Según Óscar Andrade, la izquierda «está extraordinariamente institucionalizada», con «enormes dificultades en el vínculo con movimientos sociales», y su candidatura busca subsanarlo

Según el precandidato por el Partido Comunista, «solo desde la institucionalidad no se dan los cambios» y el alejamiento entre los gobiernos y la militancia social explica el ascenso de figuras de derecha en la región

El pasado 5 de febrero el Frente Amplio celebró sus 48 años con un acto en el Parque Rodó. En el encuentro hablaron los cuatro precandidatos de la coalición, pero el discurso que levantó más aplausos fue el del dirigente del Partido Comunista Óscar Andrade.

Compañeros, compañeras. Lo que tenemos que hacer ahora es atarle el cascabel al gato. Es salir a convencer que vale la pena luchar. Es salir a convencer que vale la pena organizarse. Es salir a convencer que vale la pena la solidaridad. Es salir a convencer que la vida se vive en serio cuando se pega a la lucha de nuestro pueblo. Unidad para vencer.

Nos vamos a ver en las urnas y en las urnas vamos a ser más. Por un cuarto gobierno. Que viva el Frente Amplio.

Pese a que marcha tercero en las encuestas, lejos del segundo lugar ocupado por Carolina Cosse, Andrade recoge elogios en el oficialismo por sus dotes de orador y por la capacidad para movilizar a la militancia frenteamplista.

Tiene 44 años y es secretario general del Sunca, el sindicato de la construcción. Fue electo diputado por la lista 1001 en los comicios de 2014. Asumió la banca en marzo de 2015 pero renunció en julio de 2016 para volver a dedicarse a la actividad sindical.

¿Cuáles son los ejes de su campaña como precandidato a la Presidencia? ¿Qué propone para un eventual cuarto gobierno del Frente Amplio? En Perspectiva lo conversó con Óscar Andrade.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

12 Comentarios - Escribir un comentario

  1. De las dos entrevistas extraje que Óscar Andrade está mentalmente más blindado que Guido Manini Ríos. Más exactamente, preferiría ser gobernado por el militar y no por el gremialista.

    Reply
  2. MAL, MUY MAL COTELO. HACE CON ANDRADE LO MISMO QUE HIZO CON COSSE: DEMUESTRA HOSTILIDAD , «APRETE» QUE MÀS QUE «INCISIVO» RESULTA AGRESIVO. Y NO SE MUESTRA ABIERTO A ESCUCHAR Y A COMPRENDER QUE EL ENTREVISTADO NECESITA CONTEXTUALIZAR ALGUNAS DE SUS OBSESIVAS PREGUNTAS, COMO LAS DEL DÈFICIT FISCAL. Y CUANDO LO LOGRÒ PESE A SU PRESIÒN INDEBIDA, RESPONDIÒ. ESPERO QUE NO SEA QUE LE MOLESTAN LAS CANDIDATAS MUJERES Y LOS CANDIDATOS OBREROS.

    Reply
    1. Mal, muy mal Laura. Apela a la muletilla preferida de la izquierda: todo es oposición de clases y ahora también conflicto de grupos de identidad. Todo debe leerse como conflicto premeditado y artero. Como el ladrón, que responde pensando que todos son de su misma condición.

      Reply
    2. Pues, para contextualizar, la verdad es que se fue demasiado atrás en el tiempo, y además, lo hizo de forma incompleta. No mencionó, por ejemplo, que antes del 2004 los mercados internacionales estaban prácticamente cerrados, con los países centrales haciendo dumping con su producción para entrar. Ni que veníamos de pasar por sucesivas crisis económico-financieras: Rusia, el Sudeste Asiático, México, Brasil, Argentina. La pregunta fue si no había algo de autocrítica respecto a la actuación del gobierno, y la conclusión es que para Andrade faltó vinculación con los movimientos sociales…

      Reply
  3. El tono del periodista cuando entrevista a todo político -sea del signo que sea- debe ser incomodarlo con las preguntas; de no hacerlo el coloquio se torna epidérmico.
    Se esté o no en concordancia con Andrade, es torpe negarle la coherencia fundada de sus dichos, sabe perfectamente lo que dice y cree en ello.
    Tiene singular dote de orador, tal carisma de su arengar entusiasma a sus seguidores y enoja a sus adversarios.
    Sin duda no es fácil correrlo a ponchazos (los lugares comunes de eslóganes).
    Un nombre con proyección a tener en cuenta.

    Reply
  4. Sr. Cotelo, ¿no le gustó que le contestaran «dándole datos»? Por lo menos, eso me pareció. ¿Prefiere la oratoria hueca? Advierto que su entrevista a Manini -un irrespetuoso de las normas democráticas- tuvo una hora de duración en tanto que a un precandidato presidencial muy bien informado, que no se anda con vueltas y plantea las cosas con total claridad le concedió 40 minutos.

    Reply
  5. NO APELO A NINGUNA «MULETILLA» , PORQUE EN VARIAS OTRAS OPORTUNIDADES HE ELOGIADO SUS ENTREVISTAS Y SI ME LEYÒ, LO SABE. Y COMO LO SIGO CON FRECUENCIA Y TENGO PREPARACIÒN EN COMUNICACIÒN POR EL EJERCICIO DE MI PROFSIÒN COMO DOCENTE DE LITERATURA-ES MÀS, SOY INSPECTORA NACIONAL DE LA ASIGNATURA-SÈ DISTINGUIR PERFECTAMENTE UN TONO INCISIVO DE UNO INQUISIDOR CASI VIOLENTO. ES MI IMPRESIÒN. NO REALICEN SEGUNDAS LECTURAS Y, MUCHO MENOS, PRETENDAN SERMONEARME- QUÈ TUPÈ!

    Reply
  6. Un genio Andrade!!! Muy buena entrevista! No se asusten porque Emiliano lo apriete! es así cómo se entrevista!!!! Emiliano preguntó lo que consideraba importante y Andrade respondió!!!

    Reply
  7. ¡Qué bueno sería que el Sr. Cotelo entendiera que las preguntas son suyas pero las respuestas son de su entrevistado, le gusten o nó ! Y entonces permitiera que éste las expresara libremente sin procurar taparlas con su voz…

    Reply
  8. Andrade siempre hace lo mismo. Se le pregunta una cosa pero el la deriva para donde quiere y dice lo que se le antoja, independientemente de lo que le pregunta. Si por ejemplo se le hubiera preguntado ¿qué edad tiene usted?, él habría respondido claramente algo como «Sanguinetti tiene más de 80 años, en el imperialismo yanqui tienen un presidente alto, Macri tiene en ruinas a la Argentina, quiero que los jóvenes estén en el poder…..», pero nunca responde lo que se le pregunta, y siempre, respondiendo rápido, apurado, hablando con mucho énfasis, y siempre rápido y apretando o dejando sin hablar al entrevistador, o no dejándolo hablar, dice lo que quiere y no lo que se le pregunta. Pero no dice nada concreto. Además siempre está tirando para abajo, no habla de crecer, sino de sacarle a alguién para apropiárselo otros. Hace un tiempo dijo «miren Argentina, el déficit lo tiene hace mucho y no pasa nada, no sé porqué nos preocupamos tanto acá por el déficit… y al poco tiempo fué que el dólar subió abruptamente en Argentina y comenzó a agudizarse la crisis. Me dá la impresión que es imposible hablar con él, pues no dá chance de hablar o preguntar, o que responda lo que se quiere saber. NO ESCUCHA, SOLO HABLA!!!.

    Reply
  9. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Observo que muchos colegas no están de acuerdo con el estilo de Emiliano. No hay que tomarlo a mal. Es su estilo. Es su estrategia. Tiene derecho a obrar como le parece porque el medio de comunicación es de su responsabilidad y los anunciantes respaldan esa forma de hacer periodismo. No olvidemos que En Perspectiva es una empresa y tiene que sobrevivir.
    Yo he criticado mucho a Emiliano porque a mi me parece que no es ecuánime en el tratamiento de los entrevistados.
    Sería bueno que cambiara su estilo porque se trata de un profesional muy calificado. Es una lástima que no se de cuenta que sería mucho más apreciado si fuera más imparcial. No quiero repetir las críticas de los colegas que me anteceden pero las comparto totalmente.
    Pero no se preocupen que habrá más de Emiliano. No esperen que cuando entreviste a Talvi o a Pou les pregunte por los innumerables aportes que ha hecho el FA en 14 años y por los tremendos problemas que tenía el país en 2005 cuando dejaron de gobernar los colorados y blancos. No va a pasar eso. Emiliano va a seguir preguntando por el déficit fiscal, por las pérdidas de ANCAP y por el título de Sendic.
    Así no se hace patria.

    Reply

Escribir Comentario: