Entrevista, martes 24 de abril: Daniel Sturla

El cardenal y arzobispo de Montevideo profundizó en el documento Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada.

Video de la entrevista

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Martes 24.04.2018, hora 8.??

EMILIANO COTELO (EC) —La Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) presentó la semana pasada el documento titulado Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada. Su contenido generó polémica.

En un pasaje del texto se dice: “A pesar de las mejoras de los últimos años en los indicadores económicos y del impulso dado a políticas redistributivas que crearon condiciones para disminuir el número de familias en situación de pobreza, aún subsisten sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna”.

Son 35 páginas estructuradas en tres capítulos. El primer capítulo se titula “Nuestra mirada sobre la realidad” y en él se efectúa un diagnóstico de la situación social del país en ocho apartados. El segundo se llama “Discernimos a la luz de la fe” y el tercero, “Tender puentes y construir fraternidad”.

Después de la conferencia de prensa en la que se divulgó este trabajo, a partir de una de las crónicas de televisión, el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, le escribió al cardenal Daniel Sturla vía WhatsApp y le planteó sus discrepancias con el análisis. Roballo no solo transmitió su malestar a Sturla, sino también a otros integrantes de la CEU, según supo la producción de En Perspectiva.

Vamos al origen, al documento. ¿Cuál es el enfoque que hace la Iglesia católica? ¿Cómo quedó el vínculo con el Poder Ejecutivo?

Recibimos al cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo.

La CEU se reúne, por lo general, dos veces al año.

DANIEL STURLA (DS) —Sí, son dos reuniones anuales de cinco días, y en el medio, en agosto, porque una es en abril y la otra es en noviembre, hacemos una breve reunión de un día para algunas cosas más de urgencia.

EC —En esas ocasiones suelen reflexionar y después emitir documentos.

DS —Suele haber algún tema que se discute, algo sobre la realidad, se llama a algunos expertos, etcétera, y cada tanto se elabora un documento. Obviamente, eso lleva un proceso medio largo, porque no es que en una tanda de cinco días, en que hay muchos temas para tratar, se elabore un documento. Se dan pautas, se le pide a alguna persona que reúna los datos o que elabore un borrador, y después se va discutiendo hasta que se aprueba el documento.

EC —En particular este, ¿qué historia tiene?

DS —Hasta donde yo recuerdo, este surgió en la reunión de abril del año pasado, allí se resolvió hacerlo. Es un tema que nos preocupa desde hace tiempo. De hecho cuando las elecciones de 2014 en un breve documento que hicimos ya hablábamos de uno de los temas de la realidad que nos preocupaban, este de la fragmentación social; en el 2016 hubo un encuentro de laicos, el 34.º Encuentro Nacional de Laicos de todo el Uruguay sobre este tema, incluso con el título casi igual, Construyamos fraternidad en una sociedad fragmentada. Entonces se dijo: “los obispos tenemos que emitir algo como documento”. En abril se dieron pautas, se les entregaron a algunas personas, a expertos; en agosto se habló brevemente, y en noviembre estábamos en Roma en la visita ad limina, no tuvimos reunión propiamente de la Conferencia, pero en la visita ad limina leímos el primer borrador, le dimos una primera aprobación, pero los tiempos eran cortos porque estábamos visitando las distintas congregaciones y quedamos en que en abril lo publicábamos, ya más pulido, y votando y corrigiendo párrafo a párrafo.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Es lamentable que el Cardenal Daniel Sturla tenga que salir publicamente a contestarle a alguien: el Dr. Juan Andrés Roballo.
    El Dr. Roballo cometió un error difícil de admitir en un político profesional. Criticó a una declaración de la Conferencia Episcopal por los titulares de prensa. Se puede entender en un político de café o en un radical sin responsabilidad política. No en alguien directamente vinculado a la Presidencia de la República.
    Lo triste es que luego de la poco feliz declaración de Roballo surgieron en las redes sociales frases similares – ante la Iglesia – de otros tantos poco informados.
    Roballo debería pedir disculpas publicamente a la Iglesia y a sus ciudadanos – que le pagamos el sueldo – por hablar de temas sin saber. A confesión de parte, relevo de prueba.

    Reply

Escribir Comentario: