Entrevista, lunes 23 de abril: Jorge Polgar

El presidente del Banco República se refirió a las medidas que se tomarán con respecto al endeudamiento del agro y si está en la misma línea de lo que pretende el movimiento Un Solo Uruguay.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Molestos con la demora del gobierno en convocarlos para discutir la problemática del endeudamiento creciente del sector productivo, voceros del movimiento Un Solo Uruguay advirtieron ayer que se corre el riesgo de que “en un mes o dos” se produzca una “ruptura absoluta de la cadena de pagos”. El tema ocupó el titular principal en la edición de este domingo del diario El País.

La nota recuerda que “la última mesa de diálogo que se celebró entre los representantes del Poder Ejecutivo y los de Un Solo Uruguay, en la que se puso en agenda la problemática del endeudamiento, fue el 21 de marzo y desde entonces no ha habido nuevos contactos”. “Pasó un mes y no hemos tenido novedades”, dijo en tono de lamento Guillermo Franchi, un ingeniero agrónomo y productor que integra la mesa ejecutiva del movimiento.

Franchi aseguró que últimamente “ha aumentado de manera considerable” la morosidad de las empresas agrícolas, de las que prestan servicios al sector y las de transporte”, a lo que se suma que “la banca ha empezado a retirarse del mercado crediticio” debido a que “percibe las dificultades de pago que se avecinan”.

Agregó que las deudas entre agentes privados del sector agrícola también vienen en aumento, y aunque su nivel no está cuantificado, Franchi aseguró que “son muy importantes”.

El productor rural sostuvo que, ante la falta de respuestas del gobierno a los reclamos de los autoconvocados, “está en riesgo absoluto la cadena de pagos”, que podría cortarse “en un mes y medio o dos”.

El planteo surgió tres días después de que el Banco República (BROU) anunciara medidas en esa materia. Como informamos el viernes en En Perspectiva, el BROU lanzó varios instrumentos “para apoyar a clientes del sector agrícola afectados por la sequía, con el objetivo de aliviar su situación financiera y de permitirles continuar con el ciclo productivo”.

Según añadía el comunicado, “con un plazo máximo de hasta cuatro años, los clientes podrán reestructurar las obligaciones correspondientes al financiamiento de cultivos de secano y a la amortización de préstamos a mediano o largo plazo vinculados a esa actividad productiva”. Además, se ofrece “la posibilidad de incrementar la capacidad de endeudamiento de los clientes, a los efectos de poder financiar la nueva campaña agrícola”.

Paralelamente, se aprobó un mecanismo transitorio de apoyo a productores lecheros.

Para profundizar en este tema, para ver si este tipo de medidas van en la dirección que está solicitando Un Solo Uruguay, estamos con el presidente del BROU, economista Jorge Polgar.

El movimiento Un solo Uruguay propone un plan de refinanciación que no implicaría quitas pero sí reperfilamiento para ampliar los plazos de pago. ¿Estas medidas que el BROU aprobó la semana pasada tienen su origen en esos reclamos?

JORGE POLGAR (JP) —No, no, es la actividad del banco. El miércoles pasado culminó, con la aprobación por el directorio, una medida muy importante de acompañamiento a nuestros clientes que no pasó desapercibida. Estamos hablando de prácticamente 1.300 clientes del sector sojero con la preocupación de cómo encaran financieramente, ante el banco, la nueva siembra y costo de los cultivos de trigo. Allí nuestros equipos técnicos –que es un diferencial que tenemos con respecto a la competencia privada– han hecho un seguimiento y una evaluación muy clara de la realidad del sector, que nos permitió anticipar problemas de capacidad de pago de nuestros clientes, y tomar una medida muy profesional, muy acertada y sobre todo que es relativamente inédita con respecto a lo que está pasando en plaza. Pero no obedece a un planteo ni gremial ni grupal, sino al seguimiento que se está haciendo a nuestra vasta cartera de clientes.

EC —¿En el directorio del BROU tienen esa preocupación que manifiestan los autoconvocados por la posibilidad de que se corte la cadena de pagos en el agro?

JP —Déjeme precisar un poquito su pregunta. Nosotros podemos seguir la evolución de un conjunto muy numeroso de clientes, pero el sector como tal no es cliente de un banco tal o cual. Nosotros vemos que esta medida es muy oportuna porque efectivamente, ante los bajos rendimientos, aun con precios un poco más tonificados con que cerraron, nuestros clientes no podían hacer frente a los pagos al BROU en su gran mayoría. Seguimos haciendo un caso a caso, pero tomamos medidas para que la resolución sea en forma rápida. Se hace una amortización a cuatro años, se da la posibilidad de refinanciar todos los vencimientos del año 2018, que recién empieza en cierta medida, unos US$ 120 millones, en hasta cuatro años precisamente para que se fortalezca la cadena de pagos. En particular lo que le interesa al BROU es que los productores clientes del banco, esos 1.300 clientes del banco, que son una parte importante del sector, pero no son todo el sector, puedan hacer frente no solo a los pagos, sino también a los costos de una nueva siembra, que es clave para el criterio de empresa en marcha.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

Escribir Comentario: