Seguridad pública en la LUC: Cambios pueden dar lugar a un «ejercicio excesivo de la fuerza» y muestran falta de conocimiento de la Constitución, dicen dos especialistas

Con el penalista Germán Aller y el procesalista Gabriel Valentín nos centramos en tres puntos del anteproyecto de ley en el área de seguridad, donde ambos abogados presentan críticas

El gobierno electo impulsa cambios en las competencias de la Policía al momento de detener a presuntos delincuentes e interrogarlos.

También promueve la ampliación del concepto de desacato a la autoridad policial y del derecho a la legítima defensa.

Estas son algunas de las reformas incluidas en el borrador del proyecto de Ley de Urgente Consideración que se dio a conocer el 22 de enero.

¿Qué se opina en la academia sobre esos artículos? Lo conversamos con el doctor Germán Aller, director del Instituto de Derecho Penal y Criminología de la Facultad de Derecho de la Udelar, y el doctor Gabriel Valentín, director de la Maestría de Derecho Procesal Penal de la Universidad Católica.

Destaques de la entrevista:

  • Aller: «Es un borrador de ley con corte mucho más político que técnico».
  • Aller: «Plantea grandes equívocos desde el punto de vista sistemático, nos va a traer importantes problemas en la interpretación y aplicación de la norma».
  • Valentín: «A un Código de Proceso Penal que está híper remendado, agregarle una nueva modificación, es problemático siempre».
  • Valentín: «Este borrador toca varios artículos del sistema sin tener una mirada integral del mismo»
  • Aller: «Como tenemos un problema de inoperancia en cómo manejar el nexo Policía – Ministerio Público, hacemos una ley de fondo que diga que la Policía no tiene por qué informar al fiscal y que puede interrogar a quien se le ocurra, estamos poniendo los pies en la cabecera».
  • Aller: «Hay una línea que se ve en varios artículos que lleva a la inhibición de ciertos espacios de libertad lógica».
  • Aller: «Hay que respetar espacios de libertad de las personas independientemente de que hayan delinquido o no».
  • Aller: «El policía es un profesional de lo que hace y si bien debe exigir que se lo respete, debe estar pronto para recibir agravios, sino no puede llevar a cabo la práctica».
  • Valentín: «Me preocupa que hay una sobrevaloración de la herramienta legislativa como instrumento para transformar la realidad».
  • Valentín: «Más allá de las reformas legislativas, el problema está en el funcionamiento del sistema, en cómo capacitar a los operadores y fortalecer las instituciones».
  • Valentín: «Una institución como la policial, no se fortalece con normas legislativas exclusivamente, requiere una política integral de apoyo, tampoco bastan manifestaciones públicas».
  • Valentín: «A mí me preocupa el tema de que se generen demasiadas expectativas con estas modificaciones, que pensemos que estas modificaciones, por consagrar estas soluciones, van a cambiar el problema de la seguridad. Yo creo que no va a ser así».
  • Valentín: «A la legítima defensa, si tuviéramos que hacerle modificaciones, sería volver al texto original que regulaba la legítima defensa como causa de justificación».
  • Valentín sobre la ampliación del concepto de legítima defensa: «Esta modificación agrega dos o tres disposiciones, que facilitan la aplicación del instituto de la legítima defensa en más casos».
  • Valentín sobre la ampliación del concepto de legítima defensa: «Este tipo de disposiciones puede ambientar al ejercicio excesivo de la fuerza y que resulte ser legítimo, en supuestos en los que no debería serlo».
  • Aller: «Creo que se le fue la mano al gobierno electo, el sistema utilizado no es el más apropiado».
  • Valentín: «Que el proyecto se conozca con cierto tiempo y que se pueda debatir públicamente sobre esto, me parece muy bueno, es sano y fortalece el Estado de Derecho».
  • Valentín: «El proyecto abarca demasiados temas y toca un sistema que de por sí es complejo».

Foto: Germán Aller y Gabriel Valentín en el estudio de En Perspectiva. Crédito: Agustín Dorce

Documento relacionado
Anteproyecto de Ley de Urgente Consideración presentada por el Partido Nacional

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El tamaño de la ambiciosa ley y la consideración de urgencia con sus plazos perentorios, toman el riesgo mayor de tornarse al revés de su intención solucionadora en un fecundo manantial de problemas, no solo jurídicos específicos, sino además de trastocar velozmente el ordenamiento social sin otorgar el suficiente tiempo de masticar y digerir.
    Tal definida estrategia política puede llegar a abrir demasiados flancos ingresando en el terreno de lo temerario.
    En mi humilde parecer hay un fuerte impulso de voluntarismo sustituyendo a la voluntad, existe la real posibilidad de un mal aterrizaje forzado y forzando a la realidad acaso de manera drástica.
    Acaso mas que un plan de gobierno -que es lo que sin duda pretende ser-, sea un ideológico «manifiesto» de sentir político; tal probabilidad me alerta (ideológico sin ningún sentido peyorativo del término, por si las moscas).
    Ojalá me equivoque.

    Reply
  2. Cada día tengo mayor impresión de Uruguay como un país colapsado. No sé puede hacer nada sin que aparezcan miles de trabas. Entre la ineficiencia de unos, las utopías delirantes y lo políticamente correcto de otros, no se destraban los entuertos. Ante el naufragio, que se salve quien pueda.

    Reply

Escribir Comentario: