La Concertación en 2020, una herramienta electoral que no genera consensos

Edgardo Novick visitó ayer el Directorio del Partido Nacional para encaminar la coalición rumbo a las elecciones departamentales del año próximo, aunque el panorama no es tan claro

Fue una estrategia útil en su momento. Le llamaron Partido de la Concertación (PdelaC). Hoy algunos quieren reeditar la experiencia, pero esa posibilidad no genera consensos.

En los últimos días varios dirigentes de la oposición se mostraron a favor de volver a pelear las elecciones departamentales a través de este instrumento. Entre ellos, el nacionalista Luis Lacalle Pou, y los colorados Julio María Sanguinetti, José Amorín Batlle y Ernesto Talvi. El Partido de la Gente (PG) ha asumido protagonimos en las gestiones y el Partido Independiente (PI) se coloca en una posición un poco más distante.

En mayo de 2015 se experimentó con esta herramienta para competir con el Frente Amplio (FA) por la Intendencia de Montevideo y el resultado, como sabemos, no se correspondió con las expectativas. El FA obtuvo un sexto período de gobierno en la capital. Pero además dentro de la Concertación obtuvieron votaciones flojas los candidatos de los partidos tradicionales y, en cambio, se colocó primero el tercer postulante: el empresario Edgardo Novick, que hacía su debut en la política.

Hoy Novick está impulsando el relanzamiento de este instrumento, pero con la variante de que se lo utilice en las elecciones de los 19 intendentes de todo el país. Y para discutir esa idea está reuniéndose con las direcciones de los partidos de la oposición.

Ayer, a partir de su solicitud, fue recibido por la Mesa del Directorio del Partido Nacional (PN). Lo acompañaron dos de sus principales dirigentes: el diputado por Canelones Daniel Peña, escindido de Alianza Nacional luego de obtener su banca por el sector de Jorge Larrañaga, y Javier de Haedo, economista también proveniente de ese mismo sector wilsonista.

Blancos escépticos

Según supo la producción de En Perspectiva, en filas blancas no hay unanimidad sobre la posibilidad de reeditar esta experiencia: no tienen claro si el Partido de la Concertación es el camino para lograr la unificación de la oposición en una misma expresión electoral.

¿Cuáles son los inconvenientes que se observan? En el interior del país hay caudillos políticos muy bien posicionados que quizás no respaldan esta estrategia. Ante esta realidad, la Mesa del Directorio del PN resolvió consultar a cada una de las departamentales para que se expresen.

En algunos departamentos se entiende que antes que recurrir al PdelaC se podría generar acuerdos políticos y que los partidos tradicionales y otros de oposición al FA coincidieran en el respaldo a un mismo candidato (como ha pasado en tantas ocasiones, por ejemplo, en San José, desde las épocas de Juan Chiruchi, que terminaba siendo votado por sectores colorados afines a la lista 15).

En otros departamentos el PN entiende que no sería necesario recurrir al PdelaC debido a que su caudal electoral es tan grande que no está en riesgo la pérdida de las intendencias. Es el caso, por ejemplo, de Durazno, Soriano, Flores y Cerro Largo, entre otros.

Por otra parte, la producción de En Perspectiva recogió algunas opiniones poco favorables a que Novick sea quien conduzca este proceso de resurgimiento del PdelaC. Algunos señalaron que Novick procura generar “un hecho político” y exhibirse como el promotor de un acuerdo opositor. Otros recuerdan que fue el propio empresario quien se apartó del PdelaC para fundar en 2016 el Partido de la Gente como una expresión electoral propia.

Al mismo tiempo se resaltó que la estructura nacionalista aún no ha procesado una discusión sobre sus posibles candidatos para Montevideo, el departamento que más interesa pelearle al FA. Y también hubo quienes comentaron que la iniciativa llega “tarde” y que debió haberse planteado antes, y no cuando los perfilismos asoman en cada sector de la colectividad blanca.

Aún así, en el PN, en definitiva, se espera por la “bajada de línea” que puedan dar los dos líderes mayoritarios: Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga.

Ayer, en conferencia de prensa luego del encuentro con Novick, la presidenta del Honorable Directorio, Beatriz Argimón, fue muy cauta en sus expresiones:

El planteo del Partido de la Gente, tal cual se nos trasladó, es ´nosotros estamos dispuestos a llevar adelante en los distintos departamentos opciones que tengan que ver con la Concertación´, experiencia que se llevó a cabo en la última elección en Montevideo.

Nosotros recibimos el planteo. El PN está teniendo su propio debate. Para nosotros es muy importante tener la opinión de nuestros compañeros de todo el país. Para el PN el tema de la descentralización es muy importante y la idiosincrasia de cada departamento es el ABC del respeto de la estructura partidaria.

En tiendas coloradas

En el Partido Colorado, sus líderes parecen estar de acuerdo en reeditar la experiencia del PdelaC, pero al mismo tiempo afloran reparos a que sea Novick quien lidere las conversaciones.

Es más, en la calle Andrés Martínez Trueba hay quienes entienden que la posibilidad de utilizar la Concertación y en qué departamentos es algo que debe definirse primero entre blancos y colorados –es decir, quienes tienen capacidad de aportar candidatos y un caudal interesante de votos- para recién luego invitar, si se lo entiende conveniente, al PG y el PI.

Entre los colorados no está claro, tampoco, en cuántos departamentos del país se debería competir con el FA en base a la Concertación.

Lo concreto es que recién el lunes de la próxima semana, el Comité Ejecutivo Nacional del PC resolverá en qué momento recibe a Novick.

Necesidad de un rápido acuerdo

Pero, ¿cómo se entiende que el tema se haya instalado con tanta fuerza en estos días? ¿Por qué es necesario acordar cuanto antes el uso del lema Partido de la Concertación? La explicación es que todos los lemas tienen plazo hasta el 31 de mayo (*) para presentar sus hojas de votación de cara a las elecciones internas.

En esa votación interna, cada partido, además de designar al candidato único a la Presidencia de la República, se conforma la Convención Nacional y a las Convenciones Departamentales de cada lema.

La Convención Nacional está integrada por 500 personas e igual número de suplentes, y las convenciones departamentales tienen un mínimo de 50 personas y un máximo de 250, de acuerdo a la población de cada departamento, según lo dispuesto en la ley 17.063, de “elección internas de los partidos políticos”.

Entonces hay poco de dos meses de plazo para que el Partido de la Concertación (PdelaC) acuerde la integración de su lista a la Convención Nacional con 500 titulares y otros tantos suplentes y, además, las listas de las convenciones departamentales.

Asimismo, el PdelaC debe contar con un candidato a la Presidencia y obtener un mínimo de 500 votos en las elecciones internas para poder competir, luego, en las elecciones nacionales de octubre y en las departamentales de mayo de 2020.

Si no se cumple con estos requisitos, no es posible que haya candidatos departamentales por el PdelaC.

Pero hay algo más: dentro de las disposiciones transitorias de la Constitución de la República figura una norma que para muchos resulta riesgosa. Hablamos de la disposición transitoria “W”.

¿Qué indica? “Quien se presentare como candidato a cualquier cargo en las elecciones internas, sólo podrá hacerlo por un Partido político y queda inhabilitado para presentarse como candidato a cualquier cargo por otro Partido en las inmediatas Elecciones Nacionales y Departamentales. Dicha inhabilitación alcanza también a quienes se postulen como candidatos a cualquier cargo ante los órganos electores partidarios”.

¿Qué significa esto? Que aquellas personas que integrarán en el mes de junio las listas a las convenciones –nacional o departamentales- del PdelaC no podrán, luego, ser candidatos por otro lema al Senado, a la Cámara de Diputados, intendencias, juntas departamentales o municipios.

¿Entonces? Esta es una barrera muy importante para que dirigentes de primera línea en lo departamental de los partidos Nacional y Colorado opten por postularse por la Concertación.

Desde ambos partidos fundacionales se expresó a la producción de En Perspectiva que algunas figuras del interior del país tienen reparos en inscribirse como aspirantes por el PdelaC en las listas para las elecciones de junio y, después, quedar inhabilitadas a competir por sus propios partidos.

A la espera

En las próximas semanas irá viéndose cómo decantan las conversaciones entre las cúpulas de los partidos políticos, mientras el tiempo apremia y Novick busca posicionarse como un líder opositor capaz de tender puentes entre todos los lemas que pretenden arrebatarle al FA sus espacios de poder.

***

Foto: Miguel Rojo / AFP

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: