El crecimiento de la delincuencia, en paralelo con el de la marginación

Mientras La Mesa discutía las declaraciones del director nacional de Policía, inspector Mario Layera, varios oyentes enviaron sus comentarios. Layera manifestó (El Observador de este sábado) que se hace más difícil combatir el delito, y destacó la incidencia del consumo de drogas y el narcotráfico. Señaló también que el Ministerio de Desarrollo (Mides) no comparte con el de Interior toda la información de la que dispone, al igual que la Anep y el BPS. “Un día los marginados van a ser mayoría. ¿Cómo vamos a contenerlos?”, preguntó.


Soy profesora de Historia y socióloga. He sido docente en la Universidad Católica. Desde 1999 trabajo en integración social de jóvenes marginados a educación secundaria: comencé haciendo el nexo entre el Ministerio del Interior y Secundaria a través de un programa de seguridad ciudadana llamado Red de Casas Jóvenes, culminé mi carrera en la Coordinación General de Aulas Comunitarias entre 2007 y 2017.

En todos estos años he visto exactamente lo que plantea el inspector Mario Layera, y en muchas ocasiones trabajé este tema con docentes, directivos y sociedad civil.

El Programa Aulas Comunitarias fue una expresión de lo mejor de la coordinación Estado – Estado y de la coordinación Estado – Sociedad Civil. También es un ejemplo de cómo articular lo mejor de todos los ministerios, la sociedad civil y Educación Secundaria para lograr que esos chicos en riesgo desarrollen proyectos de vida integrados, donde el estudio tiene un lugar central. Por supuesto son adolescentes que tienen vínculos débiles con Secundaria pero no delincuentes declarados; son familias frágiles pero con todos se puede trabajar.

La estructura que tuvo Aulas Comunitarias hasta 2017 contiene en sí misma la semilla de muchas respuestas a los problemas que plantea Layera. Se trata de desarrollarla a escala, pero falta decisión política y fuerza de cada ministerio para ver la potencia de la interinstitucionalidad.

Conocimos a miles de esos jóvenes y trabajamos con sus familias, y también vimos el deterioro profundo de las normas de convivencia en las comunidades de los márgenes de las ciudades de Uruguay. Sabemos cómo trabajar con ellos, tenemos una metodología de abordaje típica de las Aulas Comunitarias y, si bien la mayoría se han cerrado, quedan cinco abiertas que siguen demostrando que es posible trabajar con esos jóvenes y sus familias.

Les pido que consideren seriamente por lo menos explorar algo de lo que la prensa ha ido planteando sobre Aulas Comunitarias. Creo en verdad que es necesario observar las buenas prácticas y sus resultados para no volver a «inventar» lo que ya existe.

En un artículo que escribí para revista Obsur, planteo que el cierre definitivo de este programa es tan terrible como la condena de Sísifo.

Alejanda Scafati
Vía correo electrónico


Obviamente es complejo el problema de la inseguridad, y es un largo proceso de deterioro. Pero se me ocurre una dimensión más, no considerada: el impacto en el imaginario colectivo de ciertas series televisivas, por ejemplo “Narcos”. Hoy vemos el aumento de la violencia y la lucha de bandas por ser el próximo Pablo Emilio Escobar. Y, por otro lado, “La casa de papel”: emergen bandas dispuestas a volar cajeros automáticos buscando grandes botines, hasta con cierta idea de no estar robando a la gente sino al sistema.

Rodrigo Vera
Vía correo electrónico


Seguro hay varios dirigentes de izquierda con ganas de decirle a Layera que no está permitido decir la verdad. Layera, con lo que afirma, expresa frustración, impotencia para hacer y fracaso. Se perdió el control de la cosa.

Guillermo Fossati
Vía correo electrónico


Sr. Mazzarovich:

Con la habilidad que le caracteriza, Ud. intentará defender la posición del gobierno –que he votado en los dos anteriores períodos– ante las declaraciones del Sr. Layera.

Es muy triste haber escuchado del Sr. Cotelo su intención de entrevistar a distintas autoridades respecto a estas declaraciones y no haber encontrado eco en ninguna repartición involucrada en el tema.

Sepa Ud que en algún momento he pensado votar nuevamente al FA si el candidato fuera el Ing. Daniel Martínez, pero a esta altura ya veo que él tampoco podrá cambiar la mentalidad de varios gerontes y sus adlátares, que pretenden seguir atornillados en sus asientos, razón por la cual pagaré la multa correspondiente, ya que mi opción –no votar– no es posible.

Me gustaría escuchar alguna autocrítica en este y en otros temas, llámense Ancap, Pluna,Alur, Asse, pero esa palabra no está en el diccionario que utilizan los gobernantes de turno.

No pretendo ni la lectura ni el comentario de estas líneas; simplemente me alcanza con que llegue a sus manos y tal vez se tome un minuto para su lectura.

Aún teniendo mis discrepancias con Ud., lo saludo atte.

Elder Juan José Coirolo Hunter
Vía correo electrónico


Con esas declaraciones del inspector Layera recordé una canción de “Agarrate Catalina” de hace unos años: “La violencia”. Más que una canción fue un recorte duro de la realidad. Muchos miraron para el costado

Palmira Martínez
Vía correo electrónico


Nota relacionada

Mario Layera citado al Parlamento a explicar sus dichos sobre seguridad. La Mesa de los lunes.


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: