tienen que ver con la justicia, algunas que tienen que ver con que se iba a mandar a todo el mundo a ser homosexual, la invocación a Dios. Determinado tipo de perfil y de declaraciones que nos distancian en la visión de las cosas desde el punto de vista ideológico. Pero habrá que ver. Además es un partido nuevo, conocemos la figura del general Manini por su actuación pública en los últimos años, por el rol que desempeñó, pero la gran mayoría de los actores de CA son aún desconocidos, habrá que ver quiénes son sus diputados, quiénes son sus senadores y cómo en los hechos esto se manifiesta políticamente. Es toda una interrogante.

EC —De todos modos, las decisiones va a haber que tomarlas pronto, pocos días después o pocas horas después de la primera vuelta de las elecciones.

AP —Justamente, habrá que trabajar en esos cinco ejes de los que todos los partidos políticos de oposición venimos implícitamente hablando, de los acuerdos en estas materias: educación, donde creo que hay una amplia base de acuerdo que es la propuesta de Eduy21, que suscribimos todos los partidos políticos y algunos actores del FA, y también tenemos visiones similares en otros aspectos, como la reactivación productiva, la inserción internacional. Creo que tenemos que ir por esos caminos de acuerdo, que esto no va a ser tan difícil como decía hace unos minutos. Me parece que en ese sentido ponernos de acuerdo va a ser más rápido de lo que pensamos. Seguramente en las otras cosas no.

EC —Por ejemplo, Talvi ha insistido mucho en que el PC es el único que tiene un proyecto coherente de futuro para el Uruguay. Después del debate Daniel Martínez-Lacalle Pou dijo que en ese debate ese proyecto no había aparecido de ninguno de los dos lados. Que en cambio él sí, el PC sí tiene ese proyecto, que resume en la expresión del “pequeño país modelo”. Da la impresión de que en las circunstancias que estamos analizando y por todo lo que va a haber que negociar ese proyecto va a quedar licuado.

AP —Trataremos de que las cosas más importantes de ese proyecto sean llevadas adelante. Si nos toca ganar incluso, no va a ser el 100 % de nuestro proyecto, nuestro proyecto va a ser la hoja de ruta, pero va a haber que incorporar ideas, propuestas de los demás partidos.

EC —Claro, en cualquier caso, incluso con el PC primero en la oposición, va a tener que negociar con los otros socios, va a tener que limar su planteo.

AP —De eso se trata. La política es el arte de lo posible, decían los griegos. En eso tenemos que trabajar en las próximas semanas. Creo que el programa sí, estamos defendiendo mucho nuestra hoja de ruta, nuestro plan de futuro; como dice Ernesto, es un programa con una visión holística de la realidad, donde por ejemplo el tema de seguridad tiene un enfoque y un abordaje multidimensionales, y así es en todas las áreas. Uno lo entiende como un sistema, no hay una parte del programa desconectada de la otra, cualquiera que lo lea lo puede ver así. Creo que es un documento muy rico, muy bueno, y una gran propuesta que el PC lleva adelante. Por eso estamos trabajando con tanto ahínco de aquí al 27 para que ese sea el proyecto que lidere y nuestro candidato. Es lógico que lo defendamos. Pero, insisto, creo que el acuerdo en esos cuatro o cinco ejes más importantes que el Uruguay tiene que resolver de aquí en adelante son las cosas que nos tienen que concentrar después del 27.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: