Árboles en la tormenta

Tras la tormenta de vientos excepcionalmente fuertes que azotó a Montevideo y otros departamentos, con un saldo de 17 personas heridas, ventanales destruidos, árboles caídos que cortaron calles y cables de tendido eléctrico, aplastaron autos y dañaron construcciones, también el arbolado de la ciudad recibió críticas. El tema fue tocado por algunos oyentes y por La Mesa de este miércoles.


Muy oportuna la observación de no satanizar a los árboles, pues sin ellos, perdemos calidad de vida y nuestras casas y ciudades se vuelven más calurosas y sobre todo, desapacibles.

Y leyendo El safari de la estrella negra (libro que les recomiendo) del escritor Paul Theroux, me enteré que para ello hay una palabra: dendrofobia, es decir, la fobia a los árboles.

Por favor, cuidemos una de las cosas más hermosas que tiene Montevideo: sus árboles. Más bien podémoslos mejor, de una manera más técnica y oportuna.

Sí al radar, no a la dendrofobia.

Gustavo Vila, desde Bogotá, Colombia
Vía correo electrónico


Mesa relacionada
Inumet continúa recibiendo críticas por su gestión de las advertencias


¿Cómo te comunicás con En Perspectiva?

> Por SMS: 55511
> Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: