Federación de Iglesias Evangélicas se desmarca de organizaciones religiosas con actividad político partidaria que promocionan “salud inmediata” y “teología de la prosperidad”

Hugo Armand Pilón, presidente de la federación, explica las diferencias y matices dentro del protestantismo y por qué se alejan de las llamadas iglesias neopentecostales, como Misión Vida o la Iglesia Universal del Reino de Dios

La Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay salió a desmarcarse de quienes utilizan la denominación evangélica con fines electorales.

Así, esta organización, que agrupa a las corrientes de protestantes históricos, tomó distancia de los legisladores y dirigentes políticos que se presentan como miembros de cultos evangélicos y pretenden “obtener votos o legitimar a sus partidos o bancadas político partidarias”.

Además, en su comunicado, la Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay lamentó “cuando en forma generalizada e indistinta, se difunden por la prensa y las redes en general, términos tales como: cristianos, iglesias, evangélicos, sin especificar nombres ni denominaciones o características y diferencias que dentro del amplio espectro que cada palabra comprende, suelen ser muchas y frecuentemente muy contrastantes”.

¿Por qué la necesidad de aclarar los tantos y separar las aguas? En Perspectiva lo habló con Hugo Armand Pilón, pastor de la Iglesia Evangélica Valdense y presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay.

***

Nota relacionada
Para el diputado Amarilla (PN), no hay avance institucional de iglesias evangélicas en la política: Es “influenciar con nuestros valores como cristianos individuales”

Comunicado relacionado
Comunicado de Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay sobre grupos religiosos que incursionan en política

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. A mí me extraña que este pastor diga que la Iglesia Valdense está en contra de actos como el aborto o el matrimonio homosexual, pero que no haga nada contra las leyes que aprobaron esas acciones. Por lo menos, debería hacer una campaña pública en pro del respeto a la vida desde la concepción, o a favor del matrimonio heterosexual por amor entre hombre y mujer, con la consiguiente formación de un hogar compartido y la crianza de hijos con amor.

    Reply

Escribir Comentario