Ministro Rossi sobre la iniciativa de una terminal en predios contiguos al Dique Mauá: Se busca «recuperar un área que no utiliza nadie»; allí «lo único que pasa son las ratas»

El ministro de Transporte y Obras Públicas dijo que la cifra de US$ 120 millones que se había manejado para este proyecto «puede no ser suficiente», debido al número y tamaño de las obras que deben realizarse en la zona

El destino de dos predios contiguos al dique Maúa, en la rambla de Montevideo, viene generando una polémica cada vez más fuerte.

La intención del gobierno es vender esos inmuebles a la empresa que gane la licitación para construir y operar en esa zona una terminal fluvio-marítima de pasajeros.

Para dar ese paso se requiere una ley. El proyecto correspondiente fue aprobado en el Senado a fines del 2017; en los últimos meses, mientras se espera la votación en Diputados, comenzó a generarse una movilización de resistencia en la que participan vecinos de la zona, la Facultad de Arquitectura de la Udelar y algunos sectores del Frente Amplio.

¿Cuáles son los argumentos del gobierno para impulsar esta venta? En Perspectiva lo habló con el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi.

***

Notas relacionadas
Movimiento opuesto a terminal en zona del Dique Mauá: «El patrimonio es el horizonte marítimo, es la visual, la gente que visita el lugar, la condición policlasista que tiene»

Proyecto terminal Buquebus: «Me parece insólito que una fuerza como el Frente Amplio esté vendiendo área costera estratégica», dice arquitecto Mariano Arana

Editorial relacionado
Se van para atrás, por José Rilla

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

6 Comentarios - Escribir un comentario

  1. A mí me parece bárbara esa ubicación para terminal portuaria de pasajeros, por la hermosa vista de la ciudad que tiene y las facilidades de acceso, en comparación con el actual puerto, que está atiborrado de contenedores y vehículos enormes de carga. No sé si es preferible la concesión a término a la venta, pero de todos modos no encuentro grandes inconvenientes a esta última, si se hace con el destino a terminal portuaria. Eso sí: que verifiquen la profundidad del acceso marítimo, para que sea compatible con los actuales navíos, y que hagan unos buenos espigones para contener el mar, que todos sabemos cómo se agita cuando soplan vientos del sector sur.

    Reply
  2. Estoy de acuerdo con la concesión, no con la venta. Y esto siempre y cuando la obra no impida el libre tránsito de los que a diario usamos esa zona para hacer ejercicio

    Reply
  3. Una vez más me apena escuchar al Ministro Rossi. Uno imagina -espera- que las autoridades tengan otra neutralidad en relación con los negocios particulares y miradas más elevadas sobre los patrimonios nacionales. Pero son cosas mías…
    Ahora, si fuera cierto -que no lo es- que ese lugar es sólo un nido de ratas, ¿quién está omiso en sus obligaciones? ¡El mismo Estado que lo utiliza como (pobre) argumento!

    Reply
    1. Claro. Si el Estado le encuentra soluciones se lo cuestiona por no haberlas encontrado antes. Escuche toda la entrevista. Está bien preguntada y mejor respondida. Y sí… la estrechez de su análisis son cosas suyas

      Reply

Escribir Comentario: