Seis décadas de Carnaval: Julio Sosa, “Kanela”, recuerda su vasta trayectoria

El bailarín, hoy director de Tronar de Tambores, da una mirada al pasado, desde su llegada a Montevideo desde Florida hasta llegar a convertirse en símbolo carnavalesco, mientras se prepara para su edición número 63 del desfile de Llamadas

Este jueves y viernes se celebra la edición número 63 del desfile oficial de Llamadas en Montevideo.

Y si se piensa en las Llamadas, uno de los nombres que viene enseguida a la mente es el de Julio Sosa, “Kanela”. Un símbolo del carnaval uruguayo, que a sus 85 años continúa en actividad con la comparsa Tronar de Tambores.

Para adelantarse a la fiesta, En Perspectiva conversó con Kanela y repasó con él su vastísima trayectoria.

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. No soy carnavalero, pero me detuve a escuchar esta entrevista y estoy impactado con la historia de vida de Kanela y su pormenorizado relato de la historia de nuestro carnaval.

    No puedo evitar pensar en la doble moral y la hipocresía de la sociedad de la época cuando Kanela llegó a MVD con 17 años y realmente me encantó su lenguaje directo, sin concesiones y “políticamente incorrecto” llamando las cosas por su nombre.

    A mi criterio una historia de sacrificio y heroísmo.

    Gracias a Kanela por compartir su historia y gracias a la producción de En Perspectiva por traerlo al programa.

    Saludos cordiales.

    Reply
  2. Impresionado con la historia de Kanela. Lo conocí hace un tiempo en algunos eventos en el Prado. Su historia es documento de una época. No me detengo a juzgar sociedades de antes o después . Las cosas eran así y es bueno saberlo a aprender como se desenvolvía la gente. La hipocresía existe hoy también en muchas áreas. Rescato como alguien , un paria para muchos, encuentra su lugar, sabe rodearse de buena gente, se integra en los rincones donde era aceptado y desde allí, da y da , es generoso, es creativo, genera cosas alrededor de el. Muy buen retrato de uruguayos tan uruguayos como los que trabajan en una oficina, en un banco, un carpintero, un policía o un taxista. Es muy lindo escuchar los tambores, pero seria bueno sin ser dramático, saber que hay atrás de cada comparsa. No para deprimirse, solo para ser justos en el reconocimiento, para sentirse “entre uruguayos” . Gran nota

    Reply

Escribir Comentario