«Autoconvocados» del campo

Al concretarse la movilización promovida por productores agropecuarios autoconvocados, apoyada por organizaciones, cámaras empresariales y centros comerciales de los más diversos rubros, en un ambiente crispado en la opinión pública, la audiencia de En Perspectiva también hizo llegar sus posiciones. Los siguientes son dos de los mensajes recibidos.


Muy buena la entrevista con Guillermo Francchi. Reafirmó que no se está contra las políticas sociales ni se busca que en ellas se enfoque el ajuste del gasto público. El gasto público se debe ajustar con mayor eficiencia de gestión en las empresas públicas y en la Administración Central, y evitando los nombramientos por clientelismo. El aumento en más de 60.000 de los empleados del Estado más la reposición de jubilados es inadmisible con el actual desarrollo de las TICs.

La entrevista con Alfredo Asti buena, pero lamentablemente inaceptables algunos conceptos del entrevistado, que denotan ignorancia más manejo político de la situación. Insistió en que lo que se pide incluye la reducción de las políticas sociales: falso. Y pretende borrar los problemas de la situación actual, de los altísimos costos en dólares y de las tarifas públicas y de la presión fiscal, con temas de estrategias del Gobierno ¿…? Y con avances en temas de certificaciones de productos, de trazabilidad en el ganado, de cuidado de suelos, que nadie está atacando y que son totalmente independientes de los aspectos que se cuestionan. Como por ejemplo el elevado nivel del gasto público respecto del PBI, por haber crecido a una tasa superior a éste en los últimos 10 años sin haber mejorado aspectos como la educación, esta sí decisiva para avanzar en la inclusión social de los sectores sociales críticos. promoviendo la igualdad de oportunidades mediante la capacitación.

Ricardo Zerbino
Vía correo electrónico


Pongo mi opinión sobre las movilizaciones, en forma anónima por favor. No soy político y no quiero serlo: soy un profesional independiente. Como escucha de En Perspectiva, siento que les debo dar mi punto de vista, ya que creo que por la prensa hay mucho sensacionalismo de distintas medidas, que muchas son falsas y toman declaraciones de las que puedan tener más prensa y no del trasfondo del asunto, al igual que el gobierno. Soy partícipe de unos de los grupos de wathsapp, estuve en una de las movilizaciones y pienso ir a Durazno también.

Lo de eliminar políticas de asistencialismo social es falso, aunque —como en todos lados— puede haber algún desbocado. Lo que si se ha comentado, es que hay una parte de las políticas sociales que son asistencialistas, pero sin obligaciones serias por parte del que las recibe.

Como asesor e hijo de productor, me consta que nadie cuestiona las 8 horas ni las mejoras que ha tenido el peón rural, que son el motor del funcionamiento de un establecimiento. Personalmente trabajo con personal de hace de más de 10 años, capataces que hemos visto crecer nuestras familias y la mejora en la calidad de vida.

Al sector lo viene afectando una baja rentabilidad de hace varios años, que hace que se empiecen a cuestionar inversiones y aumentos de productividad que traen aparejado un aumento de costos, con rentabilidades muy ajustadas, que cualquier fenómeno externo (climático, de precios internacionales) nos deja en números rojos.

Los precios de nuestros productos no son malos, si bien no están en la cresta de la ola de hace cuatro años. La productividad, por lo menos de los establecimientos que conozco de primera mano, es muy buena y se aplica distintas tecnologías de producción (tanto de manejo, como tecnológicas e infraestructura) que permiten lograr productividades muy altas, ya que tienen un manejo profesional detrás.

El problema es que nos agobian los costos de producción. Tenemos un combo que viene aumentando año tras año, desde tarifas públicas, gasoil, impuestos ciegos, mayor requerimiento de datos y trámites por parte del Estado, salarios ajustándose todos los años por encima del IPC, precio del dólar que no acompaña la inflación, baja disponibilidad de personal para trabajar en el campo y ni que hablar de especializado, repuestos, por decir algunos.

Por supuesto que esto «funde» primero a los pequeños y medianos productores, donde la dilución de costo es menor y donde en general tienen menor diversidad de producción. También fomenta que el productor chico arriende o venda su campo a empresas más grandes, que pueden diluir más los costos.

Ni que hablar de los tambos y el arroz (que no manejo). Pero en los rubros que me toca, la ganadería, máxime cuando se realiza en campos de menor productividad, es una de las más afectadas, con magros ingresos por hectárea. Los agricultores están teniendo los mismos problemas, y ni que hablar los que arriendan tierra.

También es mentira que las rentas no se hayan ajustado. Las rentas se fijan en kilos de carne por hectárea o kilos de soja por hectárea, y han ajustado en kilos ambas. Las rentas de soja han bajado entre 150 y 250 kgs/ha y los kilos de carne también, con bajas de 10 – 20 kilos de carne por hectárea. Pero esto es un tema entre privados, se está ajustando y se va a seguir ajustando.

Pero a lo que quiero ir es que hay un problema de fondo, que no es nuevo, que venía disimulado por altos precios de las materias primas (el famoso viento de cola).

El uruguayo, de cualquier partido político o independiente, está harto de cómo se exige y exprime al sector productivo y a la clase media trabajadora a cambio de pésimos servicios del Estado, con un aumento constante de empleados públicos para cubrir la ineficiencia monstruosa del Estado, gestiones pésimas, monopolios, clientelismo y amiguismo político, caprichos de corporaciones sindicales. Por eso está movilizada la gente.

Es inconcebible para cualquiera que tenga dos dedos de frente, lo de Ancap, Regasificadora, Puerto de aguas profundas, Aratirí, Pluna, Alas U, gran parte de los préstamos del Fondes. Nadie cuestiona al Fondes; el tema es como se vino ejecutando, es la muestra cabal del clientelismo político, es dar millones de dólares de todos los contribuyentes, sabiendo que igual te vas a fundir a cambio de nada y no pasa nada, nadie se hace responsable de nada.

El clientelismo político es un problema de nuestro sistema democrático, no solo de este gobierno.

De estas cosas, también está cansada la gran mayoría de la población: frentistas, nacionalistas, colorados, independientes. En los grupos de whatsapp hay muchos votantes del Frente, que lo van a seguir votando pero están hartos y cansados de estas cosas. Solamente con legislar y ponerse de acuerdo todos los partidos en profesionalizar al empleado público, empezar a reducir significativamente los cargos, eliminar los cargos políticos en los entes por personas de carrera, profesionales. ¡No gastar más de lo que entra!

Priorizando la producción y haciendo eficiente al Estado, las empresas agropecuarias y agroindustriales y todas sus conexas (desde una tornería hasta la panadería) van a desarrollar todo el resto y van a hacer sustentable todas las mejoras sociales que se han hecho y restan por hacer, no dependiendo en tan gran medida de precios internacionales. Somos un país agroexportador en gran medida, es la ventaja competitiva que tenemos.

Es cierto que tenemos mejores accesos a mercados, pero estamos limitados en los aranceles que nos cobran, ya que no hay manera de firmar un acuerdo de libre comercio (ej Corea). El Mercosur no funciona.

¿Por qué se escucha a Asti echar por delante a los votantes que los pusieron en el poder: no importa los temas de fondo, no importa el futuro del país? ¿Por qué el gobierno soporta todos los caprichos que ponen de rehén a la población de los sindicatos, entonces: acaso el pueblo votó por los sindicatos? La mayoría de la gente que votó al FA, ¿votó la máxima extranjerización de la tierra de la historia, la desaparición de pequeños y medianos productores del campo, el aumento sistemático de la carga fiscal para la clase media trabajadora, exonerar a las empresas multinacionales y no priorizar a las empresas chicas, medianas y grandes uruguayas? ¿Qué izquierda es esta: la de los gremios corporativos como de educación, Adeom, la de la gente prendida de la teta del Estado, de la inamovilidad del empleado público, no brindando educación de calidad a nuestros gurises?

Esto termina mal y creo que esta movilización de todos los sectores, no solo agropecuarios, es un aviso de que el gobierno no puede seguir siendo tan soberbio, de no darse cuenta.

La generación de riqueza del país empieza a estar comprometida. ¿Van a hacer algo nuestros dirigentes políticos, del gobierno y de la oposición? Estamos cansados de los Sendic, de los Bascou. ¿La justificación de todos ellos es el ejemplo que quieren poner en el resto de la sociedad? Realmente son un papelón, tanto el gobierno como la oposición.

¿Seguiremos siendo un país subdesarrollado?

RC
Vía correo electrónico


Últimas entrevistas relacionadas

Movilización Autoconvocados: Entrevista al economista Gustavo Licandro

Movilización Autoconvocados: “Esto comienza hoy, el partido se empieza a jugar hoy acá en Durazno”, dice Guillermo Francchi, productor y uno de los organizadores

Movilización Autoconvocados: “Esperemos que de aquí surja una plataforma que pueda ser discutida con todo el Gobierno y todos los representantes”, dice Alfredo Asti (FA)

 


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: