Entrevista del miércoles 23 de octubre de 2019: Adrián Peña

EC —Hablábamos de que hay varias posibilidades el domingo para el PC. Una es que cuando ocurra el balotaje ninguno de los dos líderes de la oposición encabece el gobierno. Lo que llama la atención es que la candidatura de Talvi haya estado manejando en varios discursos ese otro escenario, el de un cuarto gobierno del FA sin mayorías parlamentarias. En esas intervenciones Talvi marca que el PC podría ser apoyo de esa administración para sacar adelante iniciativas puntuales, “a cambio de que prime la sensatez”. ¿Por qué? ¿Por qué considera y por qué menciona espontáneamente esa otra posibilidad?

AP —Esa tercera posibilidad hoy aparece como la menos probable, pero no deja de estar en el radar. Yo decía que hay dos escenarios, el primero es el de un partido que va a actuar fuertemente como contralor de un Poder Ejecutivo que por primera vez no tendría mayoría parlamentaria, esa sí parece con una probabilidad bastante grande, en caso de que se diera esta posibilidad de un FA nuevamente en el gobierno, no tendría mayorías parlamentarias. Allí el control estricto que vamos a hacer como PC es la primera garantía que puede tener la ciudadanía.

Y luego lo que Ernesto ha manifestado viene en línea con lo que ha sido su posición desde que ingresó en la política: no estar en contra de todo de manera automática. Es decir, eso que le hizo tanto daño al país en su momento en manos del FA, que atacaba, trancaba todo lo que venía de los partidos que en aquel momento gobernaban. El famoso palo en la rueda del FA en muchísimas cosas que luego terminó no solo haciendo, sino profundizando en su gobierno. Era la famosa oposición sistemática por oposición en sí misma. Creo que eso le hace daño a la República, le hace daño al país y esa no va a ser la actitud de un PC si se diera ese poco probable cuarto gobierno del FA. Ese es el matiz que está poniendo Ernesto.

EC —Primero, ¿está hablando por el PC o está hablando por Ciudadanos dentro del PC?

AP —Está hablando el candidato Ernesto Talvi, que hoy es la mayoría del PC. Es él, el candidato, quien está diciendo eso, no es una declaración del partido. Pero es importante el semblante con el que Talvi entra a la política. Nosotros hemos reconocido desde siempre algunas de las cosas que el FA ha hecho, no venimos a decir “está todo mal”; eso sería falso, hay mucha cosa que está bien y mucha cosa está en el camino en el que hay que profundizar. Entonces si ese escenario se diera no va a ser la oposición simple y sistemática, va a ser seguramente en algún caso, y si hay cosas buenas para el país, no pararse en la vereda de enfrente solamente porque vienen del gobierno. Ese es el mensaje que quiere dar.

EC —Entiendo, pero vuelvo a la pregunta de por qué habla espontáneamente de esa posibilidad, que es, digamos, la peor posible para Talvi: ni gobierno encabezado por el PC ni gobierno encabezado por el PN.

AP —Supongo que porque eso aparece hoy en el radar y él es claro cuando le habla a la ciudadanía. Esa posibilidad hoy está.

EC —Si me pongo a interpretar, capaz que lo que busca Talvi cuando hace esos planteos es tratar de captar determinado tipo de votos, por ejemplo, de desencantados del FA, gente que votó al FA y hoy no está conforme, o de ciudadanos de oposición que en caso de un gobierno del FA quieren incidir para frenar los empujes de sus sectores más radicales.

AP —Es una lectura que coincide con la visión de Ernesto. En toda esta campaña electoral mucha gente dice “Talvi se para en el centro para captar esos votos”. Es al revés, la gente ve en el centro a Talvi y él capta esos votos. Aquí es lo mismo, esa posición es lo que él siente. Seguramente eso que Ernesto está planteando, esa cuestión que aparece bastante lógica, bastante constructiva incluso en lo que tiene que ser la responsabilidad política de un actor relevante de la política nacional, empatiza con la visión de mucha gente.

EC —También es una forma de apuntar a una parte del electorado.

AP —Es lo que él piensa, y seguramente mucha gente se siente identificada con eso que él plantea.

EC —¿Qué va a pasar la noche del domingo 27 de octubre? ¿Cuál va a ser la actitud del PC? Talvi ha dicho ya que en principio no piensa saludar personalmente a Luis Lacalle Pou si Lacalle Pou es el primero de la oposición.

AP —Quizás no personalmente en la medida de ir físicamente a algún lugar a saludarlo y demás, pero eso no quiere decir que no haya contacto ni comunicación ese día, telefónica se me ocurre. La presencia del candidato físicamente, personalmente en un lugar sería una señal política muy fuerte, supongo. Vamos a estar reunidos en nuestro comando, vamos a recibir con tranquilidad los resultados, vamos a analizarlos, seguramente haya alguna declaración en esa noche, pero seguramente no sea más que eso en la propia noche, porque queremos tomarnos el tiempo para ver cómo van decantando los resultados. A las ocho, nueve de la noche, si bien vamos a tener una información importante, no va a ser de un nivel de detalle fino como para advertir un montón de cómo queda conformada la cámara, cuál es el peso de cada partido, cuál termina siendo el peso de CA, cuál es la votación del FA. Además, no solo cuál es el porcentaje, sino cómo queda esto distribuido en bancas, porque todos sabemos que hay una serie de partidos menores que hay que ver si logran la representación –ustedes lo han trabajado muy bien– y cómo eso se termina configurando en el nuevo mapa político. Seguramente a las nueve de la noche eso aún no esté definido. Entonces nosotros con mucha calma vamos a asumir los resultados, seguramente daremos un mensaje, pero no habrá ninguna definición de fondo en esas primeras dos horas.

EC —Hoy le preguntan a Lacalle Pou en una entrevista en El Observador: “¿Es importante tener la foto el 27 con los demás candidatos de la oposición si usted llega al ballotage?”, y contesta: “No, creo que tiene que ser todo muy organizado, muy planificado. Pretender que el domingo, un día de emociones a flor de piel, cuando todo el mundo sepa cuánto votó, se fuercen escenarios, eso no es lo más adecuado”. Parece que va en una línea parecida.

AP —Sí, parece que sí, que vamos por aquella frase de “despacio que estoy apurado”. Hay que ir avanzando con cautela y con mucha responsabilidad y mucho equilibrio para que el resultado sea en definitiva aquel detrás del cual estamos todos desde hace años.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: