Novick dijo que blancos y colorados “no le ponen ganas” a la Concertación

El líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick, dijo que blancos y colorados “no le están poniendo ganas” a la idea de reflotar el Partido de la Concertación para las elecciones departamentales. En una entrevista con el programa Desayunos Informales, de Canal 12, Novick señaló que blancos y colorados están con actitud de “quiero pero no quiero” porque “ponen intereses personales o chicos por delante del bien de los montevideanos”.

Novick no participó el martes de una “reunión exploratoria” sobre la posibilidad de reeditar la concertación que tuvo lugar entre la mesa del Directorio del Partido Nacional y una delegación del Partido Colorado.

El diputado colorado Adrián Peña dijo ayer a En Perspectiva que se busca una propuesta “superadora” y que esté más ligada orgánicamente al Partido Nacional y al Partido Colorado.

(Audio Peña)

Cuando uno habla de un proyecto político que pretenda transformar Montevideo, yo prefiero un socio como el Partido Nacional. Me da muchas más tranquilidad y luego eventualmente se suman socios en una propuesta electoral. Lo primero es generar una propuesta política seria, y para nosotros el socio confiable es el Partido Nacional.

(Fin audio)

Telegramas. La Mesa de los Jueves con Martín Couto, Esteban Valenti, Carlos Ramela y Gonzalo Baroni.

Viene de...
Control obrero en la planta de Montevideo Gas

Continúa en...
Telegramas

***
Foto en Home: Edgardo Novick. Crédito: Twitter.

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a suscribirte y ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. ¿CONCERTACIÓN? Conmigo no cuenten.
    EDUARDO FAZZIO·MARTES, 23 DE ABRIL DE 2019
    En estos días, en que el Partido Colorado entero lucha por fortalecer su propia posición política nacional, se vuelven a promover a nivel del actual Comité Ejecutivo Nacional tratativas dirigenciales para resucitar al fracasado Partido de la Concertación, tras haber recogido menos adhesiones en su hora que la suma de los votos del Partido Nacional y del propio Partido Colorado.
    Hace cinco años y contra la voluntad de la Convención Departamental del Partido Colorado, la Convención Nacional aprobó conformar la Concertación, con el fin expreso de derrotar y desplazar al Frente Amplio del gobierno municipal. El resultado fue catastrófico. No sólo se cosecharon menos votos que en las elecciones nacionales, sino que como apéndice se escapó la tortuga y el candidato independiente se apropió del resultado particular obtenido, gracias al apoyo de gran parte de la dirigencia y votantes colorados. Y pretendiendo hacer victoria de la derrota, comenzó en su propio beneficio una campaña de sangrado y desprestigio abierto del Partido Nacional y el Partido Colorado.

    Como exigencia de ese régimen, centenares de colorados que aspiraban a ser candidatos a Ediles, dirigentes vecinales y barriales, se vieron obligados a no presentarse en las elecciones internas del Partido Colorado. La consecuencia fue que naturalmente trabajaron con menor ahínco, si lo hicieron, en las elecciones internas coloradas. Es decir el Partido de la Concertación medró tempranamente al Partido Colorado.
    Tal vez algunos crean que los dirigentes locales, vecinales, barriales, no son tan importantes y que vivimos tiempos de redes sociales y comunicación a través de los grandes medios. Grave error. Quizá pretendan algunos que los superiores intereses recomiendan trasladar los recursos de referentes y dirigentes fuera del Partido, ubicándolos en una entelequia de oportunidad llamada Partido de la Concertación, desinsertándolos de la cultura y lejos del alcance de la disciplina y lineamientos partidarios.
    Bueno, yo creo totalmente lo contrario. Cuando recorremos barrios, localidades o cualquier espacio social lo que notamos es que lo que más perdió el Partido Colorado fue presencia humana de dirigentes en esos sitios. Que fue ocupada por otros partidos, particularmente el MPP en la mayoría de los barrios trabajadores o humildes y por el Partido Nacional en los sectores medios. De a poco y con esfuerzo venimos recuperándonos.
    Aún así algunos insisten con reflotar el Partido de la Concertación, como si el Partido Colorado no precisara a todos sus mejores dirigentes y operadores en la cancha, bregando por sus propios espacios electorales.
    Es mucho el daño institucional, administrativo y social que ha provocado el Frente Amplio. Obrar cegados solo por el afán de arrebatarle el gobierno municipal de Montevideo, quita el foco de lo importante, disputar el poder central de la República. Promover para ello un espacio antifrentista, un sentimiento antifrentista y una polarización política antifrentista es a mi modo de ver un grave error. Algunos creen privilegiar el bosque sobre los árboles y se olvidan que sin árboles no hay bosque.
    Es un error mayúsculo, en momentos en que miles de ex votantes frentistas indecisos buscan razones para cambiar su voto, empinarles el repecho organizándoles un conglomerado antifrentista. Como si al Frente Amplio le faltaran cucos, vendríamos a armarle un cabezudo más…
    Uruguay debe salir de la cultura confrontacional, que nos reduce como sociedad y que si gana a los partidos opositores, no confrontacionales sino opositores, sólo avivará el fuego encendido por la estrategia de odio de la antigua izquierda.

    El sistema electoral municipal es anacrónico. Estuvo pensado para las viejas jefaturas políticas de un país divido entre dos colectividades. Ese tiempo ya fue. Resucitar al Partido de la Concertación no es el instrumento de esta época. Está muerto. Si alguien viene para el porvenir con la idea de un balotaje municipal, sería otro cantar. Pero este nuevo movimiento desde afuera de la dirigencia de base colorada, para darle pasto al Frente y debilitar al Partido Colorado, no. Conmigo no cuenten.

    Reply
  2. Ramela, que se aguante, porque recuerdo que él fue uno de los mayores impulsores del proyecto Concertación en el período pasado de gobierno. Y la verdad es que, pasadas las elecciones, el Partido de la Concertación nunca funcionó como tal. No tuvo orgánica; los ediles actuaron por su lado de acuerdo al partido de procedencia. Y así pasaron cuatro años sin que nadie se ocupara de reclamar el funcionamiento del partido; ni siquiera Ramela. Y Novick, que no chille ahora, que él, con la extraordinaria votación que tuvo, debió ponerse la Concertación al hombro y haber ordenado la actuación de todos los representantes, lo que no hizo para dedicarse a armar el Partido de la Gente.

    Reply
  3. Esteban Valenti sigue afirmando falsedades en contra del FA con arrogancia y poses soberbias de arrepentido. Parece que los sueños de Valenti no coinciden con la mayoría de los montevideanos, en realidad sus sueños nunca coincidieron con casi nada, se arrepintió varias veces de lo que creía.

    Reply

Escribir Comentario: