Entrevista, lunes 30 de abril: Gabriel Oddone y Julio César Lestido

El economista socio de CPA Ferrere y el presidente de la Cámara Nacional de Comercios hablaron de una posible nueva regulación de las compras por internet.

Video de la entrevista

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Lunes 30.04.2018, hora 8.23

EMILIANO COTELO (EC) —Las compras en el exterior realizadas a través de internet ganan cada vez más terreno entre los uruguayos.

En 2017, la cantidad de paquetes ingresados creció 10 % respecto a 2016. Y se prevé que la tendencia se mantenga.

Se trata de un régimen interesante para el consumidor uruguayo porque, pese a que se ha vuelto más restrictivo, permite tres encomiendas anuales por hasta US$ 200 dólares cada una, de hasta 20 kilos, sin pagar impuesto alguno. Únicamente se abona el servicio a la empresa de courier en base al peso de la mercadería ingresada.

¿Deberían cargarse el IVA y otros impuestos aduaneros a estas importaciones para atenuar el impacto negativo que tienen sobre el comercio local?

Esa posibilidad estuvo en debate el martes pasado en un seminario organizado por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) titulado “Encomiendas postales internacionales: puesta a punto de las últimas estadísticas y su impacto en el sector comercio”.

Para profundizar en estos temas, recibimos a Julio César Lestido, presidente de la CNCS, y al economista Gabriel Oddone, socio de la consultora CPA Ferrere, que presentó un estudio sobre ese tema en la actividad de la semana pasada.

Lestido, ¿las compras realizadas en el exterior a través de internet preocupan al comercio local? ¿Hay una pérdida de facturación? ¿Ustedes notan eso?

JULIO CÉSAR LESTIDO (JCL) —Sí, sin duda hay una pérdida de facturación. Por eso nos está preocupando, porque nuestros asociados nos han venido reclamando desde hace ya algún tiempo que se cree el ámbito para poder negociar. Es un tema muy difícil, no es decir “vamos a cambiarlo de golpe y porrazo” o “estamos en contra”. Lo que hay que hacer es regularlo de alguna manera adaptándose a los tiempos que nos toca vivir. Desconocer esta situación sería equivocado de nuestra parte. Es una realidad que tenemos, que está y hay que adaptarse a ella, pero lo ideal es regularla, que todos convivamos.

EC —¿Tienen medido cuál ha sido el impacto? Por ejemplo rubros afectados, baja en la facturación, puestos de trabajo eventualmente perdidos.

JCL —Le hemos pedido a nuestro departamento de estudios económicos que nos termine de afinar los números que en forma gruesa ya tenemos. Sí tenemos cómo ha ido impactando en algún tipo de mercadería y cómo ha ido variando. Y para que veamos que esto fue creciendo no solamente en valores numéricos y en valores económicos, sino que también fue creciendo la variedad de compras de mercadería, en un principio la vestimenta y el calzado ocupaban arriba del 60 %, pero fue cambiando, la vestimenta sigue al frente con más o menos un 31 %, pero empiezan a aparecer otros productos, como los juguetes. Nos llama la atención porque tenemos entendido que para importar juguetes incluso hay una reglamentación que se tiene que aprobar por los productos que vienen. Hoy juguetes sería el tercer rubro de mayor importancia en cuanto al ingreso por e-commerce.

EC —Números de facturación entonces todavía no hay. En cuanto a impacto en el empleo, ¿qué están esperando?

JCL —Tener cifras exactas, porque es muy variado, y esto está impactando mucho en la zona de Montevideo o en la metropolitana, pero en el interior está impactando bastante más. Entonces estamos en contacto con nuestros centros comerciales que nos están empezando a arrojar los primeros números.

EC —CPA Ferrere hace años viene analizando el impacto de las compras web, sus repercusiones acá. ¿Cómo ha sido la evolución?

GABRIEL ODDONE (GO) —Nosotros hicimos un trabajo en el año 2014 con datos de 2013 que fue el que dio origen a la presentación del otro día. Pero de 2013 a la fecha cambiaron varias cosas, entre otras cosas el régimen se modificó, antes podían ser cinco artículos, hoy son tres habiendo pasado por un año de cuatro. Por otro lado también cambió la reglamentación en términos de cuánto es el monto tope, hoy los US$ 200 incluyen la compra de la mercadería, no incluyen los fletes y los seguros, que antes sí lo estaban. Además antes no se identificaba el comprador con el titular de la tarjeta de crédito, hoy sí. O sea que en los últimos tres años han tenido lugar una serie de cambios, con lo cual reconstruir una serie histórica no es posible. En cualquier caso, cuando uno toma las cifras más cercanas, las que tú manejabas al principio, hubo un crecimiento del 10 % en volumen y del 20 % en valor en 2016-2017.

EC —En un año hubo esa variación, pese a que en el camino se amplió la restricción.

GO —Exactamente. Lo cual confirma una tendencia que es internacional. A nivel global entre 2012 y 2017 el e-commerce estuvo creciendo a una tasa de 20 % anual; todavía es un e-commerce que está concentrado en el comercio no transfronterizo, sino en un comercio dentro de los países.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: