Plan Ceibal: “Mucho camino recorrido”

Cuando se habla de las “ceibalitas” no se conoce lo mucho que se ha recorrido en Uruguay, dice Víctor desde la audiencia, y comenta cómo el Plan Ceibal actúa, por ejemplo, en pequeñísimas escuelas rurales.


Seguramente no muchos conocen cómo funcionan las escuelas públicas por dentro: cómo las maestras se relacionan con los niños en lo académico, en los recursos que manejan, etc., por ejemplo cómo encaran los deberes o trabajos domiciliarios. Me refiero a lo que me contó una de ellas, a lo que llaman “la plataforma”.

Los niños tienen sus ceibalitas y la maestra les envía, por ejemplo, un problema de matemática. El alumno entra en “la plataforma” y desde allí intenta resolver el problema. “La plataforma” lo corrige y, si hay errores, le envía otro ejercicio con el mismo tipo de problema que el alumno intenta resolver; nuevamente “la plataforma” se lo corrige y, si continúa con los mismos errores, “la plataforma” le envía un texto que el alumno pueda estudiar para resolver el problema.

Me decía la maestra que hay miles de ejercicios en que los alumnos pueden recurrir a “la plataforma”.

Tengo entendido que en los organismos públicos se da oportunidad a los funcionarios que no completaron el liceo para que puedan terminarlo con clases semipresenciales, y también lo hacen mediante una “plataforma”.

Yo estoy bastante metido en la tecnología y me doy cuenta de que aquí hay mucho trabajo, y cuando se habla con mucha naturalidad del Plan Ceibal y de las “ceibalitas”, no se valora lo mucho que se ha recorrido en este aspecto.

Conozco algo de lo que se hizo en Argentina. El gobierno anterior puso en marcha un plan llamado “Internet para todos” o algo así; entregaron computadoras a los alumnos pero luego no le pusieron contenidos; hoy ya no funciona y para los niños no significa nada tener o no una computadora en la casa. En Brasil tampoco hay algo parecido a lo que tenemos aquí.

Escuché esta mañana que en el presupuesto solo habían aumentado los salarios de los docentes, pero me parece que en infraestructura se está haciendo mucho, y hay mucha gente trabajando para que esto, que parece tan natural, esté funcionando.

La maestra con la que hablé da clases en una escuela rural a la que concurren solamente tres alumnos. A otra que está en la zona van unos 15 niños y a otra van apenas dos. Las maestras se agrupan para trabajar juntas y hacen actividades con los padres y con los alumnos de todas las escuelas de la zona.

De estas cosas poco se sabe; por lo menos yo pregunté en mi entorno y a amigos que no tienen hijos en edad escolar, y nadie tenía idea.

Víctor Castaño
Vía correo electrónico


Nota relacionada
Diez años del Plan Ceibal: Transmisión especial desde su sede en el LATU


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

> Por SMS: 55511
> Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: