Fotogalería
“Je suis, I am, Yo Soy”, fotografías de Armando Sartorotti

  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti
  • Imágenes de la exposición “Je Suis, I Am, Yo Soy”. Crédito: Armando Sartorotti

 

La exposición “Je suis, I am, Yo Soy” está basada en retratos de mujeres que el fotógrafo Armando Sartorotti conoció en el Centre Tulizeni de la ciudad de Goma, en la República Democrática del Congo, institución que brinda apoyo a mujeres víctimas de violación. La muestra puede verse en la sala Carlos Federico Sáez del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (Rincón 575), de lunes a viernes de 9 a 17, hasta el 1º de marzo de 2016.

Video: Armando Sartorotti

Nota relacionada
“Je Suis, I Am, Yo Soy”: Exposición del fotógrafo Armando Sartorotti muestra los rostros de mujeres víctimas de violación en la guerra en el Congo

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Creo que lo mejor que puede suceder es que estas mujeres logren que sus hijos, fruto de violaciones, NO sean iguales a sus padres y que sean buenas personas. Eso sería trasnmutar el plomo, es decir, el enorme dolor que sufrieron, en oro, es decir en hijos que las enorgullezcan simplemente por ser buenos y respetuosos.
    Lo que toda buena madre quiere es que sus hijos sean queridos por ser buenas personas, lo demás viene por añadidura.

  • Hermosas fotografías, y el tema, sensibiliza hasta la última célula, humedece los ojos, y quiebra el alma…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *