Juan Pedro Mir (Eduy21): Sin modificar los contenidos curriculares en escuelas y liceos, y la gobernanza de la enseñanza, “el nodo central de Eduy 21 queda por fuera”

Las ideas de la iniciativa ciudadana Eduy21 volvieron a cobrar fuerza a raíz del respaldo que recibieron de algunos candidatos: ¿Cuáles son los objetivos de la reforma educativa que impulsa?

La necesidad de una reforma del sistema educativo es compartida por todos los candidatos a la Presidencia de la República. 

Es uno de los temas que Daniel Martínez puso sobre la mesa en estos días, cuando extendió a sus rivales una invitación para acordar políticas de Estado que se apliquen gane quien gane las próximas elecciones.

Pero, ¿en base a qué criterios podría impulsarse esta reforma? 

Si repasamos los programas de los aspirantes al gobierno, vemos que, en mayor o menor medida, aparecen propuestas de la iniciativa ciudadana Eduy21.

¿Cómo podría sumar esa institución a un acuerdo en esta materia? ¿Cuáles son los objetivos de la reforma que impulsa Eduy21?

En Perspectiva lo conversó esta mañana con Juan Pedro Mir, ex director de Educación en el Ministerio de Educación y Cultura en el primer año de este gobierno e integrante del Comité Académico de Eduy 21.

***

El integrante del Comité Académico de Eduy21 Juan Pedro Mir destacó que la reforma que proponen «es para la afirmación democrática». Habló de un Uruguay «fracturado” y destacó lo siguiente:

Nosotros vimos dos ejes: uno, es la necesidad de una transformación organizacional del sistema educativo uruguayo, sabiendo que cualquier transformación organizacional de un sistema tan denso y potente como el nuestro lleva décadas, y necesita necesariamente de acuerdos políticos y sociales amplios. Ninguna reforma en Uruguay, y menos en educación, se hace con verticalazos de ningún sector social ni de ningún grupo político. Por otro lado, que esa transformación estructural, sistémica, necesita transformación de contenidos.

Por otro lado, Mir subrayó que «el mundo cambió a pasos vertiginosos. No solo la producción tecnológica, sino cómo nuestros hijos conciben sus cuerpos, cómo conciben sus vínculos…  El sistema educativo tiene que dar cierto nivel de respuesta a eso«.

El candidato por el Frente Amplio, Daniel Martínez, propuso a los candidatos rivales acordar lineamientos generales sobre educación, empleo y seguridad. Los dirigentes prepararon respuestas pero al mismo tiempo hablaron del tema en las redes sociales. Allí fue que Mir se coló en la discusión, consultándole qué nivel de profundización de los cambios estaba dispuesto a impulsar en el sistema educativo, tanto a nivel organizacional como a nivel de contenidos. Martinez le respondió: «Te invito a conversarlas personalmente». Al respecto, hoy Mir subrayó esto:

Hay que separar claramente: Eduy no depende y no trabaja para ningún partido político. Habemos en las mesas de todos los sectores, y de ningún sector. Mi intención fue, al interceder ante un candidato de peso como es el ingeniero Daniel Martínez, decir: sí, discutamos sobre Eduy; pero hay un tema central, que se lo decimos a Daniel y a todos los demás: sin recoger ninguno de los puntos centrales sobre los cambios estructurales que estamos proponiendo nosotros, que implican transformaciones legislativas y organizativas, y sin el abordaje de transformaciones en los contenidos curriculares, el nodo central de ese colectivo ciudadano que es Eduy queda por fuera.

Mir señaló que desde la reforma educativa impulsada por Germán Rama “no se tocó” la estructura del sistema educativo y llamó articular las políticas de los distintos organismos que intervienen en el territorio.

Ha habido una continuidad desde la reforma del noventa encabezada por Rama hasta el presente, y esa continuidad, Cotelo, ha sido el no tocar la estructura del sistema educativo. ¿Cómo operó esa reforma desde la Presdencia? ¿Cómo opera hoy el corazón de los cambios que se dan dentro del sistema educativo? Generando proyectos y agendas paralelas al sistema. ¿Qué es Ceibal? ¿Qué fue el MECAEP? Un espacio paralelo a la ANEP. Lo que no se tocó fue el nodo: la forma de organización disciplinar y curricular de las escuelas y liceos. Las formas de trabajo en las escuelas.

Hoy, un maestro que tiene una situación de altísima tensión en cualquier escuela de Montevideo, se encuentra absolutamente aislado con su directora, con su secretaria… Y si llegan a faltar dos maestros, la escuela queda absolutamente trastocada porque no hay otros actores. Entonces, vaya si yo podré ponerme de acuedo con mis colegas cuando dicen: «Pensemos otros formatos de constitución de lo liceal y lo escolar».

Necesitamos que en los liceos haya equipos multidisciplinarios; necesitamos que el Estado, que tiene diferentes renglones de gasto, que van desde el BPS, los municipios, el Mides, el Inau, se unifiquen arropando y cuidando los centros educativos y las políticas sociales que se dan en torno a ellos.

El integrante del Comité Académico de Eduy21, enfatizó que “seguimos un modelo contenidista” con un diseño “muy similar a la primera mitad del S.XX”:

Seguimos reproduciendo un modelo en un contexto del Siglo XXI, de articulación de competencias, de articulación de habilidades; modelos de trabajo por proyectos, trabajando con el otro, donde se problematice inclusive la construcción de grados: hoy el niño de tercero trabaja con el de segundo, se coeduca (…), trabajan dos maestros, tres maestros juntos.Un poco como avanza el mundo hoy.

El diseño de los contenidos que establece la educación uruguaya es un diseño muy similar a la primera mitad del siglo XX. Entonces, la construccion de nuevas propuestas educativas basadas en desarrollo de habilidades, competencias, en el fortalecimiento de las segundas lenguas, en el desarrollo del tiempo libre: nuestros niños tienen que tener tiempo libre dentro de las instituciones para poder desarrollar el deporte, por ejemplo. Ese debate del conocimiento lúdico, creativo, innovador dentro de los centros educativos, es parte del nodo conceptual de las reformas curriculares, que va más allá del desarollo de construcción asignaturista.

Preguntado sobre si es viable que en el espectro político uruguayo haya un acuerdo en torno a este tipo de cuestiones, dijo: «El Uruguay tiene en el sistema político unas reservas muy importantes. Es muy difícil, porque construir esto implica definiciones complejas, pero yo creo que sí es viable».

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Me interesaría tener una idea de cómo imagina o proyecta Eduy21 el proceso de cambio de la entidad y amplitud que propone. Se me hace difícil, casi imposible, pensar en un cambio (Mir calcula que duraría 10 años), que mantenga la unidad conceptual de origen. Es demasiado ambicioso, diría imposible, lograr un acuerdo hiper macro entre tantos actores. Generaría innumeros conflictos de intereses, salvo que se haga en base a tremendos verticalazos que a los uruguayos no nos gustan.

    Reply
  2. En este caso es cierto que no hay mal que por bien no venga. Como la incompetente de doña Muñoz dijo que «el maestro no dio la talla» y lo despidió, la notoria competencia del Maestro y Licenciado Mir (este sí con formación y título de verdad) se canalizó junto con otros en Eduy21.

    Reply
  3. Más allá de su injusta salida del MEC, importa lo que hoy Juan Pedro Mir dice sobre la visión de Edu 21. Yo creo que más allá del cambio de contenidos (marco curricular común) y de la «gobernanza» (cambio de sistema institucional), no veo que Edu21 haya puesta el foco en el gran problema de la educación: la formación docente, verdadero talón de Aquiles del sistema. La propuesta se parece más a una planificación de laboratorio, sin tener en cuenta la situación del aula. Rescato de la entrevista la idea de que el centro educativo posea todos los instrumentos de apoyo al niño y al adolescente. La escasez de comentarios que ha merecido la entrevista es parte del problema: todos hablan de educación para adjetivar, pero tristemente el tema no parece interesar

    Reply
    1. Estimado Jorge:: el diseño del «libro blanco», pregonado como abierto, me genera suspicacia sobre la amplitud de dicha apertura (en cierta consonancia con la opinión del primer comentario por parte de Adriana).
      Es seguro que propone un cambio en el gobierno educativo (un paradigma de cambio en favor de la autoridad política, en desmedro de la autonomía docente) ¿eso, es necesariamente bueno?.
      La actualización de contenidos con criterios contemporáneos, también me crea dudas, pues el signo de este tiempo es el cambio (volatilidad con prisa, creación de obsolescencia -uso fugaz y pronto descarte-).
      También es seguro, que la revolución tecnológica ha cambiado la impronta de nuestras vidas; nos aporta oportunidades y nuevos problemas, nuevas libertades y servidumbres.
      Eduy 21 propone y no es poco, no sé si es suficiente (si no lo fuera tampoco es gran problema, hay espacio para adicionar); no logro convencerme de lo atinado de tales propuestas y no porque la educación no necesite revulsivos urgentes, sino por propiedad paradigmática de los propuestos.
      Saludos cordiales.

      Reply
  4. Tarea compleja si las hay. Conciliar los intereses de los mercaderes liberales, que ven en la educación un área donde generar oportunidades de negocios, de la Iglesia, con su perenne afán que el Estado financie la educación católica, de los sindicatos, que pretenden cambiar algo para dejar todo como está, y de tantos otros, con pretenciones mucho más específicas aún.
    Intentos anteriores de reforma reuniendo a múltiples actores fue calificada por el «fabricante de cuchillos» Dr. Ignacio de Posadas como «merienda de negros». Y no es menor su opinión, pues segun los mismos blancos cuando hablaba De Posadas en el encuentro anual de La Paloma se paraba hasta el motor de la heladera….
    Por otro lado, Grompone siempre nos recuerda que la Reforma Vareliana se hizo durante la dictadura de Latorre, mostrando así su desesperanza en concretar cambios profundos por fuera del verticalazo.
    Sea cual sea el camino la hora exige grandeza y elevar la mira. Esperemos que la sociedad y la nueva generación de líderes estén a la altura del desafío.

    Reply

Escribir Comentario: