Layera: “Preocupa la virulencia” de los ataques a los policías, pero son “casos aislados” que no están vinculados “con un grupo o una situación particular”, sino a la demanda de armas que tienen los narcotraficantes que operan en el país

El director de Policía Nacional habló sobre la seguidilla de ataques y robos contra oficiales, que ya son casi 80 en lo que va del 2020

Desde el comienzo de este año y hasta la semana pasada, unos 78 funcionarios policiales han sido víctimas de algún tipo de delito, y en 10 oportunidades les quitaron el arma de reglamento.

La lista incluye hurtos, rapiñas y, en el peor de los casos, el asesinato de un agente.

La situación inquieta al Ministerio del Interior y a los mandos policiales, que la semana pasada publicaron un reporte con estadísticas de lo que ha ocurrido desde que comenzó este año.

¿Qué hay detrás de estos ataques? Lo conversamos con el director nacional de Policía, el comisario general retirado Mario Layera.

Destaques de la entrevista:

  • «Nos preocupa la virulencia del ataque que ocurrió en los primeros días. Fue un elemento que disparó las alarmas en la opinión pública y en la policía».
  • «Cada caso ha sido aislado en el sentido que no tienen conexión las personas con un grupo o una situación particular que nos permitan determinar que hay atrás».
  • «Hasta ahora tenemos que hay una demanda introducida por narcotraficantes que están difundiendo información hacia sus propios colaboradores para decirles que están dispuestos a comprar armas».
  • «No hay infraestructura en las comisarías para que los policías dejen sus armas».
  • «Se va a llegar a un acuerdo para que el policía, sin estar uniformado, pueda usar el servicio de transporte de la misma forma, sin costo, para no afectar su economía y que su desplazamiento no lo identifique tanto en esas circunstancias».
  • «La gente de bien respeta al policía, el delincuente nunca lo ha respetado».
  • Dijo que no ve las modificaciones propuestas en la Ley de Urgente Consideración como un cambio significativo para el accionar policial.
  • «La situación de seguridad pública es preocupante y debe ser atendida con la máxima atención».
  • «Esa atención pasa por el presupuesto que se le asigna a la Policía, por la dignificación de la Policía, la profesionalización de la Policía y la calidad de la Policía y eso se intentó a partir de 2009, por parte del factor político».

Foto: Mario Layera en el estudio de En Perspectiva. Crédito: Agustín Dorce

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: