Entrevista, lunes 25 de junio: Jorge Pozzi

El Frente Amplio finalmente aprobó el TLC con Chile que el presidente Vázquez había cerrado un año y medio atrás. El diputado del FLS Jorge Pozzi lamentó que se tuviera que esperar tanto, cuando la postura de su sector es que este tipo de temas no lleguen al Plenario.

vfacal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Lunes 25.06.2018, hora 8.54

EMILIANO COTELO (EC) —El cambio de posición de algunas coordinadoras de base de Montevideo y de departamentales del interior permitió que el Plenario Nacional del Frente Amplio (FA) votarla este sábado a favor del tratado de libre comercio (TLC) con Chile.

La resolución, aprobada por 86 votos a favor y 65 en contra, trasmite a la bancada parlamentaria la decisión de la coalición de apoyar la ratificación del acuerdo, que está pendiente.

En cuanto a grupos y partidos, votaron a favor el Movimiento de Participación Popular (MPP), que en el primer plenario que discutió el tema en mayo estaba dividido, más los que ya se sabía que estaban proclives al acuerdo: el Frente Líber Seregni (FLS), el Partido Socialista (PS) y la Vertiente Artiguista (VA), y también se sumó el Frente Izquierda de Liberación (FIdeL). En contra, se pronunciaron el Partido Comunista (PCU), la lista 711, que lidera Raúl Sendic, Casa Grande, de la senadora Constanza Moreira, y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

Estamos con el diputado Jorge Pozzi, del Nuevo Espacio (NE), FLS.

¿Qué sensación tuvo el sábado?

JORGE POZZI (JP) —No me tocó participar el sábado en ese plenario, pero recibimos […] de los compañeros. Tranquilidad, en definitiva; nosotros siempre estuvimos de acuerdo en votar, en aprobar el TLC con Chile.

EC —Lo estoy llamando porque recuerdo que hace poco conversamos con usted, el 10 de mayo, después del primer plenario, y estaba muy insistente en que el tratado tenía que salir, que no podía ser que quedara por el camino, y que en todo caso, si no había consenso en el FA, debía irse a la libertad de acción para que los diputados y senadores que estuvieran de acuerdo acompañaran y sumando votos con la oposición el tratado se ratificara.

JP —Sí, esa es una posición que teníamos como NE. Afortunadamente no hubo que llegar a eso porque finalmente este segundo plenario resolvió llevar adelante la votación del acuerdo. Tenemos una posición muy firme de sacar este TLC adelante porque es una cuestión que había negociado nuestro gobierno, el gobierno del FA, y no había sido una cosa hecha entre bambalinas, sino que fue muy finamente trabajado. Consideramos que era una cosa muy buena para el país y para el trabajo uruguayo, entonces estábamos dispuestos a ir adelante con este tratado. Incluso ahora, cuando venga al Parlamento, no sé cuál va a ser la posición de algunos sectores, pero estoy viendo que muchos sectores ya está diciendo que a pesar de no estar de acuerdo lo van a votar igual, lo cual es muy bueno.

EC —Se conoció en el fin de semana que el PCU, que el sábado votó en contra, y que la lista 711, que el sábado votó en contra, ahora anuncian que en el Parlamento van a acompañar a la mayoría del FA.

JP —Yo leí lo mismo, vamos a ver cómo se sigue, porque faltan otros sectores. En definitiva, tenemos la tranquilidad de que se va a votar el tratado. Creemos que el tratado es bueno y que algunas de estas iniciativas que está llevando adelante el gobierno ayudan al trabajo nacional. Por lo tanto estamos tranquilos en ese sentido, pero con firmeza en nuestras resoluciones y nuestras convicciones de algunas cosas, porque la orgánica del Frente es muy importante, pero el FA tiene también otras orgánicas. La bancada parlamentaria es una.

EC —Durante este tiempo, un año y ocho meses que pasaron desde que Vázquez y Bachelet firmaron el acuerdo, la crítica de quienes han puesto al FA en el banquillo de los acusados ha ido por el lado de “cómo puede ser que esa orgánica del FA demore tanto”. En especial han cuestionado el hecho de que un órgano como el Plenario Nacional, que tiene una conformación muy particular, muy polémica dentro del propio FA, fuera quien tuviera la última palabra en esta materia, cómo podía entenderse, cómo podía ser que pasara tanto tiempo. Una buena parte de la crítica estuvo en el plenario y en la orgánica del FA. Entonces, sabiendo que la estructura del FA es así, ¿el gobierno mismo no debió haber operado de otra manera? ¿Cómo puede ser que recién ahora, en mayo, junio de 2018 se envíen estudios a propósito del impacto del tratado?

JP —Usted sabe que el FA tiene sus tiempos y sus cosas, y algunos de nosotros no estamos totalmente de acuerdo con todos los caminos de resolución que tiene, pero estando dentro de la fuerza tenemos que tratar de agotar esos esfuerzos. Y creo que al gobierno le pasa algo igual.

Nosotros insistimos en una cosa: la orgánica del FA es muy importante, su Plenario, su Mesa Política, todo eso, pero hay otra orgánica, que es la discusión que por lo menos el NE tiene dentro del FA. Hay otra orgánica que es tan importante como esa, que es la orgánica de la bancada parlamentaria del NE, que también es una orgánica del FA, elegida por frenteamplistas, en elecciones nacionales libres. Entonces hay cosas que a nosotros nuevoespacistas no nos gustaría que terminaran resolviéndose en la orgánica del Frente, sino que la bancada parlamentaria, puesto que es donde están los votos para llevar adelante las cosas, discutiera y llegara a acuerdos internos para decidir qué caminos se siguen con un tema o con otro.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: