Robert Silva: «Estas actitudes fundamentalistas, claramente intolerantes, no son buenas»

«El represor Silva». Así calificaron al consejero de ANEP Robert Silva cuando visitó el liceo 32 del Cordón, que está ocupado. Los docentes que realizan la ocupación abandonaron el centro a su llegada y le exigieron que se retirara. Como respuesta, Silva informará lo sucedido ante el Codicen.

Silva tiene filiación colorada y fue electo por docentes a su puesto. Cuando en la previa de la Marcha del Silencio estudiantes del IAVA simularon secuestros, Silva pidió al Consejo de Secundaria que se analizara si la intervención había violado la laicidad. Como consecuencia, fue declarado persona no grata por la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES).

Fue el viernes pasado que el consejero visitó el liceo 32. En entrevista con En Perspectiva, Silva explicó que desde que lanzó su candidatura a la ANEP afirmó que visitaría liceos y recorrería el país. «La visita al 32 era en ese contexto», dijo. Contó también que el mismo día en que ADES lo declaró persona no grata, le sucedió que aproximadamente la mitad de los docentes se retiraran. «Dejé pasar varias semanas, y resolví volver a visitar un centro educativo de Secundaria. Me encontré con esta situación».

¿Qué sucedió puntualmente? Silva narró su recorrido, que se venía realizando en buenos términos; él pretendía conocer el trabajo con alumnos sordos que se desarrolla allí y que destacó. Hasta que un docente le entregó una nota de que se iría. Poco después, fueron a buscar a la directora para decirle que los alumnos estaban solos y no entendían qué sucedía porque los adscriptos también se habían ido. Los docentes sindicalizados estaban afuera, esperando a que él se retirara. Durante las dos horas que duró la visita de Silva, muchos alumnos no tuvieron clase.

Luego de repasar su carrera en la enseñanza y en la representación gremial, Silva declaró que quienes lo acusan no lo conocen. Y dijo que hasta ahora se siente respaldado. «Nos pusieron los docentes con su voto, si no, no estábamos ni en la esquina del Codicen», sumó.

¿Cuáles son sus objetivos para ir al Codicen a informar de esta situación? «No soy partidario de las sanciones, y menos en estas circunstancias», dijo Silva. «Sí creo que quien trabaja no debe cobrar el sueldo». Su intención es «deliberar y discutir, porque me preocupa»; «siempre digo que soy un docente más, pero soy una autoridad de la educación. Me parece que es una situación complicada».

«¿Está bien que si alguien va a un centro educativo en el ejercicio legítimo de su función se abandone el centro educativo? ¿Se deje a los alumnos menores de edad y muchos de ellos con problemas o circunstancias a atender, fuera de la atención de los adultos responsables?», dijo Silva. Calificó de «fundamentalistas» y «claramente intolerantes» a estos docentes que abandonaron el liceo 32, y adelantó que seguirá realizando las visitas como antes. Y cerró: «Seguiremos adelante tratando de encontrar caminos de encuentro, que nos unan y no que nos dividan».

Mesa relacionada
La Mesa de los Lunes: Robert Silva informará en el Codicen la actitud de los docentes que lo llamaron “represor”

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Ahora se habla de si estuvobien o mal Robert Silva con haber pedido informes por la actuación een el IAVA, si estuvo bien o mal que ADES lo haya declarado persona no grata. Pero no se habla de los atentados contra personas que se cometieron en la década del 60 y principio de los 70 por los grupos sediciosos. Si hicieron una representación de un secuestro por fuerzas conjuntas en un liceo, ¿por qué no hacen una representación del secuestro del embajador británico Geoffrey Jackson, o del industrial Sergio Molaguero, por ejemplos?

    Reply
  2. Liviano, hablas de los secuestros de Molaguero y jackson un empresario y un diplomatico, que regresaron a sus casas, pero porque no hablas de los secuestros de Ayala, Castagnetto, Ramos Filippini, Ibero Gutiérrez y tantos otros que nunca regresaron a sus casas y el único delito que compitieron era ser solidarios

    Reply

Escribir Comentario: