Sobre la situación de la casa de Clemente Estable

Estimado Emiliano: en el día de la fecha, a raíz de los mensajes sobre el Dia del Patrimonio (mayoritariamente positivos, sobre una celebración que cumple 25 años), me sentí impulsado a comunicar – sintéticamente – la situación de la casa de Clemente Estable.

Aclaro, desde ya, que tanto aquella, como esta comunicación, la hago a título exclusivamente personal por lo que enseguida diré. Esto implica también que asumo las consecuencias que la misma pueda tener en el futuro por mi actuación en el tema.

Integro la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación desde 2015 y continuo en ella por voluntad de las autoridades actuales que decidieron mantener a dos miembros del período anterior para generar una suerte de “memoria institucional” en el quehacer de la Comisión.

Este lapso del desempeño de un cargo honorario, me permitió ser parte activa en los últimos acontecimientos de dicha finca, a saber:

  1. La casa es propiedad del Estado y MHN, habiendo sido la residencia del Sabio y su familia, incluso de su hijo Clemente, actualmente muy anciano y diagnosticado de Alzahimer…
  2. La casa está deshabitada, y hoy en día carece de servicios de agua y luz, fruto de que la Fundación Estable (constituida mayoritariamente por familiares directos) que estaba a cargo de la finca, se fue desintegrando por fallecimientos sucesivos y en consecuencia fue cerrada, conteniendo toda la obra de Estable (bibliotecas en tres idiomas, correspondencia, manuscritos etc)
  3. Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019 la casa fue robada en cinco oportunidades. Desaparecieron, entre otros bienes muebles, una acuarela que el pintor José Cúneo obsequiara a Clemente Estable en su cumpleaños No. 70, títulos del Sabio, luminarias de bronce y otros muebles. Esta circunstancia, hizo que – como suele suceder en la dinámica interna de la Comisión – un miembro (en este caso el suscrito) tomara a su cargo el tema. Ello me llevó a relacionarme con las autoridades de la Fundación Clemente Estable (FUCLES) y a mantener informada a la Comisión de las alternativas de la situación.
  4. Con gran esfuerzo, se logró generar una guardia PRESENCIAL en la finca, lo que desestimuló el vandalismo. La guardia fue suspendida por falta de recursos. Los miembros de la familia Estable sufragaron los gastos para generar mecanismos adicionales de seguridad en la casa, gastos que han sido reclamados y que hoy a casi dos años de los hechos, no han sido reembolsados. Se colocó además una luminaria en el frente de la finca, mediante gestión ante la Intendencia de Montevideo. Se iniciaron gestiones para que la Dirección de Arquitectura del MTOP encarara una intervención básica en la finca (instalación eléctrica y sanitaria pues cocina y baño fueron vandalizados) gestión que nunca se concretó en el período pasado y cuyo trámite se intentó impulsar en el presente, lo que todavía no se ha llevado a la práctica…
  5. Paralelamente, fui invitado a integrar la Fundación Estable que renovó sus autoridades, y puso al día sus documentos hasta recuperar la personería jurídica (suspendida luego del censo que llevara a cabo el MEC en abril de 2019).
  6. Desde mediados de 2019 se sucedieron las ya mencionadas gestiones para que el MEC (a través del MTOP como quedó dicho) llevara a cabo las mínimas mejoras señaladas, en el entendido de que la finca sigue siendo propiedad del Estado y que no existe vínculo jurídico entre el Estado y FUCLES. El planteo de aquella época y que sigue vigente es que – recuperados los servicios mínimos de la finca – se pueda consagrar un marco jurídico no solo para la finca, sino para el acervo en su interior.
  7. Si bien la intención de las actuales autoridades del MEC era llevar adelante esas obras para este día del Patrimonio, ello no se verificó, por lo que la casa sigue en estado de abandono (pues ni siquiera se ha podido desmalezar el enrome predio que rodea la casona).

Hasta aquí los hechos, que me apresuro en comunicar, en primer lugar porque me siento personalmente responsable de un mensaje que sacado al aire (esa fue mi primera intención) denuncia una situación CIERTA pero que puede tener diversas lecturas.

En segundo lugar, reafirmar que esta comunicación no involucra mas que al suscrito, cualquiera que sean las consecuencias de la misma.

Por último, reconocer  el formidable profesionalismo con que En Perspectiva encara todos los temas que toma para su tratamiento y aspirar (una vez más, a título personal) a que en el futuro, se pueda contar con el interés del programa en las futuras acciones que se puedan emprender para recuperación de un legado incunable que hoy, lamentablemente, está a merced de lo que puedan resistir los cerramientos de la finca.

Dr. Enrique Machado Uriarte.


¿Cómo te comunicás con En Perspectiva?

Por Whatsapp: 091 525 252
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: