Partidos se encaminan a aprobar debates obligatorios por ley

El debate televisivo del jueves pasado entre Ernesto Talvi y Oscar Andrade, abrió la puerta a más intercambios entre precandidatos. Al día siguiente, Carolina Cosse y Jorge Larrañaga anunciaron que confrontarán visiones el próximo martes 25, también en canal 4.

El viernes además, la Mesa Política del Frente Amplio (FA) resolvió impulsar, a través de la bancada de diputados, una ley de debates entre candidatos presidenciales que se basará en un proyecto presentado por el diputado Fernando Amado, ex colorado.

El presidente del FA, Javier Miranda, dijo que el oficialismo aspira a que la norma pueda aplicarse en esta campaña electoral:

Nos parece que vale la pena. El debate de anoche y la audiencia que captó demuestran la importancia de los debates. Siempre que los debates no se conviertan en un show, que sean un producto de mercancía únicamente y no el debate de ideas en la sociedad. Queremos sí el debate de ideas en la sociedad, a partir de los debates televisivos y todos los debates que se pueden dar, pero sin convertirlo ni en un show ni tampoco en una lógica de «vamos a pegarle todos al Frente Amplio». Tiene que tener la lógica de los equilibrios en la medida que las oposiciones intentan unirse en un único bloque.

La Mesa de los Lunes con Adriana Marrero, Manuel Laguarda, Pablo Carrasco y Carolina Ache.

Continúa en...
Sartori comenzó a repartir la tarjeta MedicFarma a jubilados y pensionistas
Telegramas

***

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Diego Roselli Mailhe · Edit

    Bordaberry desafió públicamente a Lacalle Pou. Este no aceptó.
    ¿No se trata de hacer cálculos sobre si me conviene o no debatir? ¿Eso es lo que opina Adriana Marrero?
    A mí me parece que no se trata de otra cosa. Que casi no se hace otra cosa que esos cálculos en tiempos electorales.
    ¿Está mal rehuir el debate si existe la posibilidad de poner en riesgo mi lugar en las encuestas?
    Yo creo que no. Creo que Tabaré sabe que no es bueno debatiendo en público y por eso no acepta.
    Pablo Carrasco dice que cree que ganó Talvi. ¿Entonces es una competencia? ¿Entonces no es un tema de conocer las ideas de cada quien, sino una contienda en la que uno gana y otro pierde?
    Ese es el riesgo de estos debates. Puede ocurrir que los debatientes terminen argumentando al servicio de ganar una discusión, no de la verdad.
    Y el que gana, ¿es necesariamente el más apto para gobernar?
    Para nada.
    ¡Viva el debate! Claro que sí. ¿Pero un debate obligatorio en la TV?
    Se nos va la mano.

    Reply
  2. La falta de rigor de la mesa de ayer asusta un poco. En el 99 no hubo debate porque Batlle sabía que ganaba la segunda vuelta, y entonces no aceptó debatir con Vázquez. Tan sencillo como eso. En el país no hay debates desde el que va ganando no quiere arriesgar su posición, y culpar a un partido político de eso es al menos mal intencionado. Digamos que es una cuestión válida de estrategia: nadie está violando la Constitución ni cometiendo un delito o una falta al hacerlo. Por favor, repasen el proceso de las elecciones del 99. La coalición blanco-colorada, con Batlle a la cabeza y Sanguinetti en las sombras atacó con el enésimo cuco, esta vez del impuesto a la renta, y se acabó la elección. ¿Para qué debatir? Vázquez daba la vida por hacerlo, pero le dijeron que no, y punto. No hicieron nada ilegal. Pero ahora no me cambien los tantos. Lean un poquito si es que no lo vivieron. Para otro día las alusiones al Presidente Batlle, cuya gestión, humor inoportuno y arrogancia hicieron que nos tuviéramos que cuestionar hasta la propia viabilidad y existencia del país, y ahora nos hablan de él como el salvador de nuestra Patria. Mi respeto hacia él, pero no cambiemos las vivencias. En fin. Saludos cordiales.

    Reply
  3. Está bueno que haya debates por una mejor información de cara a las elecciones, pero hacerlo obligatorio por ley me parece que es impracticable. Fíjense la cantidad de candidatos que hay; ¿cómo hacemos que cada uno debata con otro? Sería como hacer «el campeonato nacional de fútbol» entre los candidatos presidenciales; piensen en el «fixture» que habría que armar y no les va a dar el tiempo. Pero además, piensen por ejemplo en un debate entre el candidato del Partido Digital y el candidato del Partido de los Trabajadores (sin desprecio para ambos); ¿qué audiencia podría alcanzar? Sólo sería sencillo de implantar un debate cuando haya balotaje, entre los dos candidatos (o, tal vez, entre las dos fórmulas). ¿Vale la pena hacer una ley para eso? Lo dudo.

    Reply

Escribir Comentario: