El balotaje y un margen más estrecho de lo esperado

Con un final cabeza a cabeza, el resultado del balotaje del domingo terminó siendo mucho más reñido de lo esperado. El lunes, durante la mañana, llegaron a En Perspectiva mensajes de oyentes atribuyendo a distintos factores los cambios en la votación: si fue el video de Manini Ríos, si fue el voto exterior, si fue la «campaña del miedo» del Frente Amplio, o si en realidad no hubo tal viraje, y de lo contrario, fueron las encuestas que le erraron desde un principio…


El voto susto cambió los resultados previstos. Muy mal hizo Martínez en no aceptar la derrota. Alienta ilusiones en aquellos que no analizan mínimamente el resultado.

Alejandro de Salinas.


Entiendo que el voto de Argentina y el video de Manini unido a la impresionante militancia fue lo que produjo la remontada. Los uruguayos somos civilistas.

Jorge.


Efecto Manini, efecto Buquebus, y puede haber habido algo del frenteamplista desencantado que al final, por lo que daban todas las encuestas, no quiso ver una derrota del Frente Amplio por paliza y terminó poniendo su voto por Martínez.


Ahora, les hago una pregunta: ¿No existió un voto oculto (de vergüenza) de votantes del Frente Amplio, que prefirieron quedarse con la estabilidad antes de votar a un Lacalle (y «volver a los ´90”)?

¿No cabe ese análisis?


El éxito del Frente Amplio no es ni Manini ni el mano a mano. Es la campaña del «cuco».

Eduardo


El no dejar hablar a sus asesores le pasó factura a Lacalle. Uno miraba los medios y siempre había alguien del Frente Amplio.

Lo de Manini ayudó también.


No sé nada de politología, pero como ciudadana creo que las causas de buena votación del Frente Amplio fueron la campaña de miedo puerta a puerta y en los medios; votos del exterior, Manini y demás.

Carolina


Buen día. No se analizan los errores de Lacalle, por ejemplo: no dejar debatir a sus asesores. O las equivocaciones, por no decir errores, en los datos que dio en el debate.

Víctor.


Todo el evento militar fue muy conveniente al Frente Amplio. Toda oveja descarriada se alineó, por miedo, con Martínez.


Propongo rebautizar el «efecto Manini» por el efecto «peligrosa falta de posicionamiento de los restantes integrantes de la coalición multicolor amparándose en la excusa de la veda».

Humilde interpretación: dejaron a la población en  vilo respecto de la capacidad de la coalición de mantener a raya a este sujeto con tintes antidemocráticos y la ciudadanía se volcó a lo seguro.


Lo que hubo fue un acertado relato de miedo de toda la dirigencia del Frente Amplio sobre los dichos de Manini y del centro militar, además de los mensajes de última hora de que podía volver la crisis del 2002.


Este empate técnico habla de que los uruguayos somos autónomos, no nos arrean fácilmente.


El Frente consiguió lo que solo el Frente podía, casi dar vuelta el resultado. No hay otra fuerza política con ese potencial en este país. En eso está lo principal de la noche. La técnica fue el miedo.

Diego de Nuevo París


La campaña de miedo dio sus frutos. Mucha gente votó por miedo. La arenga de los militantes del Frente Amplio contra los militares muestra cómo se construyó un relato para generar temor.

Del video de Manini no se enteró ni el 10 % de la población: la gente no vive a través de Twitter. La campaña masiva de miedo, más el voto Buquebus, es mucho más probable que haya incidido.


El voto a voto fue muy «casero», y no 100 % orgánico. Yo, por ejemplo cambié 2 votos «operando» solito con gente de mi entorno; mi acción es imposible de estar registrada por ejemplo…


La campaña del Frente fue mala, desde la elección de la vice a hacer una campaña apuntando a la militancia en lugar de a los desencantados, el resultado fue sorpresivamente mejor del esperado debido al voto extranjero y a la polarización de la elección, no por mérito del FA. El 27 de octubre, con prácticamente el 40 % de apoyo ya se mostraron perdedores: gravísimo error.
Lo otro que pasó en las últimas semanas, y se planteó en La Tertulia, fue la versión de que había una especie de conspiración en el Frente para que Martínez fuera el «general de la derrota». Eso lo victimizó, y ya se sabe, para los uruguayos, eso genera empatía…


Yo creo que el problema no estuvo en que Martínez y el Frente se potenciaron. Lo que sucedió, y que nadie se anima a decir, ¡es que las encuestadoras le erraron por lejos otra vez!

Walter de Guichon


Votantes en octubre de Manini se asustaron ante los hechos y reaccionaron votando al Frente Amplio. También hay colorados que jamás votarán a los blancos: dicen que sí pero no lo hacen. Entre esos dos grupos sumamos como mínimo un 6 %. Comparto los temores a Cabildo Abierto pero más aún me atemoriza el apoyo popular que tienen. Después de 15 años de izquierda, ¿cómo es posible que se hayan formado grupos tan grandes de extrema derecha?

Sergio del Prado


El Uruguayo es miedoso, conservador, quiere certezas. Sabe lo que el Frente ha logrado, pero se enoja con lo que no hizo y lo que hizo mal.
Le marcó ése enojo, pero no quiere grandes cambios. Creo que si el pensamiento social batllista gobernó tantos años, y el Frente Amplio reconoce, corrige y se actualiza, se perpetuará en el gobierno, por muchos años. Al uruguayo dale certezas. Seguridad.


Yo soy de las que iba a penalizar al frente con mi voto en blanco. Luego del video de Manini y el comunicado del Centro Militar, cambié de opinión y voté al frente.

Cristina del Prado


Disculpen pero ¿no consideran que las encuestadoras hacen un show con los porcentajes? Me parece que solamente deberían hablar de tendencias y no manejar porcentajes. Hay que darles el valor que realmente tienen y no que vendan ese show mediático y a veces algo mentiroso.

Álvaro


Las encuestadoras deberían repensar su papel en la sociedad. Crearon opinión durante un mes dando una ventaja importante de Lacalle Pou sobre Martínez y el resultado es casi un empate. Así no se hace.

Mónica


Con una mano en el corazón: ¿realmente piensan que casi 200 mil personas cambiaron de opinión en 3 días?
En las internas, con el partido colorado, le erraron feo….con Cabildo Abierto también.
El decir que las encuestadoras cuando le aciertan «hicieron un buen trabajo», y cuando le erran es porque «la gente cambió de opinión”, es subestimar la inteligencia del pueblo.
Estoy seguro de que las encuestadoras, en la interna, saben que se equivocaron…. pero no es “políticamente correcto” admitirlo, debería regularse más este tipo de elementos.

Fabián

 


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por Whatsapp: 091 525 252
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Del Frente a Partido Nacional y Partido Colorado mano tendida para aislar al fascismo. Estos últimos deberían darse cuenta lo que tienen en la coalición. Pura y dura la extrema derecha, hoy visible. Afortunadamente visible. El » cerco sanitario» republicano es necesario y posible. Rodolfo

    Reply
  2. Por qué hablan de campaña del miedo y no de que los uruguayos entre dos modelos de país preferíamos el planteado por el FA?
    Se mencionan todos factores externos y se minimizan o ignoran las virtudes y logros del gobierno.

    Reply
  3. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Me sorprende que se insista con el voto del exterior, Si hubo voto del exterior, lo hubo el 27 y el 24 y no solo el 24 porque la cantidad de votantes en ambas fechas solo se diferenció por 148 votos. Esos 148 son el neto de aumentos y disminuciones en los votos en los diferentes departamentos. Solo Montevideo, Florida, Canelones y Paysandú aumentaron sus votantes el 24. Todos los demás disminuyeron pero los aumentos y las disminuciones no llegaron a 2500 votos.
    Si hubo más votos del exterior el 24 también hubo ese día más gente residente que se quedó en su casa que la que lo hizo el 27. Sobre la incidencia de los demás factores, podemos enunciarlos pero lamentablemente no podemos cuantificarlos y entonces no podemos despejar la incertidumbre. No olvidarse que hay un factor que puede jugar también que es el error de las encuestadoras que no tienen patente de infalibles ni mucho menos.

    Reply

Escribir Comentario: