Entrevista del miércoles 4 de diciembre de 2019: Álvaro García

EN PERSPECTIVA
Miércoles 04.12.2019

EMILIANO COTELO (EC) —Ayer se dio un segundo paso en la transición de gobierno. En una de las reuniones el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, recibió a la futura ministra de Economía, Azucena Arbeleche, que llegó acompañada por cuatro asesores.

El encuentro había sido solicitado por la economista Arbeleche el día anterior, cuando el Poder Ejecutivo confirmó su decisión de no modificar las tarifas públicas hasta el fin de este mandato. Arbeleche consultó las razones de esa medida y García se comprometió a facilitar toda la información relativa a las empresas públicas que está detrás de esa resolución.

¿Cuál es la justificación que presenta el gobierno en funciones? ¿Qué medidas serán consensuadas con las autoridades que vienen?

Lo conversamos con el contador Álvaro García.

El lunes se produjo el primer encuentro entre el presidente Tabaré Vázquez y el presidente electo, Luis Lacalle Pou. Pero a la salida, Lacalle Pou y su equipo se encontraron con que un rato antes, y en la misma Torre Ejecutiva, el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi, había confirmado que hasta el final del período no se van a ajustar las tarifas públicas. Allí fue que Arbeleche decidió llamarlo a usted para pedirle una reunión. ¿Qué le dijo concretamente?

ÁLVARO GARCÍA (AG) —Fue una segunda reunión en realidad, porque el lunes ya habíamos estado conversando mientras el presidente electo estaba reunido con el presidente de la República. Conversamos largamente de diferentes temas y en la tarde mismo nos pidió la reunión de ayer, que inmediatamente concedimos para ayer al mediodía.

EC —El punto central era este.

AG —Sí, que es un punto dentro de todo el marco de la transición. Va a haber muchos de estos casos de diferente tipo, son las cosas que hay que conversar en una transición en la cual dos gobiernos, uno saliente y uno entrante, tienen una enorme cantidad de temas. De hecho nosotros preparamos un informe, un instructivo para todos los ministerios, que se está trabajando y que va a ser entregado el 10 de diciembre, que fue la fecha que pusimos a nuestros colegas para hacerlo. Ese informe incluye una gran cantidad de información unificada por ministerio, desde cuál es la situación del inciso a nivel general hasta señalar los principales planes estratégicos de la institución, principales lineamientos, objetivos, programas implementados en el período, con qué presupuesto va a contar el organismo en el año 2020, con qué recursos humanos, qué tipos de contratos, cuánta cantidad de funcionarios, qué inversiones tiene cada uno de los incisos, qué litigios, con qué organismos se vincula, cuál es la situación de esos organismos, comisiones en las que participa. Una gran cantidad de temas que hacen a todo lo que es ese árbol del Estado en el cual hay una enorme cantidad de información. La gran mayoría es información pública, pero en este proceso de transición, que es un proceso ejemplar –porque no es normal esto en los países en el mundo, por suerte en Uruguay cada vez más y creo que cada vez se hace de manera profunda–, ayuda a que las cosas fluyan de mejor manera y a que cuando el gobierno entrante ingrese tenga ya un trecho recorrido.

EC —Es interesante la descripción, el repaso que usted ha hecho de todos los puntos que están en juego en la transición, vale la pena tener ese mapa completo. Pero mi pregunta era qué le había dicho la economista Arbeleche. Se lo consulto porque ayer entrevistamos aquí en En Perspectiva al senador Álvaro Delgado, que va a ser el secretario de la Presidencia, y él a propósito de esta situación dijo que en la comunicación del lunes del ministro Moncecchi había habido algo de “picardía” hacia el Partido Nacional (PN). ¿Arbeleche fue por ese lado?

AG —Lo descarto completamente. Hubo también un tuit del senador Delgado –con quien tenemos una excelente relación– que no corresponde a la realidad. Uno de los puntos de la conferencia de prensa luego de la reunión se refería a eso: descartar cualquier tipo de suspicacia política con referencia a la casualidad de que en el momento en que se estaba reunido se estuviera comunicando. Que no es estar comunicando porque esto había sido comunicado el 29 de julio pasado.

EC —Pero ¿cómo se lo planteó la economista Arbeleche?

AG —Déjeme redondear la respuesta anterior. En realidad lo que sucedió fue que hubo consejo de ministros nuestro, que terminó más temprano, porque aquellos a quienes nos correspondía nos íbamos a reunir con el gobierno entrante, y ante una pregunta de un periodista –porque siempre está la prensa aquí, razonable pregunta porque el tema estaba en el aire–, Moncecchi recordó la definición que había tomado el gobierno el 29 de julio, luego también de un consejo de ministros, un lunes, que está publicada en la página de Presidencia. Y posteriormente hubo una importante cantidad de notas de prensa referidas al tema. O sea que era un tema público, de público conocimiento. Y nos sorprendió la sorpresa…

EC —Usted dice que Moncecchi no planteó el tema espontáneamente, sino que fue la respuesta a una pregunta de un periodista.

AG —Exacto.

EC —De todos modos, en el equipo económico del gobierno entrante cayó mal, en los dirigentes que rodean a Lacalle Pou cayó mal, el propio Lacalle Pou habló de “irresponsabilidad”. ¿Cómo fue el intercambio ayer?

AG —No hay irresponsabilidad en este tema. Responsablemente el gobierno tres meses antes de las elecciones legislativas, independientemente de cuál fuera el resultado, porque tres meses antes no se sabía qué iba a suceder con las elecciones, tomó esa decisión, en función del estado de las empresas públicas y de las proyecciones que se realizaron en ese momento, y fue comunicada.

EC —¿Cómo fue el planteo de Arbeleche ayer?

AG —Estuvimos conversando largamente de este y otros temas y en concreto estuvo la solicitud de información referida al estado financiero de las empresas de manera amplia y algunos otros temas vinculados con cómo van a ser los criterios de algunos ajustes, en particular del Imesi, de la BPC, y en materia de salarios públicos. Aquí es bastante claro que el ajuste de salarios públicos corresponde al cumplimento del convenio colectivo vigente.

EC —Pero más allá de que existía el anuncio, ese que usted citaba recién, realizado a fines de julio, ¿no era razonable dejar abierta a la conversación esta medida con el gobierno electo antes de ratificar aquella intención?

AG —Lo que pasa es que la ratificación no vino ahora, vino en las notas posteriores. Hay una nota en particular al ministro Murro en un programa de la mañana, pero hubo varias, en las cuales se daba por un hecho esa probabilidad de llegar al fin del gobierno sin ajuste de tarifas.

EC —Ayer Delgado decía en la entrevista: “Qué hacer con las tarifas públicas que se ajustan habitualmente en enero es un caso típico de medidas que caen en el período entre las elecciones y el cambio de gobierno y que terminan impactando en la nueva administración”. Decía: “Correspondía intercambiar ideas”.

AG —Vamos a intercambiar información en este momento y seguiremos en el diálogo, con esto y con otros temas.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: