Entrevista, lunes 16 de abril: Javier Uttermark

El alcalde de Dolores habló sobre la reconstrucción de la ciudad a dos años del tornado que la arrasó en abril de 2016.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Lunes 16.04.2018, hora 8.13

EMILIANO COTELO (EC) —Estamos con el alcalde de Dolores, Javier Utermark, que tiene 41 años, es licenciado en Ciencias Políticas, pertenece al Partido Nacional y va en su segundo período de alcalde.

JAVIER UTERMARK (JU) —Exactamente, es el segundo período que nos toca estar en esta querida ciudad de Dolores.

EC —Y el segundo tornado que le tocó vivir…

JU —Sí, en diciembre del 2012 habíamos tenido un primer tornado, de menor envergadura, se destruyeron unas 100 viviendas, pero este fue muchísimo más grande.

EC —Vale la pena recordarlo, porque después del tornado de 2016 la sensación instalada es que Dolores se encuentra en zona de tornados.

JU —Sí, en un pasaje de tornados, es lo que nos ha dicho la gente entendida en el tema. Empezó por el mismo lugar, por la zona de Cadol, en la zona del río, pero se corrió un poco más para la punta de Dolores, agarró una estación de servicio nueva y una punta del barrio Santa Marta, en el suroeste. En 2016 recorrió la ciudad en diagonal de punta a punta.

EC —En estas últimas semanas aquí discutieron si conmemorar o no el segundo aniversario del tornado. Y se resolvió que no. ¿Por qué?

JU —Queremos dar vuelta la página de lo que ha sido esto, ya lo recordamos en el primer año, en 2017. Este año en el Municipio no creemos oportuno seguir recordando esto. La gente lo va a seguir recordando por muchos años, la gente que lo vivió y todo Dolores, pero no queremos estar todos los años haciendo actos, manifestaciones o poniendo alguna placa o cosa que nos convoque a todos ese día. Si fuera un día de alegría todavía, pero queremos pasar esta página.

EC —Incluso hay un debate sobre si instalar o no un memorial.

JU —Sí, propusieron un memorial. En mi opinión –no la del Municipio ni la de la Intendencia– no es oportuno, porque sería pasar y ver todos los días que nos pasó eso. Quizás para el turista y para tener algo que refrende lo que pasó ese año, pero a mí me parece que no.

EC —Lo que sí hubo ayer fue una procesión al caer la tarde que organizó la Iglesia católica.

JU —Sí, como el primer año, que también la Iglesia católica y la Iglesia evangélica hicieron unas oraciones. Ayer hubo un rosario peregrino en un lugar próximo a la rambla de Dolores, pero fue la Iglesia nada más que lo organizó.

EC —Estamos hablando de lo que ocurrió en Dolores el viernes 15 de abril de 2016 a las 16.14. El tornado pasó por la ciudad a una velocidad de entre 300 y 400 km/4, fuerza 3, fuerza 4, eso todavía está en debate, y su capacidad de destrucción recorrió 4 km en 4, 3 minutos. ¿Hay un número más exacto ya?

JU —No, es así. Fue muy rápido, agarró la ciudad en diagonal, empezó donde había empezado el otro, en la zona del río, y terminó en la zona de los Altos de Dolores. Fue muy rápido y muy destructivo.

EC —Sí, destruyó una franja que abarcaba 2.000 padrones.

JU —Unos 2.000 padrones, afectó a unas 6.000, 7.000 personas que vivían en esos 2.000 padrones.

EC —Dejó cinco muertos, centenares de heridos graves, algunos de los cuales todavía padecen las consecuencias. ¿Sabe cuántas personas están hoy aún sufriendo aquel tornado de manera directa en el cuerpo?

JU —Alguna gente quedó con secuelas. De primera mano conozco un niño que quedó con graves secuelas, que por suerte está mejorando. Y muchos quedaron con secuelas psicológicas también, porque no solo son las físicas. Hay un número importante de gente que ha quedado con secuelas.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: