Planta conversora de UTE en Cerro Largo está lista, pero su uso aparece incierto a corto plazo debido a la caída de la demanda energética en Brasil

Desde el pasado primero de junio está en poder de UTE la planta conversora de energía eléctrica Uruguay – Brasil, que demandó una inversión de casi U$S 350 millones y se encuentra instalada en la Ruta 8, kilómetro 388, cerca de la ciudad de Melo.

La planta, que permitirá conectar las redes de transmisión de alta tensión de los dos países en hasta 500 megavatios, funciona como un seguro: si a Brasil le falta energía eléctrica y a Uruguay le sobra, se comercializa por esta vía. Del mismo modo, si es Uruguay el que necesita energía eléctrica, puede recurrir a Brasil y ya no limitado a 70 megavatios como antes.

De todos modos, el contexto regional hace prever que la obra no se utilizará a corto plazo, según dijeron fuentes de UTE a En Perspectiva, a causa de la fuerte recesión que afecta a la economía norteña, la demanda interna de energía en Brasil ha caído fuertemente. Como ejemplo, el año pasado el consumo eléctrico en Brasil disminuyó 2,1 % con relación a 2014.

¿POR QUÉ UNA PLANTA CONVERSORA?

Los sistemas eléctricos de Uruguay y Brasil no son compatibles: el local opera en 50 ciclos (al igual que el argentino) mientras que el norteño lo hace en 60 ciclos. Por eso, si se quiere comunicar las dos redes, es necesario recurrir a plantas de conversión.

HACIENDO HISTORIA

La historia de cooperación eléctrica entre Brasil y Uruguay se remonta a 1997, cuando se firmó un memorándum de entendimiento para realizar acciones concretas de interconexión.

A partir de aquel acuerdo, UTE de Uruguay y Eletrobras de Brasil encararon una primera inversión conjunta, de US$ 30 millones, en la frontera entre Rivera y Livramento para interconectar y convertir hasta 70 megavatios. Esa planta entró en funcionamiento en 2001.

LA OBRA

En marzo de 2010 se firmaron los acuerdos entre UTE y Eletrobrás para comenzar con el segundo proyecto, a localizarse en la capital de Cerro Largo. Las distintas etapas de la obra incluyeron la ampliación de la estación San Carlos, una línea de alta tensión (500 kilovoltios) entre San Carlos y Melo, la convertidora de frecuencia en sí misma, una línea desde Melo hacia la frontera, otra línea entre la frontera y la estación terminal en Brasil y algunas ampliaciones en la estación brasileña.

Además de la parte civil y técnica, el proyecto abarcó un conjunto de obras de telecomunicaciones asociadas necesarias para la operación futura. ¿Por qué? Porque esta planta, como otras de distinto tipo en el país, está manejada por telecontrol desde el despacho de cargas de UTE ubicado en la zona de Melilla. La construcción de la planta fue adjudicada a la empresa francesa Areva, mientras que la línea de energía entre San Carlos y Melo fue adjudicada a la argentina Techint.

Cabe recordar que en la ejecución de la obra, surgieron algunas diferencias entre UTE y Techint. Según informó El Observador en 2013, Techint presentó una intimación por escrito solicitando a UTE unos US$ 30 millones adicionales a los US$ 130 millones que presupuestó cuando ganó la licitación en 2011, como consecuencia de errores técnicos que adjudicó al ente y que alteran la estimación de los costos del tendido eléctrico.

Luego de meses de diferencias y gracias a una evaluación que hizo la Fundación Ricaldoni del curso de las obras, UTE y Techint llegaron a un acuerdo para la continuación de la obra.

COSTOS

Según explicaron a En Perspectiva autoridades del UTE, la planta conversora tuvo un costo de US$ 160 millones, mientras que el tramo de línea entre San Carlos y la frontera demandó US$ 150 millones.

Por otro lado, las obras en Brasil correspondieron a Eletrobras pero las pagó UTE debido a que el emprendimiento era de fuerte interés estratégico para nuestro país. En total, la inversión ascendió a US$ 349 millones.

Parte de los costos fueron financiados por el Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM) y el resto corrió por cuenta de UTE. Recordemos que el FOCEM está destinado a financiar proyectos en beneficio de las economías menores del Mercosur. En este fondo Brasil aporta por año US$ 70 millones mientras que Uruguay solo US$ 1 millón. Como contrapartida, recibe 29,05 % del dinero y Brasil solo el 9,10 %.

¿Y AHORA?

Toda esta infraestructura permitirá de ahora en más que, en momentos de necesidad, Uruguay recurra a la energía brasileña para cubrir su demanda. Y viceversa. La conversora fue diseñada en la modalidad back-to-back, por lo que Uruguay también podrá venderle a Brasil su excedente energético.

Desde el pasado primero de junio está en poder de UTE la recepción provisoria de la planta conversora de energía, según explico el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla.

«Desde el punto de vista técnico la convertidora está terminada. Ya están terminados los ensayos, incluso ya UTE tiene la operación bajo su responsabilidad, ya se ha transferido la operación a personal de UTE. O sea, lo que es la recepción provisoria ya está hecha. Es una parte del contrato previsto, digamos, pero en definitiva ya la operación está y cuando sea necesario esa interconexión puede operarse», aseguró el jerarca

¿Y cuándo empieza a funcionar? Eletrobras ya fue autorizada a comercializar energía eléctrica con UTE, un trámite que se demoró pero ahora está pronto. Pero aún resta una garantía bancaria que la eléctrica brasileña debe depositar.

De todos modos, el contexto regional hace que la obra no se necesite por el momento. A causa de la fuerte recesión que afecta a la economía norteña, la demanda interna de energía en Brasil ha caído fuertemente. Como ejemplo, el año pasado el consumo eléctrico en Brasil disminuyó 2,1 % con relación a 2014. Por esta razón, los vecinos no necesitan comprar energía eléctrica.

En resumen, la planta hoy interconecta las redes de los dos países y funciona como un seguro. Si a Brasil le falta energía eléctrica y a Uruguay le sobra, se comercializa por esta vía. Del mismo modo es Uruguay quien necesita energía eléctrica, puede recurrir a Brasil y ya no limitado a 70 megavatios como antes.

***

Foto en Home: Torres de alta tensión (Archivo). Crédito: Ricardo Antúnez/adhoc Fotos.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

Escribir Comentario: