Sindicatos, corporaciones y servicios esenciales

Hay servicios que son esenciales por su propia naturaleza y una ley debería asegurar una buena remuneración al personal involucrada, pero al mismo tiempo exigírsele que los cumpla, dice desde Rocha un oyente que se define como sindicalista desde 1978.


Soy integrante de esta gran Mesa o Tertulia desde la década de 1990, me siento orgulloso de ello, y regularmente escribo para participar.

De la confrontación de ideas surgen grandes acciones. El debate nos enriquece y nos mantiene vivos.

Recuerdo muchos temas tratados en los análisis de las Mesas-Tertulias, y uno recurrente es el de los «servicios esenciales» que, apelando al sentido común, son sencillos de apuntar: comida, agua, salud, vivienda, seguridad, educación, paz. Podríamos extendernos pero, básicamente, para vivir dignamente los seres humanos debemos asegurar ciertos derechos que la Constitución respalda, y personalmente aspiro a que todas las sociedades del mundo se lo propongan y lo logren.

Nuestro país, que goza de una buena democracia a la que valoramos pues la recuperamos, que tenemos buenos pensadores, buenos abogados y buenos periodistas, deberíamos redactar una ley que nos asegure la permanencia o estabilidad de los servicios esenciales para que no sean usados por corporaciones para presionar a su favor.

Me molesta muchísimo enterarme de conflictos en momentos clave y en servicios clave, con sindicatos que operan como corporaciones sin mirar a la sociedad en la que viven.

Soy sindicalista desde 1978 y gozo de conquistas de mi sindicato bien logradas y merecidas. Pero se debe practicar un buen sindicalismo para que sea una buena herramienta.

Debemos entonces legislar para de una buena vez determinar cuáles serán los servicios esenciales, y redactar una buena y sencilla ley, y que sea cumplida.

Quienes trabajen en esas áreas de servicios deberán ser preparados, educados para tal función, serán bien remunerados, pero serán exigidos en su cumplimiento. Puede que sea utópica la idea, me gustaría el debate.

Felicitaciones por el libro, saludos a todos los meseros.

Marcos Graña, de Alférez, departamento de Rocha
Vía correo electrónico


¿Cómo te comunicás con En Perspectiva?

> Por SMS: 55511
> Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net
> Por Facebook: En Perspectiva

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: