Entrevista, jueves 15 de marzo: Ernesto Murro

Entrevista con el ministro de Trabajo Ernesto Murro por el anuncio de las pautas que el Gobierno presentó para la séptima ronda de negociación en los Consejos de Salarios.

Video de la entrevista

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Jueves 15.03.2018, hora 8.25

EMILIANO COTELO (EC) —El gobierno divulgó el martes las pautas que regirán la ronda de los consejos de salarios de este año.

Ese día sesionó el Consejo Superior Tripartito, con delegados oficiales, empresariales y sindicales. Y después, en cadena nacional de radio y televisión el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, explicó los lineamientos junto con el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri.

En términos generales, las pautas cuentan con una base similar a la de la ronda salarial de 2015. Se proponen ajustes nominales, o sea tasas fijas y no de acuerdo a la variación de la inflación. A su vez, esas tasas de aumento salarial son decrecientes en el tiempo y diferenciales según el dinamismo del sector. Se repite En ese sentido, el esquema de discriminar los sectores en dinámicos, medios y en problemas, y estructurar a partir de esa clasificación los incrementos en las retribuciones.

Para profundizar en esta información, en lo que espera el gobierno de esta nueva ronda de negociaciones, estamos con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro.

Este 2018 se perfila especial: una nueva ronda salarial y una rendición de cuentas. Va a ser un año de trabajo intenso para usted y para su ministerio. Habrá movilizaciones, protestas, acuerdos y desacuerdos. Lo habitual en estos casos, pero recargado. ¿Tiene esa impresión?

ERNESTO MURRO (EM) —Y agregaría a esto un año corto.

EC —¿Por qué?

EM —Estamos en abril, porque hoy estamos en abril.

EC —¡Mediados de marzo!

EM —Sí, pero viene Semana de Turismo, Semana Santa, tenemos el Campeonato Mundial de Fútbol a mitad de año…

EC —Es una cuña, para usted implica una gran pausa.

EM —Para el país. Tenemos la definición de los candidatos electorales, por ejemplo el Frente Amplio va a definir el 1.º de diciembre, por lo cual en octubre, noviembre el tema definición de candidatos electorales en los partidos políticos va a ser un tema muy fuerte, y eso atrae energía y distrae de otros temas. Por suerte es muy importante que tengamos elecciones y que haya definiciones. Se agrega a esto el congreso del PIT-CNT a fines de mayo, que también es un tema que en este punto que estamos conversando tiene su incidencia, como en otros temas del acontecer nacional. Así que va a ser un año corto y tenemos el tema de las negociaciones de los consejos de salarios casi para toda la actividad privada, tenemos 227 ámbitos de negociación este año.

EC —¿Ha habido una ronda más grande que esta?

EM —No, nunca, esta es la más grande de la historia. Se agrega además que es la última rendición de cuentas, por tanto esto involucra no solamente a los trabajadores del sector público, sino qué cosas va a hacer el gobierno en estos últimos dos años para toda la población, porque la rendición de cuentas a veces se asocia solo al sector público, pero es algo de impacto nacional. Entonces estamos ante dos hechos de impacto nacional como son la negociación de los salarios y las condiciones de trabajo y la sostenibilidad de las empresas que son los consejos de salarios en el sector privado. Y estamos ante el otro hecho importante que también es de impacto nacional, es de impacto para toda la población, que es la última rendición de cuentas de este período de gobierno.

Lo de los salarios importa porque en Uruguay los salarios determinan las jubilaciones y pensiones. Por tanto si bien los jubilados no están en esta negociación, están escuchando muy atentamente qué es lo que va a pasar en los consejos de salarios y con los salarios de los trabajadores públicos, porque ahí se define cuál va a ser el aumento de sus jubilaciones y pensiones el próximo 1.º de enero.

EC —Y todo esto en un contexto de restricciones fiscales, que a la hora de discutir la rendición de cuentas van a incidir.

EM —En eso lo que se ha acordado en el Consejo de Ministros es que sí va a haber gasto.

EC —Sí va a haber un aumento del gasto.

EM —Sí.

EC —Es polémico ya, hay quienes sostienen que no debería haber ningún aumento en estas condiciones.

EM —La mayoría de los que sostienen que no debería haber ningún gasto son los primeros que después van a pedir. Por ejemplo, me gustaría destinar dos minutos al gasto público social en seguridad social y salud en el sector rural.

EC —Ahí está aludiendo a los reclamos de los autoconvocados.

EM —No, no, estoy aludiendo a una realidad nacional que es muy importante y además creo que es necesaria. No la estoy cuestionando, me parece que se conoce poco y que quienes la usufructúan no la defienden suficientemente. Como el gran subsidio de US$ 390 millones por año que da la sociedad uruguaya al sector rural en seguridad social en el BPS y en el sistema de salud, el Fonasa. Por cada peso que entra al BPS del sector rural salen 3,40 pesos y por cada peso que entra del sector rural al Fonasa salen 2 pesos. Los 2,40 pesos de diferencia de BPS los paga el conjunto de la sociedad, y el peso de diferencia de la salud, del Fonasa, lo paga el conjunto de la sociedad. Y podría agregar que de ese peso que entra, los trabajadores pagan 65 centésimos y los empresarios o pequeños productores pagan 35 centésimos. Y lo mismo pasa con el peso que entra al Fonasa. Es un subsidio necesario, no estoy diciendo que esto haya que cortarlo.

Es más, Lacalle había aprobado la ley 16.320, que les hacía pagar toda la cuota mutual a los rurales, y tengo el muy buen antecedente de haber sido, en 1992, junto con el querido amigo Luis Colotuzzo, promotor de un plebiscito que derogó eso y entre otras cosas dio la tranquilidad al país de que la seguridad social no se modificaría más por rendiciones de cuentas o presupuestos. Esto hay que reconocerlo, porque se habla mucho de tal déficit y tal otro, del déficit de la Caja Militar, que está bien, hay que hablar y por eso estamos proponiendo su reforma. La Caja Militar son US$ 550 millones y acá son US$ 392 millones.

EC —Pero está claro que usted está respondiendo a las movilizaciones y plataformas que han venido del interior del país, de los autoconvocados, del movimiento Un Solo Uruguay.

EM —No, no estoy respondiendo, estoy simplemente dando información que es poco conocida y que creo que debemos conocer. Este tema debiera ser uno de los primeros puntos de la plataforma de los mal llamados autoconvocados –creo que de autoconvocados no tienen nada porque hay mucha plata para esas convocatorias–: defendamos el sistema de seguridad y salud rural.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: