Cuarentena, cárcel y un faro: Reconstrucción virtual de la Isla de Flores

Cuarentena, cárcel y un faro: Reconstrucción virtual de la Isla de Flores

El arquitecto Daniel Thul y el periodista Javier Benítez realizaron un trabajo de investigación histórica y arquitectónica para permitir un recorrido por la isla en el estado en que estuvo a principios del siglo XX

Cuando se la mira desde la costa, es apenas un faro en el mar. Pero la Isla de Flores es uno de los rincones más misteriosos de Montevideo, con una rica historia negra.

Llamada también la “isla del purgatorio”, está situada a unos 30 kilómetros al sureste de la ciudad y supo ser hogar de un Hospital de Inmigrantes, sutil forma de llamar a un centro de cuarentena para enfermos infecciosos que llegaban en barco. Luego fue también una cárcel.

Desde la década del 70, los únicos que la visitan regularmente son quienes hacen funcionar el faro. De aquella historia negra solo quedan ruinas.

Pero gracias a una reconstrucción virtual realizada por el arquitecto Daniel Thul, junto con el periodista Javier Benítez, hoy se puede revivir cómo era la isla en su apogeo, a principios del siglo XX.

Para conocer más de este proyecto, En Perspectiva recibió ahora al arquitecto Daniel Thul.

Foto: Juan Mabromata / AFP

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: