Calles y veredas: quién por dónde

A las motos y bicicletas, que disputan las calles pero también las veredas al tránsito vehicular y a los peatones, violando muy a menudo las normas de tránsito, se suman ahora los monopatines eléctricos. Varios oyentes no quedaron satisfechos tras los anuncios de César García, consejero del Sistema Único de Cobro de Ingreso Vehicular (Sucive).


Hoy escuché la entrevista a César García, que me generó muchas dudas y sensaciones.

En la vida trato de moverme según las normas establecidas, porque creo que son una forma de ordenarnos como sociedad. Me parece perfecto, entonces, que traten de darle un orden a estos nuevos paradigmas en el tema movilidad. Pero hay un “pequeño” inconveniente que se suma a lo que ya había: hace mucho tiempo que en Pocitos se ve motos que van por la vereda o por zonas parquizadas, para no hablar de los famosos deliveries que circulan muchísimas veces a contramano.

La clave en todo esto es entender que la ciudad es un sistema, la educación y una efectiva fiscalización. No sirve de nada que se imponga un conjunto de reglas a un usuario de patinete eléctrico y que el peatón que comparte por breves instantes el mismo espacio no haga su parte (por ejemplo, no obstaculizando la bicisenda, o no mirar antes de cruzar una).

En mi caso particular me muevo en coche, bicicleta y por supuesto soy peatón. Me pasó que iba un vehículo por la rambla y entró a la estación de servicio sin percatarse de que una bicicleta iba a cruzar esa entrada por la bicisenda. Como acostumbro ir viendo cómo se mueve el tránsito a mi alrededor, pude adelantarme a esta situación y logré frenar antes de ser tocado. La respuesta de esta persona fue “No te vi” (aclaro que ando con luces día y noche y ropa visible).

Por esto, mi pregunta es ¿cómo van a lograr que un patinete eléctrico no supere los 15km/h en zonas de bicisenda, por dar un ejemplo, cuando existe tanto descontrol en el resto de los ítems que conforman el tránsito?

Insisto en que el peatón debe hacerse cargo de sus acciones porque es un jugador más. No puedo subir a la vereda como peatón sin antes verificar que es seguro porque puede pasar una bicicleta, alguien en rollers, patinetes, etc.

Sin dudas este tema seguirá su desarrollo, porque así también seguirá el tema de la movilidad, cuando aparezca el próximo monopatín y sacuda nuevamente el tablero.

Uri
Vía correo electrónico


En Br. Artigas las bicicletas van a velocidad de calzada por las aceras, en los lugares señalados.

Y se ve por allí a las madres con sus cochecitos de bebé, y a ancianos arrastrando los pies porque es más fácil caminar por ese asfalto plano.

Héctor, La Blanqueada
Vía correo electrónico


Mi barrio tiene muchas calles flechadas (entre ellas Av. Rivera, que parte en dos a Malvín y Punta Gorda) y, para ahorrar distancias y evitar multas, se ha hecho común que a toda hora los repartidores en moto usen las veredas en dirección contraria a la de la calle.

Como consecuencia, el año pasado y en mi cuadra, un vecino murió atropellado en la vereda por una moto de reparto de pizza y meses  antes, en la misma cuadra, una señora resultó lesionada por la moto de otro repartidor.

¿Quién y cómo puede evitar ese “uruguayismo” típico? ¿Y ahora también monopatines eléctricos?

Jorge, Punta Gorda
Vía correo electrónico


Nota relacionada

Bicicletas y monopatines eléctricos: Impulsarán regulación de lugares de circulación y estacionamiento, velocidad, contratación de seguro, elementos de seguridad y edad


Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario