Medidas de la realidad

La Mesa de los Lunes comentó la ocupación del liceo 18 para impedir la realización de las pruebas PISA de evaluación internacional, y, en el segundo tramo, el servicio online lanzado por el Ministerio del Interior para chequear noticias falsas sobre supuestos delitos que circulan en redes sociales, y contrarrestar información falsa que genera “alarma pública” y desvía la atención policial hacia eventos “falsos”. Sobre ambos temas llegaron opiniones desde la audiencia.


Pruebas PISA

Lamento no tener la posibilidad de intervenir en un tema de mi especialidad.

Distintos países tienen organismos responsables de la evaluación de su sistema educativo y al mismo tiempo participan sistemáticamente en proyectos internacionales de evaluación. Lo mismo debería hacer nuestro país. Las evaluaciones nacionales e internacionales no son excluyentes sino complementarias.

PISA es una evaluación educativa internacional de muy alto rigor técnico.

¿Cuál puede ser el motivo para rechazar compararnos con respecto a un punto de referencia externo de logros y resultados? Reacción defensiva absurda.

Fácilmente se puede inferir que esta reacción defensiva no se reduce a PISA. Sabemos que algunos resistirán cualquier acción que se lleve a cabo para medir y evaluar resultados de los aprendizajes. Ya estaremos viendo reacciones de rechazo dirigidas hacia el sistema de evaluación estandarizada externa –Aristas– que el Ineed se encuentra desarrollando. Son reacciones de rechazo a la evaluación educativa.

Guillermo Fossati
Vía correo electrónico


Noticias falsas

Un estudio reciente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) demostró que las noticias falsas se propagan más rápido y  muchísimo más lejos que las noticias verdaderas. Esto no hay como no tenerlo en cuenta.

Juan Carlos Schroeder
Vía correo electrónico


Hay una fuerte dosis de pensamiento mágico al hablar de la responsabilidad en lo enviado en las redes. Un diario de renombre publicó una noticia falsa sobre el hijo del presidente de la República con motivo de las cámaras de la AUF, con un mero condicional: “Sería propiedad de…”. Y no hubo rectificación ni autocrítica.

En Brasil hay medios que se juntaron para chequear noticias falsas, aquí preferimos la “responsabilidad” de los nicks de Twitter, sin referencia personal.

Pablo Coniglio
Vía correo electrónico


No veo motivo para cuestionar los esfuerzos para identificar a quienes propagan noticias falsas, y menos si hacen a campañas que inventan problemas de seguridad.

La propagación de noticias falsas es un problema serio para la democracia, para la convivencia humana, y así se lo ha entendido en todo el mundo. Hoy mismo, el New York Times informa sobre las medidas que han tomado Facebook, Youtube y Microsoft que, en sólo tres días, han cerrado decenas de millones de cuentas, verdaderos centros creados para atacar a las instituciones. (Ver «El ciberataque a la democracia y el combate a la desinformación»)

Pero no es suficiente, dice el NYT: “Si encuentras una cucaracha en la cocina, tal vez te sientas mejor por haber capturado a la maldita. Si encuentras otra y después otra más muy pronto empiezas a preguntarte si deberías quemar la casa”.

Para no hablar de cuentas falsas en nuestro medio dedicadas a propagar calumnias a tiempo completo por todas las vías, incluso a través de los espacios de comentarios de los lectores en los medios escritos, radiales y televisivos, hace poco me llegaron denuncias sobre supuestos delincuentes que estarían actuando en el interior del país. Una de esas cadenas denunciaba a un supuesto “peligroso rapiñero” que estaría actuando en Rocha (con todos los adjetivos imaginables), con la fotografía de un hombre de facciones totalmente comunes, y llamaba a darle caza.

Seguramente el 90% o más de quienes reenviaban el mensaje creían que realmente era un peligroso rapiñero que asolaba a Rocha, sin advertir que el de la foto era “El Chapo” Guzmán, narcotraficante mexicano preso en Estados Unidos. Tal vez quien inició la cadena sea un bromista que se divertía comprobando cómo crecía su mentira, pero ¿qué ocurre si algún apresurado se cruza con algún pacífico vecino cuyo aspecto le recuerda al “peligroso rapiñero” y decide “darle un escarmiento”?

Jorge
Vía correo electrónico


Notas relacionadas

La Mesa de los Lunes: Docentes ocuparon liceo para impedir realización de pruebas PISA

Robert Siva (Codicen): Ocupación de liceo para impedir pruebas PISA “parte de supuestos muy erróneos”: “Muchos somos los docentes que estamos cansados de estas cosas”

Documento: Comunicado del núcleo sindical del liceo 18 por ocupación contra las pruebas PISA

La Mesa de los Lunes: Ministerio del Interior lanzó servicio para chequear noticias falsas


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: