Sanguinetti y una eventual tercera presidencia: “Esta es la última patriada, y si me toca jugar el final, lo voy a jugar. Para mis nietos, no para mi currículum, que ya se llenó”

El dos veces expresidente, de 83 años de edad, lanzó definitivamente su nueva campaña electoral el viernes pasado y terminó de movilizar la interna colorada

Lo que se esperaba desde fines del año pasado finalmente se confirmó. El doctor Julio María Sanguinetti será precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Colorado.

Lo anunció el viernes, en su casa, en una conferencia de prensa. Con 83 años de edad Sanguinetti competirá en una elección interna que viene más movida de lo que podía pensarse y en la cual desde hace varios meses aparece primero en intención de voto.

¿Qué ocurre de ahora en más? ¿Cómo le suena la posibilidad de una tercera presidencia? En Perspectiva conversó con el doctor Sanguinetti a partir de este momento.

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

11 Comentarios - Escribir un comentario

  1. La edad.
    Hasta su partida, el señero tertuliano con nueve décadas encima, vivió el estricto presente y pensando el futuro; ejemplo de edad vigente.
    Después de innumerables especulaciones de prensa, que no creían o no querían creer lo que el tipo repetía: «no seré candidato»; no es que no fuera su tiempo es que le queda menos y es de orden sensato cederle el turno a los venideros, los que tienen la potestad del futuro, de vivirlo y por ende protagonizarlo.
    Tiene el candidato el currículum completo e innegable capacidad intelectual, tiene también la impronta del pasado -su pasado-; no tiene impronta de porvenir -intenta reeditarse a si mismo, a su momento de «gloria»-, sus paradigmas se anclaron en estrategias en las cuales sus posibles aliados mas jóvenes, ya no confían.
    La edad puede o no ser cosa relativa, el tiempo no es relativo, con precisión lo indica el reloj.
    La restauración del ayer es siempre una involución; la restauración es un error, cuando no, un vicio.
    Decía Walter White: «lo hago por mi familia», en el último capítulo se sinceró y dijo: «lo hice por mi mismo, para sentirme vivo», unos días después, se extinguió.

    Reply
  2. Nadie como Sanguinetti representa nuestras inquietudes y deseos.

    Esta «patriada» es por las instituciones y por la moral de los ciudadanos, es para recuperar nuestras libertades perdidas.

    Contamos contigo don Julio. Contá con nosotros!

    Reply
  3. A mì no me asombra la capacidad retòrica, sino la ejecutiva. Y en ese plano no puedo esparar nada nuevo ni bueno de este personaje.

    Reply
  4. Ma.de los Angeles Perez · Edit

    ME EMOCIONA VER A UN CABALLERO COMO EL DR SANGUINETTI LLENO DE ENERGIA QUE CONTAGIA Y NI HABLAR DE SU CAPACIDAD Y SABIDURIA QUE NO SOLO SE LO DIERON SUS AÑOS DINO TAMBIEN SU ESTUDIO. ADELANTE FON JULIO LO ESTAREMIS APOYANDO Y DESDE YA MUCHAS GRACIAS POR SU VALENTIA Y APEGO A NUESTRA GENTE Y AL PAIS.

    Reply
  5. Volvió «Il Padrino» al ruedo. A los Zíngaros no les alcanzó, faltó letra dicen.
    A Julio María letra es lo que le sobra pero, y los contenidos? Será suficiente sólo con sustituir la actual por otra coalición, esta sí «democrática»?

    Reply
  6. En realidad es una meritoria «antipatriada» y su objetivo ya logrado es cercenar los renacimientos pepeballistas del P.Colorado y así terminar la misión que no pudo completar Don Pedro

    Reply
  7. Una luz en la mediocridad. Sin tibieza, hundiendo el bisturí a fondo y sin miedo en los anacronismos y delirios del Frente Amplio. En un debate se come crudo tanto a Martínez como a Lacalle Pou.

    Reply

Escribir Comentario: